Kyocera alcanzará un crecimiento del 20% en 2006

Kyocera Mita España ha cerrado el primer semestre de 2006 (a 30 de septiembre) con una facturación de 17,54 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 20% sobre el mismo período del año anterior, y que su director general, Óscar Sánchez, califica de “espectacular teniendo en cuenta el deterioro de precios del mercado”. Un incremento que sus responsables esperan mantener a lo largo de todo el año fiscal 2006 para acabar el ejercicio con una facturación de 41 millones de euros. De lograrlo serían tres ejercicios consecutivos con un incremento de tal magnitud y, según explica Óscar Sánchez: “Con la situación de madurez y la alta competencia, somos los únicos que podemos presumir de un crecimiento continuado del 20%”. Todo ello ha otorgado a Kyocera Mita el quinto puesto en el ranking de impresoras español, según el análisis de IDC sobre el tercer trimestre de 2005, una remontada apoteósica teniendo en cuenta el 0,7% de cuota que ostentaba hace tres años.
Con un resultado en los últimos cuatro años que se saldará habiendo duplicado la venta de copiadoras (desde las 6.736 unidades de 2003 hasta las 13.000 con que se prevé cerrar 2006) y triplicado la de impresoras (desde las 5.612 hasta las 15.000), el director general de Kyocera reconoce, a pesar de las previsiones, que 2006 será un año de transición, pues la compañía se prepara para la llegada en febrero de los primeros productos integrados.

Todo incluido
Junto a sus resultados, la compañía ha presentado el Plan KYOclick Empresas, una iniciativa que bajo los conceptos de todo incluido y pago por uso permite a las empresas olvidarse de la compra de impresoras o copiadoras y pagar sólo por el uso de que ellos se haga. Según Jesús Contreras, “con este Plan vamos a revolucionar el mercado y la venta de equipos pues permite al cliente desestimar la compra inicial de equipos y renovar todo su parque de impresoras/copiadoras sin hacer ningún tipo de inversión inicial. KYOclick Empresas unifica en una sola operación la utilización y el mantenimiento de todas las máquinas así como el pago único por copia impresa, incluyendo en la operación el coste total de todos los equipos”. “Queremos que el cliente pague única y exclusivamente por lo que imprima o copie, con todas las comodidades y el gran ahorro de costes que este modelo ofrece al cliente final”, añade Óscar Sánchez. Sus responsables estiman que en breve “el pago por uso reporte un 30% a los ingresos que genera la compañía”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers