La tecnología reduce las distancias en la sanidad rural

Mejora el servicio al paciente

No recibir atención médica a tiempo tras sufrir un problema de salud, como un infarto o un politraumatismo debido a un accidente, puede hacer que el paciente llegue a perder la vida. La FMR ha creado una iniciativa para evitarlo mediante las TI.

Perder la vida por no llegar a tiempo a un centro hospitalario tras sufrir un incidente grave de salud es bastante común en zonas rurales. Para evitarlo, los responsables de la Fundación Médico Rural (FMR), con la colaboración de Telefónica Móviles, Siemens y Ford, han promovido el Proyecto Siglo XXI, una iniciativa que contempla el uso de la telefonía móvil y el GPS para mejorar la atención al paciente grave en zonas desfavorecidas.
“El tiempo es el gran factor de riesgo para los pacientes graves, como son los afectados por infartos o los que han sufrido un accidente de tráfico. Según las estadísticas, si se trata a estos afectados de forma inmediata, su vida se salvaría y las secuelas se minimizarían. Así que pensamos crear la FMR en agosto de 2002 con el fin de buscar un método para reducir estos tiempos de atención y mejorar sustancialmente el servicio al paciente”, apunta Juan María Iglesias, director médico de la FMR.

Asesoramiento médico de urgencia
Así fue como surgió el Proyecto Siglo XXI, destinado a mejorar la atención al paciente grave en las zonas más desfavorecidas, como los entornos rurales. La iniciativa, apoyada con la tecnología pertinente de Telefónica Móviles, Siemens y Ford España, consiste, según Iglesias, en “dotar al médico del pueblo de la tecnología necesaria para que el médico del hospital de referencia pueda ayudarle de forma remota a estabilizar la patología grave del paciente”. El sistema empieza a funcionar después de recibir una llamada de urgencia en el 112. A partir de ese momento, a través un sistema de gestión de flotas se identifica el recurso médico más próximo y se desplaza al lugar de la urgencia al personal sanitario perteneciente al PAC (Punto de Atención Continuada) en un vehículo dotado con localizador GPS, transmisor de datos y aparatos de electromedicina. Una vez que ha llegado, el médico es asistido y asesorado en tiempo real a través de un teléfono móvil con tecnología GPRS por especialistas del hospital de referencia, que le explican cómo estabilizar al enfermo y aplicar un tratamiento de choque. “El sistema GPRS es importante porque no sólo permite que el médico rural sea ayudado a través de la voz, sino que le brinda la oportunidad de enviar la analítica y el electroencefalograma del enfermo al profesional del hospital, de modo que éste puede contar con datos más exactos para elaborar el diagnóstico adecuado –señala Luis Miguel Maldonado, director técnico de FMR–. Además, este sistema permite que, cuando el enfermo es trasladado al centro sanitario, allí ya esté todo preparado para una intervención inmediata”.

En fase de difusión
El proyecto actualmente se encuentra en fase de difusión, aunque el objetivo de la FMR es que este año se implante a modo piloto en un centro hospitalario de referencia de diez comunidades autónomas, entre las que destacan Castilla-La Mancha, Castilla y León, Murcia, Extremadura, Valencia, Andalucía, Navarra y Madrid. “Creemos que las administraciones autonómicas verán con buenos ojos el proyecto”.
Hay que destacar que el Ayuntamiento toledano de Domingo Pérez ha cedido unos terrenos a la FMR para que ésta cree allí un centro de investigación para mejorar la atención médica rural mediante las TIC. La idea de crear la FMR le surgió a Juan María Iglesias después de que se pusiera en contacto con él la familia de un habitante de Domingo Pérez, que falleció al llegar a tiempo al hospital tras sufrir un infarto.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers