Comunicaciones

La Historia de Salud Digital como núcleo del sistema

El SAS ofrece asistencia sanitaria en tiempo real

Preservar y garantizar el derecho a la salud de los ciudadanos en cualquier momento y lugar es el objetivo que el Servicio Andaluz de Salud se marcó con la puesta en marcha de una estrategia digital centrada en el usuario. La informatización de la red de Atención Primaria, la creación de una gran base de datos de usuarios de Andalucía y la puesta en marcha de una red interconectada en tiempo real para acceder a la Historia de Salud Digital son sus logros, sustentados en la plataforma tecnológica de Sun Microsystems.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) es una de las instituciones fundamentales de la Comunidad Autónoma de Andalucía. No en vano maneja un alto volumen de recursos, cuyo presupuesto para el ejercicio 2002 es de 5.733 millones de euros, con objeto de atender las necesidades de salud de 7.300.000 potenciales usuarios del sistema en el que trabajan 80.000 personas y cuya cobertura de red pública es de 33 hospitales, 34 agrupaciones de distritos de Atención Primaria (1.438 centros), tres áreas sanitarias y un total de 1.508 edificios donde se atienden y ofrecen servicios de salud a los ciudadanos.
Bajo el compromiso de prestar servicios sanitarios públicos de calidad y eficiencia a sus usuarios, el SAS afronta en el año 1995 un profundo plan de modernización y reestructuración de todo su sistema que se sustenta en la aportación innovadora de las nuevas tecnologías. Para ello se inicia un proceso compartido entre el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y la Junta de Andalucía que contempla el desarrollo de una aplicación específica para esta comunidad que permita realizar los procesos de gestión sobre la base de datos de la Tesorería General de la Seguridad Social (denominado Averroes) y la puesta en marcha del conocido como proyecto TASS. “El objetivo de este proyecto es iniciar la informatización de la red de Atención Primaria de Andalucía y dotar del equipamiento y la infraestructura de comunicaciones necesarias a cada uno de los centros y a los profesionales que allí trabajan”, explica José Antonio Cobeña, secretario general del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Estrategia digital
Esta apuesta tecnológica de la política sanitaria andaluza se enmarca en lo que se denomina en este momento Plan Estratégico del Servicio Andaluz de Salud, que tiene como pilar básico la protección del derecho a la salud del ciudadano. “Es la primera vez que se habla en la Administración Pública en términos de estrategia –puntualiza Cobeña- y se da un giro copernicano para ir más allá de lo que era un simple control informático. En ese momento, me refiero a 1995, era ya un logro concebir que cada centro de salud tuviera su red y que las múltiples redes fueran gestionadas desde un gran centro como el que tenemos en Cartuja, sin que todavía se tuviera la visión de una red interconectada en tiempo real. Lo importante es que esto nos permitió finalizar en el año 2001 la informatización de la Atención Primaria en toda Andalucía, algo que en estos momentos tiene una importancia vital y que supone que cuando hoy hablamos de Historia de Salud Digital contemos indiscutiblemente con unos principios de garantía absolutos para los ciudadanos”.
El Centro de Gestión de Sistemas y Tecnologías (CEGES), ubicado en la sevillana isla de la Cartuja, garantiza actualmente un funcionamiento integral (24x7) de los servicios y programas corporativos del SAS. Cobeña destaca la rentabilización social de este centro, “ya que utilizamos una instalación creada para la Expo 92, en la que implementamos los cambios necesarios y donde tenemos además el Centro de Tratamiento de la Información (CTI)”.
En el centro también se efectúa la atención personalizada al usuario mediante una línea 900; se resuelven las incidencias y consultas relacionadas con el uso de los sistemas y el aplicativo informático y se realiza la automatización de tareas, además de la previa verificación de los sistemas para detectar, corregir y garantizar su correcto funcionamiento, entre otras líneas de servicio. “Su creación nos permitió abordar en el año 97 la implantación de infraestructuras y arquitecturas muy sólidas y robustas –explica el directivo del SAS- porque entendíamos que a partir de ese momento nacía un gran reto: la creación de una gran base de datos de usuarios de Andalucía”.

Visión de futuro
La infraestructura tecnológica del SAS, tanto de los proyectos ejecutados como en proceso de implementar, está gestionada por una arquitectura de alta disponibilidad cuyos pilares estratégicos son dos servidores Sun Enterprise 10000, con sistema operativo Solaris (UNIX), un entorno de desarrollo soportado en J2EE, gestor de bases de datos Oracle y SunONE como solución para los servicios web y de directorio.
En este sentido, Cobeña subraya que “nuestro orgullo es que no nos equivocamos en la visión de la arquitectura apostando por Sun, que ya en el 97 tenía una visión moderna y progresista de la red. Hasta entonces nos encontrábamos cautivos y desarmados ante un sistema propietario en el ámbito de nóminas y un aplicativo informático muy distribuido. Fuimos pioneros en optar por una determinada arquitectura en un momento arriesgado. Es una satisfacción como administrador público decir a los ciudadanos que el retorno de algo tan crítico e íntimo como es la historia de la salud personal es excelente”.
Ambas máquinas, ubicadas en el CEGES, ofrecen un servicio de alta disponibilidad a unos 7.300.000 potenciales usuarios del SAS. Para el secretario general de este organismo, “el sueño andaluz, como yo lo denomino, de la base de datos de usuarios que rodara en tiempo real en uno de estos servidores corporativos y que nos daba las garantías y la seguridad de que la Historia de Salud Digital fuera una realidad intercomunicada, que a su vez podíamos integrar con la gestión y tramitación de expedientes, las nóminas, etc. sólo nos lo ofrecía una arquitectura robusta, fiable y escalable como la que ahora tenemos”.
Además, el SAS cuenta desde finales de los 90 con Acuerdos de Nivel de Servicios (SLA) con las empresas contratadas y con la contratación de servicios externos llave en mano para la formación y gestión, “aspectos en los que fuimos pioneros en el Estado, ya que el tiempo de la Administración no es el tiempo digital”, subraya Cobeña.

Cultura de la salud
La base de datos de usuarios de Andalucía, destaca Cobeña, “es la columna vertebral del proyecto que identifica unívocamente a los usuarios, de forma que toda la información sanitaria del mismo se organiza sobre el identificador, mientras que la Historia de Salud Digital es el núcleo del mismo. Tenemos que darnos cuenta de que el ciudadano es el centro del sistema e invertir los términos que hasta ahora primaban en la Administración. El derecho constitucional de la protección a la salud, que es el que tenemos que digitalizar, y el derecho de la movilidad del ciudadano son fundamentales y hay que protegerlos”.
Es en el año 2000 y en el marco del Plan de Calidad y Eficiencia de la Consejería de Salud de Andalucía “cuando se establece una línea estratégica de sistemas y tecnologías de la información y comunicación –puntualiza Cobeña-. Aquí es cuando adquiere toda su fortaleza el concepto de est

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers