IPv6 hace posible el concepto de Internet universal

ComputerWorld organiza junto con Huawei, Compuware y HP un evento para conocer las ventajas del nuevo protocolo

Dado que todo dispositivo necesita una dirección IP para conectarse a Internet y para que los datos lleguen a su destino, la expansión de la Red depende de las direcciones IP. Sin embargo, los cerca de 4.300 millones de direcciones IP que pueden asignarse a través del actual protocolo IPv4 se están agotando en cuestión de meses al haberse repartido los últimos bloques de direcciones como consecuencia del crecimiento exponencial de todo tipo de dispositivos –PC, portátiles, PDA,
smartphones, televisores, etc.– conectados a la Red. La
APNIC (Asia Pacific Network Information Centre por sus siglas en inglés), uno de los cinco registros regionales de Internet, el cual opera en Asia, se ha quedado sin direcciones IP al agotar su último bloque de IPv4. En pocos meses ocurrirá lo mismo en Europa (RIPE NCC), seis meses después en Norteamérica (ARIN), entre 18 y 24 meses en Latinoamérica y Caribe (LACNIC) y entre 24 y 30 meses en África (AfriNIC). Bajo este escenario, ComputerWorld celebró el pasado 22 de septiembre en Madrid el evento ‘IPv6, Internet sin límites’, una jornada en la que expertos y analistas del mercado abordaron las ventajas que este nuevo protocolo de Internet aporta a las organizaciones.
La inauguración del evento, que estuvo patrocinado por Huawei, Compuware y HP, corrió a cargo de Jordi Palet, CEO de Consulintel y consultor especialista en IPv6, que recordó ante los asistentes que “la transición de IPv4 a IPv6 va con un retraso de unos cuatro años según lo que se había previsto y ese es el motivo por el que se va complicando, cuanto más esperamos, es más problemático, traumático y costoso”. Pero ¿qué ocurre si no desplegamos IPv6? Según palabras de Palet, la principal consecuencia es que la red no puede seguir creciendo. “No se podrán conectar en redes actuales nuevos dispositivos. Llegaríamos a un punto en el que cada vez más aplicaciones dejarían de funcionar, y cada vez sería más costoso desarrollar otras nuevas o actualizar las existentes”.

Transición y coexistencia
En contra de lo que se cree IPv6 no es algo tan complicado, ni mucho menos caro. “Lo caro es dejarlo para el último momento”, señaló Palet. El proceso de transición es sencillo. Los usuarios finales sólo tienen que activar IPv6 en sus ordenadores, e incluso esto ya está hecho en muchos sistemas operativos modernos. Según palabras de Palet, cuando ponemos en marcha IPv6, también sigue funcionando IPv4. Esto se llama coexistencia (doble-pila) para permitir utilizar los servicios, aplicaciones, páginas web que todavía no tienen IPv6. Otra de las técnicas es la denominada ‘de túneles’ que tiene como objetivo evitar dependencias cuando se actualicen host, routers o regiones. Por último, existen las técnicas de traducción para permitir que la comunicación entre dispositivos que son sólo IPv6 y aquellos que son sólo IPv4.

Modelos de implementación
En la actualidad escuchamos mucho sobre el tema del fin de las direcciones de IP en la versión actual y sobre la necesidad de moverse a la nueva versión del protocolo IPv6. Pero, ¿qué modelo seguir para el movimiento? Joan Vila, datacom senior solutions manager de Huawei, enumeró tres métodos de implementación: rapid deployement, que consiste en una demanda puntal de IPv6 hacia el exterior; Dual-Stack Lite para permitir a un proveedor de servicios de Internet (ISP) omitir la asignación de una dirección IPv4 al equipo local de cliente (CPE). En su lugar, asignan únicamente direcciones IPv6 globales; y, por último, existe la solución combinada, que consiste en tener dos redes que lo soporten todo pero que según palabras de Vila, “esto es muy complejo”.
Para el responsable de Huawei, “los operadores son lo que necesitan una repuesta rápida para seguir prestando servicios”. Actualmente, los terminales han completado su transición y en cuanto a los estándares, “podemos asegurar que ya están muy avanzados, de hecho nos encontramos que existe una gran interoperabilidad”. Sin embargo, en lo que se refiere al contenido, “es donde queda mucho por hacer pero irán actuando en función de la demanda”, explica Vila.
El principal reto es cómo alcanzar un rápida migración del CPE con el menor coste. “Nuestra solución extremo a extremo realiza la transición sin necesidad de un cambio de hardware”, asegura Vila.

Primer referente
El Gobierno español está plenamente implicado en llevar IPv6 hasta el último rincón de su territorio. “Si queremos que las empresas adopten el protocolo debemos predicar con el ejemplo”, señaló Rocío Montalbán, subdirectora general adjunta de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITyC). Precisamente, este organismo ha sido el primero en nuestro país en realizar la transición a IPv6.
La primera de las actuaciones llevadas a cabo por el Ministerio fue el alojamiento del Portal www.ipv6.es destinado a informar sobre el proceso de transición en nuestro país. Según explicó Montalbán, la solución adoptada por la subdirección general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del MITyC se ha encaminado hacia una renovación total de la infraestructura de acceso a los servicios ofrecidos desde su centro de proceso de datos. Además de la contratación de líneas de comunicaciones duales (protocolo IPv4 e IPv6 de modo simultáneo) con el operador que le proporciona conexión a Internet, el MITyC ha renovado por completo el equipamiento del área de conexión (routers, cortafuegos, balanceadores de carga,) para hacerlos compatibles con IPv6. Esta nueva infraestructura de acceso es la que realiza las labores de pasarela y traducción entre el protocolo IPv6 y la infraestructura interna, aún utilizando IPv4. Según Montalbán, “la solución es plenamente escalable, en línea con las adoptadas en los centros de procesos de datos de cualquier organismo público para ser accesible mediante IPv4”.

Un plan de desarrollo
El Plan de fomento para la incorporación del protocolo IPv6 en España, aprobado por el Consejo de Ministros el 29 de abril de 2011, marca el inicio de la transición a IPv6 en la Administración General del Estado. Rafael Pérez, consejero técnico de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, explicó que “el Plan persigue dinamizar la incorporación del protocolo de Internet IPv6, dando respuesta al gran crecimiento de Internet e impulsando la innovación tecnológica y el despliegue de nuevos servicios en el ámbito de la Sociedad de la Información, reforzando la seguridad de la información y la conectividad y facilitando la administración de redes”. Entre las acciones que desde el Gobierno se están llevando a cabo para facilitar la transición a IPv6 destacó la formación gratuita sobre el nuevo protocolo. “Se están realizando jornadas en 20 ciudades españolas orientadas a gestores de todo tipo de empresas a cuyas aplicaciones y sistemas influya el cambio de protocolo, así como a administradores de redes y sistemas, desarrolladores de aplicaciones, estudiantes o cuerpo docente de estas áreas”. Las jornadas, que tienen un enfoque tanto teórico como práctico, abordarán cuestiones como el impacto de la incorporación de IPv6, las diferencias con IPv4 y los mecanismos de transición y coexistencia. Además, se realizarán prácticas con ordenadores para completar esta formación.


Una Internet con más servicios y segura
---------------------------------------------------------
Las empresas se toman en serio IPv6. Un reciente sondeo pone de manifiesto que una tercera parte de los departamentos de TI planea implementar servicios IPv6 en los próximos 12 meses. Sobre cómo lo han aplicado algunas de ellas y qué resultados han obtenido se debatió en la mesa redonda que tuvo lugar dentro de la jornada organizada por ComputerWorld junto con Huawei, HP y Compuware. Si bien la recesión que vive el mercado puede retrasar la transición a IPv6 la realidad es bien diferente porque su desarrollo sigue adelante. Jordi Palet, CEO de Consulintel, apuntó que “la transición supondrá un generador de empleo ya que ofrecerá nuevos servicios al mercado”. A pesar de los buenos presagios, “podemos ver una explosión de servicios basados en IPv6 en los próximos meses”, señaló Jordi Vila, datacom senior solutions manager de Huawei, “pero todavía el nivel actual de penetración de IPv6 es muy bajo”. Según un estudio realizado por IPv6 Task Force, un 33% de las organizaciones entrevistadas asegura tener previsto implementar el nuevo protocolo en algún servicio público en el plazo máximo de un año. Este mismo informe señala que el despliegue de IPv6 en las redes internas es visto por las empresas como algo menos urgente. Sólo un 6% espera llevarlo a cabo en el plazo de un año y un 18% de aquí a dos años. Rocío Montalbán, subdirectora adjunta de Tecnologías de la Información del MITyC, señaló que “si bien no hay muchas experiencia esto es un aliciente para las propias empresas”. En esta misma línea, María José Talavera, directora general de Compuware para España y Portugal, indicó que aunque estamos al principio esperamos que exista un boom que afectará en la creación de negocios diferentes”. Por su parte, Miguel Redondo, Networking Consulting Business Developer de HP, aseguró que 2012 será el año de la explosión del IPv6 en las empresas. De hecho, el presidente de EE.UU, Barack Obama, ha señalado que en septiembre de 2012 todos los portales del Gobierno deben estar preparados en IPv6”.

Mayor seguridad
La transición al nuevo protocolo de Internet ya ha comenzado, y con ella han aparecido los primeros problemas, principalmente relacionados con la seguridad. Varios analistas señalan que las direcciones IPv6 son más lentas e inseguras, pero ¿qué hay de cierto en todo ello? Jordi Palet negó ambas afirmaciones. “Por un lado, la velocidad depende de la red más que del protocolo. Y por otra parte, ambos protocolos utilizan el mismo mecanismo de seguridad que se llama IPsec”. En esta misma línea, Joan Vila indicó que “la seguridad está más a un nivel de aplicaciones y de servicio ya que IPv6 ofrece una mayor protección”.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes