España es el segundo país del mundo con mayor actividad de código abierto

Según un estudio publicado por Red Hat

Red Hat ha publicado el Open Source Index, un estudio realizado por el Georgia Institute of Technology, en el que se compara la actividad y presencia del código libre en 75 países. El estudio diferencia la actividad, que mide la presencia de código abierto en la sociedad, y el entorno, que mide otros indicadores colaterales que dan una idea de la apertura y del avance tecnológico de la sociedad, como el acceso a Internet, o el uso de tecnología abierta (Linux, Open Office, etc.) en los centros educativos.
España es el segundo país en el ranking de actividad, mientras que en el de entorno nos encontramos en el vigésimo lugar. Santiago Madruga, director general de Red Hat en España, realizó la siguiente valoración al respecto a ComputerWorld: “En España hay un gran uso del código abierto en general. Por ejemplo, es uno de los países donde el navegador Firefox tiene mayor adopción frente a la alternativa propietaria, al igual que Linux. En cuanto al entorno, hay otros factores que influyen, como el acceso a la banda ancha en nuestro país o el número de ordenadores por hogar. En estos campos, tenemos camino que recorrer frente a otros países”.

La situación en España
En el estudio se ha estudiado la adopción del software libre por parte de los organismos gubernamentales en España. Tanto en el Gobierno central como en una gran mayoría de las comunidades autónomas el código abierto está muy adoptado en lo que respecta a infraestructura tecnológica e incluso como infraestructura para aplicaciones críticas. El estudio también contempla la implantación en la industria. Santiago Madruga señala al respecto que “la adopción está siendo más progresiva, por los riesgos que supone una fuente tan cambiante, pero aun así está siendo muy impactante. Hoy en día cuesta encontrar alguna empresa española que no use, en mayor o menor medida, software de código abierto. En todos los sectores está muy extendido, aunque hay algunos que destacan: turismo, consumo, telecomunicaciones y banca, y por supuesto todo el entramado de empresas pequeñas y medianas que hay en nuestro país.”
En cuanto a educación, “la universidad española está adoptando el código abierto a buen ritmo, aunque no exactamente igual en cada comunidad autónoma”, apunta Madruga. “La Universidad tiene que jugar un papel fundamental en el conocimiento, la contribución y el uso del código abierto, y aunque esto en España está despegando, en otros países ya están volando alto”, concluye.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers