Fujitsu gestiona las oficinas y la red de cajeros automáticos de Caja de Canarias

El servicio ofrecido por Fujitsu cubre 1.875 puestos de trabajo y 6.700 elementos diferentes, estructurados en bloques independientes como son autoservicio, ofimática, periféricos, comunicaciones, SAI y recicladores.

Desde finales de 2009, Fujitsu proporciona el servicio de mantenimiento para todos los puestos de trabajo de La Caja de Canarias. La disponibilidad de estos canales para la Caja era una prioridad, ya que su objetivo era que las incidencias en el equipamiento de oficinas y en los cajeros automáticos afectaran lo menos posible a sus clientes.

Tradicionalmente, las entidades han gestionado de forma completamente independiente las infraestructuras del puesto de trabajo y su red de cajeros automáticos. Sin embargo, Caja de Canarias es, al igual que alguna otra entidad, pionera en modificar su modelo de gestión de las diferentes infraestructuras del entorno de trabajo hacia una gestión integral. El objetivo es asegurar a sus clientes la disponibilidad de sus servicios en los canales más visitados, como son las oficinas y los cajeros automáticos, a la vez que se consigue un mayor control sobre los costes de su gestión.

El reto para Fujitsu estaba en poder gestionar eficientemente los más de 6.700 elementos de diferente tipología y fabricantes, repartidos por todas las Islas Canarias.

La red de cajeros automáticos también escondían cierta complejidad, puesto que la Caja de Canarias dispone de una red de autoservicio muy avanzada que ofrece gran número de operaciones, como son dispensación de monedas, ingreso de efectivo, ticketing, código de barras, etc. Además, los cajeros están muy dispersos, teniendo gran parte de ellos desplazados en hoteles, aeropuertos, hospitales y gasolineras de las diferentes islas.

Para abordar este servicio de forma eficiente era fundamental tener las capacidades y la cobertura suficientes para resolver las incidencias detectadas en el menor tiempo posible, con independencia del lugar donde se detectara la incidencia. Para ello, era muy importante contra con un proveedor que tuviera Centros Logísticos y de Reparaciones en las propias islas y evitar, en la medida que fuera posible, depender de la península, consiguiendo de esa forma su propia autonomía. “Estamos muy satisfechos del ambicioso proyecto de gestión global de todas las oficinas y cajeros automáticos de la red de La Caja de Canarias”, declara un portavoz de Fujitsu. “Nuestra dilatada experiencia en el mercado bancario nos ha permitido ofrecer en todo momento un servicio de calidad a la entidad sin registrar ningún impacto negativo en la marcha general del negocio, agilizando los procesos y protegiendo en todo momento la inversión. Proyectos como éstos consolidan nuestro prestigio como proveedor de soluciones globales en un exigente mercado en expansión”.      

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers