La Cumbre de Túnez finaliza con un llamamiento a la solidaridad digital

Se acuerda que el modelo de gobierno de la red sea más internacional

Túnez ha acogido la segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI). Celebrada entre el 16 y el 18 de noviembre y con más de 17.000 participantes de 170 países, el evento ha concluido con la adopción de un compromiso para establecer la llamada “solidaridad digital”.

El 21 de diciembre de 2001, una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas establecía la celebración de la llamada Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI). Según la ONU, esta se establecía en dos fases: la primera, celebrada en Ginebra, del 10 al 12 de diciembre de 2003, y la segunda que ha tenido lugar recientemente en Túnez. Esta última, que ha contado con una numerosa participación de jefes de Estado y Gobierno especialmente de África y Asia (los de los demás continentes no han acudido, excepto el presidente de la Confederación Helvética), a pesar de algunas críticas, ha tenido un balance positivo pues ha finalizado con un consenso entre los países participantes sobre dos asuntos importantes para la Sociedad de la Información. En primer lugar, EE.UU. y el resto de los países han llegado a un acuerdo sobre el gobierno de Internet, haciendo que un foro lleve a cabo la transición hacia un modelo más internacionalizado de la Red. Este foro lo reunirá la ONU en Atenas, en el segundo semestre de 2006. En segundo lugar en Túnez se ha reafirmado el Fondo Digital de Solidaridad (creado en la pasada reunión de Ginebra) como el mecanismo idóneo para cerrar la brecha digital entre Norte y Sur. Una diferencia patente, como lo muestran algunos datos proporcionados en Túnez como el hecho de que los países del Norte, que representan el 15% de la población mundial, disponen de más del 85% de los recursos en telecomunicaciones; que mientras en Suecia existe más de un teléfono por cada ciudadano, en toda África la media es de un 2%; que los EE.UU. cuentan con el 50% de los servidores de Internet, mientras que la conectividad internacional de los países del Sur es del 1%; o, finalmente, que mientras en África hay un PC por cada 5.000 habitantes, en los países occidentales la media es de uno cada dos.

Los mayores retos, más políticos que financieros
Kofi Annan, secretario general de la ONU, aseguró en su discurso inaugural que los mayores obstáculos para superar esta brecha digital son más de naturaleza política que financiera. De hecho, añadió que la Sociedad de la Información no puede imaginarse sin libertad, con transparencia y sin censura, lo que aún no ocurre en muchos países, como China.
Por su parte, el ministro español de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, expresó en la cumbre que en el proceso de modificación del Gobierno de Internet España también apoya una transición hacia un modelo más internacionalizado, “sin que ello vaya en detrimento de la seguridad, integridad o estabilidad del sistema”. Además, el ministro señaló estar satisfecho por la elección del 17 de mayo como el Día Mundial de la Sociedad de la Información, una iniciativa que “contribuirá a situar como prioridad la reflexión sobre los distintos problemas a los que nos enfrentamos y favorecerá la participación de todos en este proceso”. Finalmente Montilla se ha referido también a la necesidad de reducir la brecha digital que existe entre personas o territorios y ha destacado el Plan Avanza, aprobado recientemente por el Consejo de Ministros y que cuenta con una dotación presupuestaria de más de 1.200 millones de euros para 2006, como el compromiso del Gobierno para impulsar la Sociedad de la Información.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers