La Universidad Complutense y el Parque Científico de Madrid invierten 695.000 euros en infraestructura

El Centro de Supercomputación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Parque Científico de Madrid han ampliado su capacidad de cálculo con la adquisición de dos servidores de SGI, lo que ha supuesto una inversión de 695.000 euros en total. Los dos son modelos Altix 3700 Bx2, aunque mientras la adquirida por la UCM tiene 64 procesadores, la del Parque cuenta con 24. Como explica Francisco Tirado, catedrático de la UCM, director del Centro de Supercomputación de ésta y también del Parque Científico de Madrid, los motivos de estas adquisiciones son diferentes pues mientras en el primer caso se pretendía sustituir una máquina Origin 2000, también de SGI, en el caso del Parque, el Altix complementa la actividad de otras máquinas como un servidor de base de datos de Sun que da soporte a los servicios de genómica y proteónica, y a un servidor de cálculo en cluster de HP.
“Aunque estuvimos analizando servidores de compañías como HP, Sun, Bull y Catón, nos decantamos por SGI porque su máquina Altix, que tiene entre 4 y 8 procesadores menos que las otras, tiene capacidades de memoria compartida, además de cumplir nuestros requisitos de volumen, consumo y disipación de calor”, asegura Tirado.
Éste apunta que, en el caso de la UCM, el Altix se utilizará de forma dual, integrando dos entornos virtuales: “Uno dará soporte de cálculo a los investigadores de la Universidad y sustituye a un Alphaserver de HP; y el otro entorno proporcionará un soporte especializado de la UCM para usuarios externos”.
Para el Parque, el servidor proporcionará un servicio de computación para los grupos de bioinformática, proporcionándoles un servicio de cálculo para hospedar aplicaciones.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers