Integración de bases de datos (I) (Gerardo Kvaternik Product Manager de Bases de Datos BORLAND).

Durante el rápido crecimiento de la industria informática, las compañías han invertido miles de millones de pesetas en la creación y mantenimiento de diversas bases de datos. La máxima ventaja de esta inversión no es patente todavía debido a que los datos normalmente están almacenados en diferentes bases de datos y con distintas arquitecturas informáticas, a menudo incompatibles entre sí. Obligadas por presiones de competitividad comercial cada vez más fuertes, las compañías necesitan cada vez más utilizar bases de datos corporativas, departamentales y personales como recurso corporativo unificado.

Como respuesta ante esta necesidad surge una tecnología emergente: El API (Interface de Programación de Aplicaciones) de Bases de Datos Integrado, que simplifica la interconexión de bases de datos en un entorno informático heterogéneo. Esta tecnología está siendo propuesta por un grupo de cuatro grandes líderes del mercado informático y soportada por otras veinticinco importantes firmas de sector.

Los obstáculos más importantes para el acceso transparente a los datos aparecen cuando las empresas tratan de integrar bases de datos de distintos sistemas operativos, con diferentes modelos de datos, y variadas arquitecturas. Con el crecimiento y evolución tecnológica de la base instalada, ha aumentado también la diversidad en estos tres aspectos.

Respecto al primer punto, aunque hay un nivel de conectividad cada vez mayor entre los distintos sistemas operativos, la interoperatividad de aplicaciones requiere bastante más que plataformas conectadas. Para integrar aplicaciones independientes, los sistemas operativos deben soportar los API que las aplicaciones utilizan. Hasta la fecha, no ha surgido ningún API que prometa satisfacer la necesidad de un interface de bases de datos consistente que abarque los sistemas operativos hoy líderes.

La implementación de entornos informáticos basados en arquitectura cliente-servidor predominan actualmente frente a redes de sistemas personales o modelos basados en hosts debido a su economía, flexibilidad y versatilidad. Sin embargo, la base instalada de bases de datos contiene una rica mezcla de los tres modelos. Para conseguir efectividad en la integración de bases de datos en distintos entornos informáticos, las soluciones de interoperabilidad deben ser flexibles para aprovechar lo mejor de cada arquitectura. Hasta la fecha, no ha surgido ningún estándar de interoperabilidad de bases de datos que ofrezca esta flexibilidad.

Las bases de datos se pueden clasificar en dos grupos según el modelo interno utilizado para acceder a los datos: el modelo navegacional y el modelo relacional.

El acceso a los datos almacenados en las bases de datos orientadas a registro se realiza navegando a través de un conjunto de registros. Las bases de datos que funcionan en ordenadores personales y redes de área local han utilizado habitualmente el modelo navegacional y representan una base instalada de aplicaciones y datos enorme.

El acceso a los datos almacenados según el modelo relacional se realiza a través de lenguajes orientados a tabla, siendo SQL el lenguaje de acceso predominante. El modelo relacional ha prevalecido entre las bases de datos con servidor dedicado y se ha establecido como el modelo de acceso a bases de datos más importante.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers