Facturaciones

Joan Cardona: "Estamos transformando nuestro modelo de negocio potenciando la innovación, la excelencia y el capital humano"

Incrementar su presencia en el sector de seguros hasta el 50% de la facturación en 2 años, impulsar el negocio de la consultoría tecnológica e internacionalizar sus actividades son tres de los grandes objetivos del plan estratégico de Atmira, que además sigue potenciando su oferta de servicios de valor añadido para el sector bancario. La compañía está inmersa en un proceso de innovación para adaptar su modelo de negocio a la transformación y consolidación que, en plena crisis financiera, está experimentado el negocio bancario.

Tras siete años de actividad ofreciendo servicios de valor añadido al sector financiero, ¿en qué situación se encuentra atmira en la actualidad? ¿Qué estrategia está siguiendo ante el complicado y cambiante entorno bancario español?

Atmira es hoy un fiel reflejo del plan estratégico que pusimos en marcha hace tres años para adaptar la compañía al proceso de transformación que está experimentando el sector financiero. Este proceso de cambio interno ha supuesto la adaptación de nuestro modelo de negocio a través de la consolidación y el desarrollo de diferentes iniciativas puestas en marcha por el grupo de innovación, del que forman parte diferentes perfiles de la organización. Internamente se ha plasmado en el lanzamiento de un plan de innovación que incide en la profesionalización de la compañía a través de la potenciación de nuestra estructura de middle management, fomentando la excelencia, el conocimiento y el capital humano, que es nuestro activo principal.

Puertas afuera, nos marcamos cuatro objetivos fundamentales. Uno de ellos es el de seguir apostando por el sector seguros, en el que ya venimos trabajando desde la creación de la compañía, pero ahora como una acción aún más focalizada y activa para paliar los efectos que de la concentración bancaria se vienen produciendo en los últimos años. Otro objetivo que también claramente estamos consiguiendo es el de asegurar nuestra posición en el mapa de entidades bancarias resultante de tal concentración. Nos proponemos además consolidar un modelo de internalización, que estamos desarrollando de la mano de nuestros clientes, mediante el establecimiento de alianzas con partners locales. Finalmente, apostamos por impulsar el negocio de la consultoría tecnológica basándonos en una propuesta innovadora. Todo esto se está pudiendo conseguir gracias a nuestra buena salud financiera, siguiendo una política conservadora en el reparto de beneficios, que parte han sido reinvertidos en estas nuevas iniciativas para cumplir los objetivos de crecimiento y de rentabilidad que marcamos.



¿Cómo ha sido 2012 en cifras de negocio?

Podemos decir, a partir de las últimas previsiones, que los objetivos de ingresos y rentabilidad han sido en línea con lo marcado. En concreto, hemos logrado incrementar la rentabilidad en 1,6 puntos hasta conseguir unos márgenes en torno al 11%. Se trata de una evolución muy positiva teniendo en cuenta la situación del mercado y el importante cambio en el modelo de negocio que la compañía está acometiendo.



¿Continuará esta misma situación durante 2013? ¿Con qué previsiones se mueven?

Entendemos que la crisis financiera continuará algún tiempo, si nos atenemos a los indicadores económicos previstos para 2013 en cuanto a desempleo y crecimiento del PIB, de los más preocupantes de Europa, debemos ser prudentes. Si añadimos además las consecuencias de los tests de estrés de Oliver Wyman en cuanto a la posible ruptura de fusiones que estaban planificadas y a la incertidumbre respecto a los planes de capitalización de las entidades bancarias, el escenario no parece muy favorable. No obstante, en cifras de negocio nuestras previsiones son cautas pero no pesimistas.



¿Qué oportunidades ofrece hoy el proceso de consolidación en que está inmersa la banca?

Un punto estratégico de nuestra oferta son los proyectos de integración que nos están encaminando hacia la consolidación financiera, un proceso del que sin duda salimos fortalecidos como marca. La experiencia que nos dado el haber participado en más de 16 proyectos de este tipo nos ha situado como consultora de referencia en este área, pese a nuestro tamaño. Estamos en una situación de ventaja para participar en esta segunda ronda de consolidación, así como ante la tercera que se tendrá que producir. Son proyectos que nos dan una visión troncal de las entidades, y eso enriquece nuestra propuesta de valor futura en las entidades resultantes.



¿Qué otros factores condicionan hoy la actividad de la compañía en el sector bancario?

Somos una consultora líder en proyectos de prevención y seguimiento del riesgo y recuperación de la deuda, gozando de una muy buena salud en este campo durante los últimos años. La actual crisis financiera está obligando a las entidades financieras a reforzar sus aspectos normativos relacionados con una mayor supervisión, lo que nos da también la oportunidad de ayudarles en la adopción de nuevos marcos normativos, como los relacionados con la CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España), donde nuestra oferta está siendo muy bien recibida. De hecho, estamos colaborando con algunos de los mayores bancos en España y tenemos previsto acometer un proyecto mancomunado entre varias entidades, donde nuestro papel sería de asesoramiento consultivo y de mantenimiento del sistema de información. Otra oportunidad es la aplicación del Memorándum de Entendimiento (MoU) del rescate bancario, sobre todo en la creación de lo que se llama el ‘banco malo’. Asimismo, existe la posibilidad de colaborar con las sociedades de nueva creación especializadas en la compra/venta de carteras, aportando asesoría y soluciones específicas a su negocio, habiendo identificado varias iniciativas de fondos de inversión que quieren posicionarse en ese negocio.



Sin embargo, la delicada situación de las entidades financieras podría inclinarlas, por razones de costes, a asumir los proyectos internamente. ¿Existe ese riesgo?

Por nuestra dimensión, no creo que ese sea un riesgo importante. Nos adaptamos muy bien al posicionamiento de los clientes, nuestra estrategia es muy flexible. Por otro lado, las entidades bancarias van a tener que reducir en gran medida sus costes estructurales y sus plantillas, lo que nos brinda la oportunidad de ofrecerles servicios de valor añadido ante la pérdida de conocimiento que se deriva de estos procesos. Es muy importante haber participado con ellas en proyectos de integración de una gran exigencia, porque han tenido la oportunidad de conocernos, valorar nuestras competencias y método de trabajo, y esto nos posiciona ante nuevas oportunidades.



¿Qué valor diferencial aporta atmira frente a grandes compañías como IBM, Indra o Atos? ¿También comparten proyectos con sus competidores?

En la actual situación tenemos que abrir el modelo de negocio a un modelo relacional. Nuestro valor diferencial frente a las grandes consultoras es la inmediatez, el trato personal, transparente y muy cercano, así como una actitud ágil y flexible frente a la toma de decisiones, pero esto no impide que nuestro modelo sea abierto y que colaboremos cuando aportamos valor a la propuesta final hacia el cliente.



Seguros es un sector también prioritario para atmira, pero todavía lejos de representar el mismo volumen de negocio que la banca. ¿Qué previsiones de penetración en ese segmento tiene la compañía?


A cierre del ejercicio de 2012, Seguros ha representado ya el 35% de nuestra cifra de negocio, cifra significativa que nos ayudará a alcanzar el 50% que nos hemos marcado en dos años. ¿Cómo lo haremos? En primer lugar, constatar la creación durante 2012 de un Centro de Excelencia para el sector asegurador, donde se desarrollan las principales iniciativas nacionales e internacionales, consolidando nuestro portfolio de soluciones de consultoría, integración y gestión de servicios para este sector. Avanzaremos, por un lado a nivel consultivo, trasladando nuestra experiencia de Basilea II y III en banca a Solvencia II, destacando especialmente el conocimiento y experiencia en la consecución de los requerimientos cualitativos recogidos en el Pilar II de ambas normativas, orientados hacia un gobierno corporativo sólido y un control eficiente de las personas, sistemas y procesos de la compañía, a través de la nueva directiva europea para el sector de seguros, con el apoyo de firmas consultoras de nicho especializadas en este negocio. Por otro lado, creando sinergias, y potenciando nuestra actividad en lo que respecta a nuestra factoría de software. Por último, nos posicionamos como un referente del mercado en soluciones core, a través de una alianza estratégica que nos ha permitido participar en un proyecto internacional de implantación en Europa y Latinoamérica, y en otro también internacional de seguro directo de una de las principales aseguradoras españolas.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers