IBM España registra pérdidas por primera vez

Motivadas por los costes de la reestructuración

El ejercicio correspondiente a 1993 será recordado como el primero en el que IBM España registró números rojos: 9.970 millones de pesetas, frente a los 459 millones de beneficios obtenidos en 1992 y los 18.545 millones registrados en 1991. Pese a obtener unos beneficios operativos de 11.472 millones de pesetas, los altos costes de la reestructuración acometida por el Gigante Azul en nuestro país, cifrados en 24.693 millones de pesetas, han dado como resultado las pérdidas mencionadas. Estos costes se deben, principalmente, a la reducción de 653 empleos producida a lo largo del pasado año.

El grupo de sociedades de IBM España sufrió en 1993 una reducción de sus ingresos totales cercana al 6 por ciento, alcanzando una facturación de 223.718 millones de pesetas, frente a los 237.770 millones ingresados en 1992. Del volumen total de negocio del pasado año, 149.124 millones correspondieron a los ingresos en el mercado interior, con una caída del 7% respecto a las cifras de 1992.

El capítulo de exportaciones también se redujo, pasando de 77.330 millones de pesetas a 74.594, un 3,5% menos.

Según un portavoz de la compañía, si bien IBM España ha experimentado pérdidas netas, hay que tener en cuenta que ésta es una situación puramente coyuntural tanto por los costes de reestructuración, como por la situación general del mercado. Sin embargo hay dos datos muy positivos, el aumento del beneficio operativo y el del cash flow. Preguntado sobre el descenso del mercado interior y de las exportaciones, dicho portavoz explica que las exportaciones han caído, porque nuestro mercado es fundamentalmente europeo y la situación durante este año ha sido de atonía. El descenso de la facturación del 7% en el mercado interior ha sido sin embargo menor que el descenso general del mercado en España.

En cuanto a los resultados de IBM a nivel corporación, sus cuentas han arrojado beneficios por primera vez desde el segundo trimestre de 1992. 382 millones de dólares (unos 54.244 millones de pesetas) exactamente en el cuatro trimestre de 1993, lo que hay que explicar fundamentalmente por la reducción de los costes de explotación, imputables en su mayor parte a la reducción de 89.000 empleos en 1992 y 1993, lo que ha supuesto que la plantilla de la compañía se situara a finales del pasado año en las 256.000 personas. En el ejercicio total correspondiente a 1993, sin embargo, las pérdidas de la empresa han alcanzado los 8.000 millones de dólares, frente a los 6.900 millones registrados en 1992.

Geográficamente hablando, ha sido IBM Estados Unidos, la única que ha conseguido crecer, un 9 por ciento, durante el último trimestre, ya que tanto la facturación de Europa como la de Asia han descendido un 1% y un 4% respectivamente. Para el presidente de IBM, Louis Gestner, estos primeros resultados positivos son el fruto del plan general de reorganización que nuestra compañía inició el pasado año, para volver a la rentabilidad en nuestros negocios y mejorar nuestra oferta tecnológica en todos los frentes.

En este sentido, y en un análisis por segmentos de negocio, la facturación en hardware alcanzó los 10.400 millones de dólares, un 5,4% menos que en 1992. El área de servicios alcanzó unas cifras de 3.200 millones de dólares, con un aumento de casi un 32% sobre el mismo período de 1992. Por último, la caída en la demanda de software, fundamentalmente para AS/400, llevó a un descenso de la facturación por esta partida del 3,8 por ciento.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes