La externalización sigue ganando adeptos pese a disminuir la satisfacción de los clientes

Más de la mitad de las empresas tienen previsto aumentar su gasto en "outsourcing" a pesar de que dos de cada diez se muestran insatisfechas con estos servicios

La externalización de las infraestructuras tecnológicas es una de las tendencias más exitosas en estos momentos de contracción económica. La fuerte presión en los precios, la necesidad de mejorar la eficiencia de negocio y los recortes presupuestarios han impulsado el crecimiento del outsourcing entre las empresas españolas.
En ese sentido, un informe publicado por Penteo revela que la actual coyuntura económica está provocando una feroz competencia entre los distintos proveedores del mercado, que viene acompañada por unos niveles de satisfacción con los servicios más bajos. Así pues, el estudio explica que el gasto en outsourcing por parte de las empresas españolas crecerá en 2012, mientras que seguirá la presión a la baja de los precios en estos servicios, pese a la insatisfacción de los clientes con algunos servicios obtenidos.
Para este año, Penteo prevé que siga creciendo el gasto en outsourcing, con un 53,9% de las empresas que esperan aumentar su gasto en este tipo de servicios. Las empresas de mayor tamaño son las que tienen una mayor previsión de aumentar su gasto en outsourcing. De hecho, dos de cada tres compañías de este tipo está ya pensando en incrementar su partida de recursos TI externalizados.
Por otra parte, el estudio pone de manifiesto la enorme presión existente sobre los precios de estos servicios. Concretamente, ocho de cada diez compañías españolas tienen previsto solicitar a sus proveedores el mantenimiento o la reducción de las tarifas de servicios en 2012. La competencia entre los proveedores se está centrando en aspectos de precio en lugar de calidad, un panorama difícilmente sostenible a largo plazo.
Al mismo tiempo, el informe observa también un aumento de la duración media de los contratos, como forma de lograr reducciones en los precios., con lo que la duracción media de los contratos se ha alargado hasta los 3,2 años de plazo medio.
Asimismo, las empresas españolas se muestran menos satisfechas con la prestación de los servicios que en años anteriores, debido al aumento en la exigencia de los clientes respecto al cumplimiento de los SLA, así como a la degradación en la prestación de los servicios a causa de la crisis. A pesar de todo ello, ocho de cada diez empresas encuestadas considera satisfactorio, el cumplimiento de los objetivos que se buscaban en el momento de acometer la externalización.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes