Informar fidedignamente al cliente

Estamos comprobando que las compras, absorciones o fusiones, entre compañías de nuestro sector no sorprenden en demasía –excepcionalmente sí, en algún caso, por el hecho inesperado de quién compra a quién– porque últimamente van siendo más frecuentes este tipo de operaciones. Es raro encontrar a usuarios que, con más o menos implicación, no hayan observado situaciones de esta naturaleza o no se hayan visto salpicados por sus consecuencias. Y las conclusiones derivadas de estas experiencias han sido variopintas para los usuarios ya que, a veces, han diferido ostensiblemente los comportamientos recibidos por parte de las compañías afectadas en decisiones de esa índole. Echaron en falta, en demasiadas ocasiones, la información fidedigna, oportuna, y cercana, que reforzara los motivos para continuar confiando igual, al menos, como hasta ese momento, en el proveedor que siempre había dado muestras de no querer defraudarles.
Se trata, ni más ni menos, de la obligación que tiene que asumir el proveedor afectado de informar veraz y puntualmente al cliente de las decisiones inmediatas de presente, y estrategias de aplicación en el futuro inmediato, para que el propio usuario pueda pergeñar, también, sus próximos planes de actuación. Incluso cuando en la operación participa una de las catalogadas como grandes compañías –si las dos tienen esta valoración, mejor para el cliente– ya que los puntos de desconfianza deberían ser mínimos. Sin embargo, cuando en vez de compra, absorción, o fusión, una compañía está sometida a un proceso de metamorfosis, debe explicar con claridad meridiana los qué, porqués, y cómo de esa complicada y arriesgada decisión. Es el caso de la filial española de Fujitsu Siemens, afectada por un plan de reducción de plantilla en torno al 30%. Con el nuevo nombre de Fujitsu Technology Solutions ésta tiene la necesidad de informar fidedignamente de todos los pasos que está dando, y los que tiene la intención de dar, no solamente a sus clientes –con estos tiene contraída una obligación– sino a todo el sector. Con mensajes que trasmitan credibilidad –los montajes y burdas pretensiones se detectan enseguida– y aporten información fácilmente contrastable. ¿Hará su andadura sola? ¿Tendrá algún tipo de alianza con la filial española de Fujitsu Services? ¿A qué se dedicará realmente? ¿Sentirá la necesidad de incrementar plantilla por orientación a servicios? Son muchas más las preguntas que, en este caso concreto, podrían hacerse.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers