Hospital Gregorio Marañón, pionero en nuevas tecnologías

El área materno infantil es la cuna de proyectos pilotos

Con un total de 1.800 camas, este hospital dispone de uno de los departamentos de TI que más ha apostado por la innovación tecnológica, especialmente en los dos últimos años. Prescripción electrónica, radiodiagnóstico, videoconferencia y telemedicina para cardiología, son algunas de las aplicaciones implementadas.

El hospital general universitario Gregorio Marañón dispone de una amplia gama de aplicaciones ya desplegadas, algunas sólo en el área del hospital materno infantil, cuna de proyectos pilotos, que a continuación se despliegan en el resto de departamentos. En total, hablamos de una horquilla que va desde 65 a 150 aplicaciones, con lo que “contamos con una realidad muy variada, en la que destacan aplicaciones como gestión de informes, prescripción electrónica, botiquines de farmacia, laboratorio de bioquímica y de urgencias, radiología digital, videoconferencia y telemedicina para cardiología y profesionales que utilizan a diario PDA a pie de cama, entre otras”, enumera José Antonio Rodríguez Maniega, subdirector de sistemas de información del hospital general universitario Gregorio Marañón.
Con una plantilla de 1.000 médicos y 400 enfermeras, el Gregorio Marañón, que cubre una población de 700.000 habitantes y de un millón en el caso de ginecología y obstetricia, da mucha importancia a la tecnología de sistemas de información, “ya que con este tamaño se hace especialmente importante la comunicación interna, el traspaso de información y el acceso a la misma”.
A nivel de proveedores, el hospital dispone de una red de almacenamiento SAN de EMC, servidores de Sun Microsystems, HP, EMC y Fujitsu Siemens Computers, una red troncal inalámbrica “blindada” de Cisco Systems con protocolos de seguridad propietarios y fibra óptica entre los edificios. En cuanto a los gestores de bases de datos trabaja principalmente con Informix, si bien también dispone de soluciones de Oracle y la SQL Server de Microsoft. Además de la “decidida apuesta por el software abierto y Linux”, el hospital también cuenta con máquinas que corren sobre Unix y Windows. Si bien inicialmente las aplicaciones que funcionaban sobre estándares abiertos no eran críticas, como es el caso de la intranet, paulatinamente se ha ido desplegando a otras soluciones, como el gestor de informes, que produce alrededor de 1.000 informes al día. En el caso de las PDA o Tablet PC que utilizan a diario los médicos y enfermeras del materno infantil, el proveedor es HP. Asimismo, destaca el uso del sistema de reconocimiento de voz Via Voice de Philips, que permite que alrededor del 80% de los informes de radiodiagnóstico del hospital materno infantil sea almacenado o grabado de forma automática. Por otro lado, se prevé que a finales de año la posibilidad de contar en dicha área con un servicio de radiología digital, gracias a las soluciones de Siemens, se amplíe a todo el hospital, según expone el subdirector de sistemas de información.
“Contamos con algunas de las tecnologías más avanzadas del mercado”, expone Rodríguez Maniega. Y es que las nuevas tecnologías implementadas en el centro permiten, gracias a la digitalización y almacenamiento de la información, visualizar el historial médico de un paciente a través de cualquier terminal accediendo a la intranet corporativa. Sin embargo, el desarrollo y despliegue de la intranet, que se efectuó hace dos años, permite que tengan acceso a la misma, personal sanitario en función de su responsabilidad y competencias. Pese a que en la actualidad alrededor de 8.000 profesionales pueden acceder a la misma, existen áreas críticas con información clave del enfermo que sólo puede ser visualizadas tras la inclusión de unos códigos personalizados, que securizan el acceso.
Una de las aplicaciones que destaca por sí misma y que se considera de “alta criticidad” es la correspondiente a la denominada prescripción electrónica intrahospitalaria, asociada, además, a más de 30 armarios dispensadores situados en el edificio de materno infantil y con perspectivas de ser instalados en otras áreas. Esta aplicación permite almacenar las prescripciones realizadas por los médicos a los pacientes. Se trata de una información, que se actualiza al instante y se conecta a un mecanismo de cajones de los armarios dispensadores, a la que pueden acceder automáticamente los ATS, a través de un sistema securizado de huella digital. Así, de forma automatizada y en función del paciente y de la medicación prescrita por el profesional, se abren las gavetas en las que se encuentran almacenados los medicamentos, ampollas o preparados que deben suministrar.

Volumen de información
La información que se genera y se maneja a diario en un hospital de esta envergadura supone alrededor de 600.000 informes, 7 millones de determinaciones de laboratorio y más de 700.000 radiografías al año.
Junto con el hospital de Fuenlabrada y de Alcorcón, el Gregorio Marañón es uno de los hospitales públicos más avanzados en materia de TI de España. El responsable reconoce que, pese a casos muy específicos en el área privada, “es en el sector público donde más se invierte en nuevas tecnologías”.
En esta línea, y tras encauzar su labor desde hace dos años y medio para incentivar el uso de las tecnologías, Rodríguez Maniega también forma parte de un proyecto más amplio que engloba a todos los centros de la CAM. Como miembro del grupo de trabajo de la Dirección General de Informática de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, el objetivo es “diseñar un modelo único de sanidad madrileña, es decir, un modelo transversal para mejorar la atención de los pacientes, especialmente en el caso de crónicos o en fase de postoperatorio”.
En el capítulo de inversión, que depende de la Consejería de Sanidad de la CAM, el responsable reconoce que “es escasa y que cualquier empresa invierte más del doble de su presupuesto bruto, lo que es comparativamente mucho más de lo que invierte la sanidad pública”. De ello dependerá, en buena parte, la consecución de los proyectos previstos para los próximos meses, que pasan por consolidar y trasladar la mayor parte posible de implementaciones en electromedicina y nuevas tecnologías en el ámbito sanitario a las 1.800 camas del hospital. “Según la OMS –apunta el responsable–, los sistemas de información en el ámbito sanitario pueden suponer para la sanidad pública y privada un avance similar al que supuso en su día el descubrimiento de los antibióticos”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers