La crisis "obliga" al personal de TI a reinventarse

No hay duda de que las perspectivas del empleo dentro de la industria de TI son cada vez más negras. Las compañías están externalizando sus departamentos de TI, renovando sus plantillas y sustituyendo a veteranos del sector por mano de obra barata en un intento desesperado por reducir costes.

Alrededor de 200.000 trabajadores de tecnología han sido despedidos, de acuerdo con TechCrunch. Y muchos de ellos todavía siguen sin encontrar empleo. No ven el final de tendencias como el outsourcing, offshoring y la reubicación de personal en países emergentes, como el  anuncio protagonizado por IBM, que están reduciendo sus oportunidades laborales y salariales.

La próxima generación de empleado será un híbrido de tecnología y negocio

Más que vaticinar el fin de la carrera del profesional especializado en TI, los analistas consideran que este profesional debe reinventarse, cambiar sus habilidades y combinar su conocimiento de la tecnología con su conocimiento sobre el negocio con el objetivo de poder salvaguardar su puesto del offshoring y el outsourcing. Una tarea en la que están involucradas algunas universidades estadounidenses como la de San José y Standford. Ambas están intentando definir la próxima generación de tecnólogos al cear cursos que combinen en sus programas negocios y tecnología.

Si la próxima generación de trabajadores de TI adquiere la visión no sólo tecnológica de una empresa sino también la empresarial, la tecnología puede seguir siendo una buena opción.

La tecnología sigue siendo clave para la supervivencia empresarial

Pero la nueva oferta de cursos universitarios no son consuelo para veteranos de la industria que tienen, enfrente de sí, la ingente tarea de reinventarse a sí mismos a la vez que continúan ganando dinero para mantener a sus familias. Desde luego, es todo un desafío pero no un imposible. La clave es convertir la desventaja en oportunidad.

Tony Bishop, ex vicepresidente senior y arquitecto jefe de Wachovia bank, busca oportunidades para cubrir áreas en las organizaciones como consecuencia de los proyectos de recortes y despidos. Con este objetivo ha creado una consultoría en la que trabajan 30 personas, Adaptivity, que presume de más de una docena de clientes en todo el mundo.

Después de dejar Wachovia, Bishop hizo una encuesta sobre el estado de la tecnología en el sector financiero con el fin de encontrar posible nichos de mercado. El estudio que elaboró pone de relieve que los bonus para los directivos de tecnología se han recortado, lo que ha dado como resultado una reducción del 40% de la compensación total; y que tres de cada diez de empleados del departamento han abandonado la compañía, incluyendo compañeros en funciones estratégicas como diseño, arquitectura, gestión del cambio, transformación y optimización. Todo esto ha hecho que muchas operaciones básicas se están externalizando por primera vez. En este sentido, Bishop mantiene que, incluso cuando la crisis toca muy de cerca al sector financiero, las TI continúan jugado un papel primordial para su supervivencia.

En medio de esta crisis, Bishop afirma que “va a haber más oportunidades en ayudar a las compañías a crear nuevos productos y servicios que les ayuden a dirigir la liquidez, transferir riesgo y captar más cuota de mercado. La compañías no pueden invertir en tecnología del mismo modo pero todavía la necesitan. Las oportunidades no se han agotado”.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes