La facturación de Staffware crece un 24% en España en 2003

Refuerza su visión del BPM como área de expansión

Staffware, compañía dedicada al ámbito de la automatización de los procesos de negocio (BPM), ha presentado unos resultados positivos correspondientes al ejercicio de 2003, en los que ha alcanzado un Ebitda (beneficios antes de impuestos, intereses, amortizaciones y depreciaciones) de 7 millones de euros, frente a los 5,9 millones del año 2002. La facturación global de la compañía se ha situado en 64,43 millones de euros.
Como revela Javier Cancela, director general de la compañía en España, el crecimiento de Staff­ware ha sido especialmente notable en EE.UU., país clave en la política de expansión de esta empresa de origen británico, donde ha logrado un incremento del 25%. Asimismo, Cancela destaca el aumento de la facturación en España, que se ha situado en el 24%. “Como hechos reseñables en 2003 en la Península Ibérica –apunta Cancela– es inevitable referirse a la apertura de oficinas en Portugal, así como a nuestra apuesta por lanzar soluciones BPM verticales para los sectores de telecomunicaciones, financiero y Administraciones Públicas”. El responsable de la filial española asegura que su actual caja, que alcanza los 32 millones de euros, les permitirá plantearse potenciales fusiones o adquisiciones: “Estamos en buena posición para comprar”, asegura.
Provenientes del mundo del workflow, Staffware ha sabido posicionarse como jugador puro del ámbito del BPM, un área que ha experimentado un crecimiento del 125% en el ejercicio 2003. Aunque siguen manteniendo un producto de workflow, la compañía hace tiempo reorientó toda su estrategia hacia el BPM de forma horizontal, aunque cada vez desarrolla más soluciones para industrias verticales. Según Gartner, la compañía ostenta actualmente una cuota de mercado global del 26% y está incluida en su ‘cuadrante mágico’, junto a Filenet, Pegasystems y Megastorm.

Compromiso con Transiciel
Desde el año 2000, Staffware mantiene un acuerdo de colaboración con el grupo de consultoría de Tecnologías de la Información (TI) Transiciel, que el pasado año adquirió la firma Cap Gemini Ernst & Young (que se integrará en su división Sogeti cuando se culmine definitivamente la fusión). Tanto Javier Cancela, director general de Staffware en España, como Antonio Hidalgo, subdirector general de Transiciel, han confirmado que este acuerdo continuará e incluso se reforzará en lo sucesivo, especialmente a escala nacional. Algunos clientes con los que han trabajado ambas empresas en materia de BPM son Real Automóvil Club de Cataluña y Winterthur.


Optimizar los procesos de negocio extremo a extremo
-----------------------------------------------------------------------------
El BPM (Business Process Management) es un concepto creado recientemente y que engloba los métodos y tecnologías necesarias para optimizar y gestionar mejor el negocio de las empresas. La implantación de soluciones BPM requiere, según Javier Cancela, cambios organizativos en las compañías, aunque se trata de una tendencia cada vez más consolidada en el mercado. El BPM tiene un gran futuro en el sector servicios, y especialmente en las entidades financieras. Además, el área de servicios será la más proclive a aumentar la facturación de los proveedores de BPM, ya que “en un proyecto de este tipo –explica Cancela–, un cuarto de la facturación proviene de la venta de licencias y los otros tres cuartos de los ingresos obtenidos por la oferta de servicios”.
La implantación de este concepto es alta en EE.UU., algo que el responsable de la filial española de Staffware califica como alentador, puesto que “significa que en Europa hay grandes oportunidades para desplegar este tipo de tecnologías y procesos”. Según Aberdeen Group, el gasto global previsto en BPM es de unos 4.500 millones de euros para este año, una cifra que aumentará hasta más de 6.000 millones para 2005.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers