Formación/Empleo

Las 10 cualidades más importantes de un director de TI

Un perfil básico

Cuando una organización se enfrenta a la búsqueda y contratación de un Director de Sistemas de Información, debe en primer lugar intentar diseñar las cualidades básicas que deben arropar a ese nuevo ejecutivo. El ejercicio no es fácil, por ello a continuación se detallan esas diez características más importantes que debe poseer un Director de Sistemas.

Aunque el orden exacto de prioridades varía de una compañía a otra y de una situación a la siguiente, los que siguen son los diez pre-requisitos más importantes a tener en cuenta en las búsquedas de CIOs.
1.- Capacidad para reclutar, desarrollar profesionalmente y retener a profesionales de Tecnologías de la Información de alta calidad. Sorprendentemente, esta cualidad crítica no ocupa en muchas ocasiones los primeros lugares en la lista de atributos requeridos para un CIO excelente, y muchas veces no aparece siquiera.
2.- Experiencia internacional o mundial. Es probable que este requerimiento no hubiera estado en la lista hace 10 años. Al intentar las compañías servir a sus localizaciones de actividad internacionales, y hacerse más frecuentes las adquisiciones transnacionales de empresas, se espera generalmente que un CIO de alto nivel posea una capacidad de apreciar otras culturas y comprenda la forma de hacer negocios en mercados extranjeros. En ocasiones se requiere el conocimiento de un mercado, país o idioma específico. De forma más general, se busca un carácter abierto y el conocimiento, basado en la experiencia, de que hay formas diferentes de interactuar y modos diferentes de hacer negocios en otras partes del mundo.
3.- Conocimiento y experiencia sobre un sector específico. Las empresas insisten en encontrar CIOs de su propio sector, como el bancario, seguros, hoteles, energía, etcétera. En ocasiones, una empresa busca precisamente lo contrario: que el puesto de CIO sea ocupado por una persona procedente de otro sector, en un esfuerzo por importar nuevas ideas y conocimientos de un sector de mayor progreso dentro de la economía.
4.- Capacidad para crear y gestionar el cambio. Este es un requerimiento muy frecuente y muy importante.Cambiar el status de la función TI, convirtiéndola de una necesidad operacional a un elemento estratégico, es la máxima prioridad en este caso. También se busca con frecuencia la capacidad de crear un cambio en los procesos operativos y comerciales de la empresa, tanto en eficiencia como en capacidad competitiva. La reingeniería de los procesos comerciales y una mejora continuada de los procesos son dos cosas que están generalmente en la mente de los presidentes ejecutivos al buscar un CIO, en especial en situaciones económicas difíciles.
5.- Capacidades de comunicación. La capacidad de articular inteligentemente una estrategia o un sentimiento de forma clara y apropiada es absolutamente imprescindible para un CIO. A esto hay que añadir unas capacidades excelentes para escuchar, así como para la negociación, persuasión y resolución de conflictos. Esto puede abarcar la palabra escrita, la comunicación verbal cara-a-cara, la habilidad para la comunicación en grupo y la aptitud para hablar en público.
6.- Capacidades de gestión. La capacidad de dirigir y supervisar a personas, proyectos, recursos, presupuestos, vendedores y otras entidades colaboradoras es esencial. De un jefe excelente se espera también una aptitud para crear equipos, para la motivación y para el asesoramiento. Establecer prioridades, asignar los recursos apropiados ante esas prioridades, y terminar los proyectos a tiempo y dentro del presupuesto se consideran siempre como requerimientos clave para un CIO de alta calidad.
7.- Capacidades de relación interpersonal. Desde el punto de vista del presidente ejecutivo o del director de operaciones en busca de un CIO, tanto para un nuevo puesto o como sustituto, una disfunción en las relaciones o una comunicación deficiente entre el CIO y otros directivos y jefes de unidades comerciales es un motivo de fracaso muy corriente y que suele observarse con frecuencia. Ese requerimiento se extiende también para incluir la interacción con los clientes, proveedores y firmas colaboradoras. El establecimiento de relaciones lleva a la comunicación interpersonal a un nuevo nivel, para establecer y mantener un fuerte grado de comprensión, relación mutua, unión y confianza entre las personas.
8.- Capacidad y competencia comercial. Tanto a los ojos de la dirección senior como de los demás directivos, la deficiencia más visible y frustrante de los CIOs es la ausencia de conocimiento y capacidad comercial. Los CIOs que no hacen un esfuerzo importante o no tienen la capacidad de desarrollar un conocimiento en profundidad sobre el sector al que sirven y sobre la estrategia comercial de la compañía están condenados al fracaso, ya que están inherentemente limitados respecto al valor que pueden aportar al progreso y al bienestar de la empresa. De forma similar, una base sólida sobre los principios de la contabilidad, las finanzas, la gestión de la cadena de suministro, y los canales de marketing, ventas y distribución, tanto tradicionales como online, es imprescindible para el éxito.
9.- Capacidad y experiencia en alinear y utilizar la tecnología para ventaja y beneficio de la empresa. Este requerimiento es siempre crucial en el proceso de especificación para la búsqueda de un CIO. Facetas específicas de la tecnología, como los ERPs, infraestructura Web, gestión de relaciones con clientes (CRM), automatización de la fuerza de ventas, data warehousing y otras similares suelen aparecer con frecuencia, pero son reducidas generalmente a un status de “preferibles” o simplemente “convenientes”.
10.- Y el requerimiento número uno para el cargo de director de información es la capacidad de liderazgo. Esta es la cualidad que no sólo aparece siempre en toda especificación para la búsqueda de un CIO, sino la que con mayor frecuencia ocupa el primer lugar y es señalada con mayor énfasis. La capacidad de liderazgo es esa cualidad subjetiva pero fácilmente discernible que diferencia a los grandes CIOs (y, por cierto, también a los grandes jefes) de los CIOs simplemente buenos. Los líderes son personas especiales, con visión de futuro, apasionados, capaces de inspirar a los demás, inteligentes, carismáticos, con confianza en sí mismos, influyentes, dispuestos a asumir riesgos, capaces de infundir aliento, positivos, seguros, con ideas creativas, en busca de objetivos, colaboradores, dispuestos a ayudar, con principios, honorables, justos y abiertos. Los líderes sirven como modelos a seguir. Estimulan la creación de ideas y extraen lo mejor de quienes trabajan con ellos, concediéndoles el mérito correspondiente. La capacidad de liderazgo es la mejor moneda de la que una persona puede disponer en su carrera profesional.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers