Actualidad
Software

Interoperabilidad y seguridad, la clave de los SO del futuro

Los principales representantes de los sistemas operativos líderes en el entorno corporativo, Windows, Unix y Linux, se reunieron en una mesa redonda organizada por ComputerWorld, para analizar el futuro de las tres plataformas. Entre las conclusiones, destaca el crecimiento de Linux frente a Unix, al que está robando terreno gracias a su tecnología y menor coste de implantación, y el cada vez mejor posicionamiento de Windows como SO dominante en servidores de grandes empresas. Como requisitos imprescindibles de los SO en el futuro, los participantes mencionaron la interoperabilidad y la seguridad.

Juan Tomás García (Hispalinux).- Aunque IDC asegure que, en 2001, el 49% de los sistemas operativos instalados en servidores eran de Microsoft, un 25% era Linux y un 12% Unix, es muy difícil medir las implantaciones de sistemas que hay y si están instalados en entornos críticos o no. La tendencia en este mundo es utilizar cada vez con más frecuencia tecnología abierta, como el kernel de Linux u otra variedad, incluso en las aplicaciones críticas, donde empieza a aparecer Linux. lo que habrá que ver es cómo sigue evolucionando y cómo trata el mercado a estos sistemas operativos.
Isidoro Paredes (HP).- Yo también estoy de acuerdo en que Linux está entrando cada vez más en entornos críticos, pero es difícil medir esto porque aún no está claro en qué entornos se utiliza, con qué procesadores y qué tipo de servidores. Sin embargo, parece claro que el mercado de Linux se expandirá y cada vez se utilizará más en entornos críticos.
Javier Calavia (IBM).- Efectivamente, las cifras que diga una consultora u otra no son fáciles de medir, pero, en cualquier caso, yo creo que todas coinciden en que existe un gran crecimiento de Linux en servidores. De hecho, IBM tiene a escala mundial más de 2.500 clientes utilizando Linux en servidores en todas las gamas y el crecimiento ha sido espectacular, lo que coincide con las expectativas del mercado.
Jaime García (IDC).- Está claro que Linux crece mucho, pero la tendencia es que, a pesar de este hecho, Microsoft sigue ahí. Sus ingresos en servidores siguen creciendo y tiene una cuota de mercado cada vez más alta. Por tanto, si Microsoft no pierde y Linux crece cada vez más, de ello se deduce que es Linux quien se está comiendo el pastel de Unix. Ahora todo el mundo confía en Linux como una plataforma estable y tan sólida como las otras.
Luis Martín (Microsoft).- Sí, es obvia la tendencia de Linux en el entorno cliente/servidor, donde tiene una importante cuota de mercado. Sin embargo, esto no se contradice con el hecho de que Microsoft, que empezó fabricando software para PCs, tenga ahora un sistema operativo ideal para servidores. Nuestra plataforma ha ido marcando la evolución muy positiva desde que en el año 98 nos fijamos el objetivo de que nuestros sistemas entraran en los mercados corporativos, aunque es cierto que no estamos donde estaban Sun o IBM hace diez años. Desde el punto de vista del TPC, con el que Sun y Oracle nos adelantaban en su día, se puede decir hoy en día que Windows 2000 es un sistema muy escalable. Lo que no es lógico es que hoy haya gente que siga diciendo que Microsoft no escala en ciertos entornos donde Sun sí lo hace.

Windows, Linux, Unix... cada uno ocupa su espacio
Javier Sánchez (SCO).- No estoy de acuerdo en que Unix pierda terreno frente a Linux y Microsoft. Lo que ocurre es que Linux está ocupando su espacio natural, que es Internet, porque fue allí donde nació y porque el mundo de herramientas que hay de software libre, como Apache, donde funcionan mejor es en plataforma Linux. Además, cada vez hay más servidores de Internet con sistema operativo Linux. SCO fabrica Linux y Unix y creemos que lo que necesitan nuestros clientes, sus aplicaciones críticas y bases de datos, lo siguen manteniendo en Unix, mientras que las soluciones de infraestructura Internet, como Apache, mensajería, etc, lo instalan en Linux, es decir, que está ocupando su espacio natural.
Gabriel Jiménez (Sun).- Donde Sun apuesta por Linux es en servidores de entrada de 1 a 8 CPUs, donde sólo se van a manejar de 1 a 4 CPUs normalmente. Ese es el espacio natural actual de Linux, lo que no quiere decir que pueda haber una evolución hacia sistemas críticos en un futuro, pero la realidad ahora mismo no es ésta, pues el espacio natural de Linux es el borde de los sistemas de Internet, es decir, para servidores web, cortafuegos, etc., con un futuro tremendo.
Cuanto más nos acercamos a servidores con más CPUs y más necesidades, como los entornos de 64 bits, con necesidad de una mayor escalabilidad, más tenemos que apostar por Unix y, en el caso de Sun, nosotros creemos que por Solaris. Debe haber compatibilidad binaria entre todos los entornos y la de Linux con Unix.
Los sistemas operativos deben ser plataformas de servicios, de ahí que Sun apueste en un entorno por Linux. Esto significa que en el mismo estadio de productos para servicios web, que se llama Sun One está tanto para entorno Solaris como para Linux. ¿Cuándo recomendamos uno u otro? Desde Sun consideramos que el entorno natural de Linux es Internet y los centros de datos deben adoptar Unix. Un inhibidor puede ser la disponibilidad de aplicaciones para Linux, donde todavía queda un camino por recorrer, porque no es el entorno donde los ISVs (desarrolladores independientes de software) tienen sus sistemas corriendo. Hay un elemento común en la propuesta de Sun y otros son XML y Java, que favorecen a la interoperabilidad que es clave en un sistema operativo. En cuanto a la cuota de mercado, es cierto que Linux robando parte a Unix, pero en la parte de entrada, aunque también resta a Microsoft.
Luis Martín (Microsoft).- En el mundo empresarial las empresas deben decidir con datos en la mano y la realidad, a día de hoy, es que nosotros hemos llegado a empresas donde ya había otros sistemas funcionando y nuestra única baza ha sido demostrar que éramos fiables y estables, además de tener un coste de implantación muy bajo y de nuestra capacidad de interoperar con las plataformas ya existentes. Por eso, nosotros creemos que la clave para el futuro, e incluso el presente, son sistemas fiables, seguros e interoperables con otros entornos, pues es difícil que se vean empresas con plataformas monocolor. Hacia esa seguridad e interoperabilidad es hacia donde Microsoft se dirige. Windows 2000 ya adelantaba muchos estándares que en muchos otros productos ni siquiera existían en la industria y Windows .Net marca una intención de hacia donde va este entorno, a plataformas que tienen que ser totalmente críticos, seguros e interoperables. Nosotros hemos creído en los estándares y creeremos cada vez más, de hecho es la única forma de sobrevivir, además de montar plataformas por encima y estándares. Por eso con .Net queremos que los servicios web sean totalmente interoperables basándose en XML y SOAP, etc. la apuesta es tan buena como para que ellos la fotocopien con Mono de forma declarada, pues .NET es una buena estrategia.
La inversión por nuestra parte en tecnología interoperable marca la realidad del mercado, mientras que HP e IBM están perdiendo en este sentido.
Juan Tomás García (Hispalinux).- Nosotros apoyamos muchas de las buenas ideas de .NET, pero quiero dejar claro que los servicios web no están totalmente abiertos. Cuando yo hablo de interoperabilidad me refiero a algo que esté abierto. Al igual que el 99% del entorno .NET está abie

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers