Hispasat beneficiará a la economía del país, según el ministro Borrell

Feria Internacional de las Comunicaciones por Satelite `94

El mayor beneficiado con el satélite Hispasat será la economía del país y sus empresas, según afirmó el ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, Josep Borrell, en la inauguración de la Feria Internacional de las Comunicaciones por Satélite'94, celebrada recientemente en Cornellà (Barcelona). Va a entrar en el sistema productivo y aumentará la capacidad de comunicación de las empresas. Los 17 canales del sistema fijo son el elemento más importante de la inversión, explicó. No obstante, destacó la necesidad de incrementar la comercialización de estos servicios de comunicación digitales, tanto entre Correos, Retevisión y Telefónica, como entre las empresas, que quizá no conozcan lo que los modernos sistemas de telecomunicación pueden hacer. También recomendó a los operadores más grandes, como Telefónica, un mayor uso de las posibilidades del satélite, ya que todavía no se ha saturado según las previsiones realizadas en su día. La feria celebrada en Cornellà puede servir, en su opinión, de contacto entre los ofertantes y los usuarios de estos servicios. Es una manera de mostrar el interés de los empresarios y de la Administración por el desarrollo de las telecomunicaciones y el esfuerzo realizado en inversiones.

A partir del mes de abril, Hispasat ofrecerá cinco nuevos canales, dos públicos de TVE (uno deportivo y otro cultural, y tres privados (Antena 3, Tele5 y Canal+). Según Borrell, las nuevas tecnologías de compactación de la señal permitirán, en poco tiempo, incrementar las prestaciones de Hispasat y multiplicar por cuatro o cinco el número de canales que pueda soportar. Espero que de esta forma se incremente la calidad y la oferta, afirmó. Según Borrell, Hispasat tiene un potencial de uso superior a cualquier otro satélite y no considera que la competencia de otros sistemas como Astra, que también emiten en castellano, sea mala. Sólo Hispasat ha sido pensado para España, que cubre perfectamente, y se puede recibir con calidad con antenas de pequeñas dimensiones [40 centímetros de diámetro].

Respecto a la televisión por cable, cuyo anteproyecto de ley se está elaborando en estos momentos, Josep Borrell descartó la posibilidad de que Telefónica monopolice este sistema en España, y reflejó la necesidad de evitar que las redes se desarrollen sin comprobar la solvencia económica y tecnológica de los operadores.

Se han de evitar errores estratégicos como la televisión por cable francesa, y que la tecnología no vaya por delante de los productos que se ofrezcan a través de ella.

Sobre la entrada de nuevos operadores de telecomunicaciones en 1998, Borrell explicó que más que dispersar esfuerzos, para llegar a la liberalización lo que se ha de hacer es reestructurar las tarifas al coste, como ha hecho la propia France Telecom. Ese es el reto. La feria, la primera del sector que se celebra en España, ha contado con algunas de las empresas más importantes del sector de las comunicaciones por satélite, como Hispasat, Telefónica, Retevisión, Astra, Televés, Ikusi y Sogecable. Otro de los temas centrales de la muestra ha sido la explosión del nuevo mercado de antenas parabólicas.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes