La analítica como la gran generadora de valor para las organizaciones de TI

Ésta debe formar parte de toda iniciativa de BI

El Business Intelligence (BI) se ha convertido en una de las áreas de mayor crecimiento en el ámbito de las TI en los últimos años, pero a la hora de abordar este tipo de proyectos, deben evitar caer en ciertos errores comunes y abordar un completo proceso de planificación e implantación.

En los últimos años, una de las áreas de mayor crecimiento en el ámbito de las Tecnologías de la Información (TI) ha sido la de BI (Business Intelligence). Las empresas por fin se han dado cuenta de que sus datos tienen mucho valor y han lanzado grandes iniciativas de BI en sus organizaciones. Sin embargo, la mayoría están cometiendo un error colosal en su forma de afrontar este reto, porque no se dan cuenta de que los datos no equivalen a la información.
Para convertir los datos en información las empresas necesitan tres pasos:

1. Data Warehouse (DW): las empresas precisan un lugar en el que albergar sus datos y reglas sobre cómo deben estructurarse.
2. Business Intelligence: las empresas necesitan una forma de dividir y segmentar los datos y generar informes.
3. Analítica: las organizaciones deben extraer los datos, analizar tendencias, descubrir oportunidades, encontrar nuevos segmentos de clientes, etc. El problema es que la mayoría de las empresas no añaden el tercer paso a sus iniciativas de Data Warehouse y de BI y esta es la razón de que no lleguen a convertir sus datos en información. ¿Por qué ocurre esto? En realidad, se reduce a un problema de nomenclatura. El culpable es el término business intelligence. Las empresas de software como SAP (Business Objects), IBM (Cognos), Oracle, Microsoft y otras se han situado en buena posición promocionando el término BI para describir a este sector. Básicamente lanzan a las empresas el mensaje de que si compran su software, tendrán automáticamente las herramientas capaces de generar los informes necesarios para poner a funcionar sus actividades empresariales. Además, como estas herramientas proporcionan inteligencia, suelen tener precios muy altos. Así, se ha conseguido una de las campañas de marketing más efectivas de la industria del software.
No hay duda de que estas empresas de software tienen muy buenas herramientas para hacer cosas como generar informes, data mining, crear dashboards, etc., pero llamar a esto BI ha confundido a las organizaciones de TI. ¿Por qué? Todas estas herramientas, y la estrategia y estructura que se esconde tras ellas, se han orientado hacia proporcionar datos a los usuarios de las empresas y no a crear información para ellos. Es porque las herramientas son sólo conductos para que el usuario pueda extraer datos del data warehouse. En su definición más simple, un data warehouse es una caja y las herramientas de BI son los conductos que entran y salen de la caja, una cuestión de fontanería.

Ingredientes del BI
Aunque es primordial tener una sólida infraestructura de data warehouse y de BI, el auténtico business intelligence sólo ocurrirá cuando también se añada la analítica a la mezcla. La infraestructura de data warehouse y BI permite a los usuarios realizar consultas contra los datos existentes, pero sólo la analítica permitirá al usuario ir más allá de los actuales límites de los datos. Por esto la analítica la realizan personas y esas personas pueden mirar más allá de las actuales limitaciones de los datos de una organización. Incluso pueden mirar más allá de los muros de la empresa en su búsqueda de respuestas. Por eso es por lo que se separan los datos y los informes de la información y las respuestas. Esto lo proporciona BI.
Cuando se añade la analítica a esta estructura, el conjunto se hace muy potente. La analítica permite a las empresas ir más allá de los informes y adentrarse en un nivel superior de estudio y toma de decisiones. La analítica abre la puerta a cosas que tendrán un impacto máximo sobre el negocio: efectividad de campañas de marketing, precios, segmentación del canal, tratamiento al cliente, optimización de la cadena de abastecimiento, reducción de riesgos, efectividad en las ventas, y así sucesivamente.La única forma de conseguirlo es adoptar que el concepto de analítica sea un componente clave en cualquier plan de inteligencia empresarial.


XV Conferencia Internacional ComputerWorld
---------------------------------------------------------------
La XV Conferencia Internacional ComputerWorld se celebrará del 15 al 17 de junio en Sotogrande (Cádiz), bajo el lema ‘El Reto de la Diferenciación. Oportunidades en los cambios de ciclo’. La Conferencia, que cuenta con el patrocinio de CDC Software, EMC, Nortel, Unisys y Vodafone, y cuenta con la colaboración de Trend Micro, se constituye en un foro de intercambio de información para los principales directivos de TI de las mayores organizaciones españolas y centra sus contenidos en los aspectos ligados a la gestión de las TIC.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers