Jesús Domínguez, jefe de la división de software adquirida por Kodak

"Nuestros partners no van a notar cambios tras la compra de Kodak"

Tras la reciente compra por parte de la multinacional de la imagen por excelencia, Kodak, de la división de software de Wang, hecho que se produjo el pasado mes de enero, Jesús Domínguez, que hasta este momento era el responsable para España y Portugal de la citada división, y que seguirá ocupando el mismo cargo tras la compra, señaló a Computerworld que, "nuestro principal objetivo es que en España no se produzca ninguna modificación por el cambio de dueño que ha sufrido la división. Nuestros partners no van a notar que hemos cambiado de propietario, y que ahora somos una división totalmente independiente propiedad de Kodak, una subsidiaria de esta empresa, pero al frente de la cual seguiremos las mismas personas".

Por su parte, Emilio Yoldi, Director General de Wang en España afirma que, "con la venta de nuestra división de imagen, Wang va a potenciar todo los que se refiere a servicios de valor añadido. A partir de ahora vamos a dedicar nuestros esfuerzos al campo de la integración de redes y outsourcing, aunque de momento en España no hemos entrado todavía en este área".

En cuanto a los motivos que Wang ha tenido para vender esta división, Emilio Yoldi señala que, "en principio Wang no tenía ninguna intención de vender este área, sin embargo, el interés de Kodak y sobre todo, la buena oferta económica ha hecho que al final nos hayamos decidido".

El importe económico pagado por Kodak asciende a unos 260 millones de dólares, que van a permitir a Wang realizar las inversiones necesarias para potenciar su actividad en el campo de los servicios.

Con respecto a los aspectos de funcionamiento de la nueva división, que todavía no tiene un nombre concreto, Jesús Domínguez asegura que contará con un gran nivel de independencia, "vamos a funcionar como una subsidiaria independiente, con su propia cuenta de resultados, aunque la figura legal que tendrá será diferente en cada país. Por ejemplo en Estados Unidos se ha constituido como una empresa independiente cuya sede está localizada en Boston, no en Nueva York donde esta Kodak". En cuanto a las previsiones económicas, para Jesús Domínguez, "es difícil hablar de previsiones, pues el impacto de la compra no se va a ver a corto plazo. Por ejemplo, a nivel mundial, la facturación se ha resentido desde octubre del pasado año, momento en el que se conoció la oferta de Kodak. Sin embargo, el incremento de facturación debido a la compra equilibrará las posibles pérdidas debidas a la incertidumbre del mercado. Hasta 1998 no será posible conocer cómo va a incidir esta compra en los resultados económicos".

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers