"EMC tiene la capacidad de dar una solución global a una problemática de información"

Miguel Salgado, director general de EMC para España

Miguel Salgado conoce muy bien la compañía de la que hasta ahora era director general adjunto y que lidera en solitario desde que José Luis Solla, su antecesor, fuera nombrado a finales de enero director regional para España, Portugal, Grecia e Israel. Salgado confía en la evolución de su compañía en unos tiempos en los que ninguna organización puede prescindir de su principal activo: la información.

El nuevo rol europeo de José Luis Solla le ha posicionado al frente de la filial española de la que era director general adjunto desde hace cuatro años. ¿Cómo afronta esta nueva etapa, enmarcada en un entorno económico de recesión?
- En España, el equipo de EMC, liderado por Solla, ha hecho un trabajo excelente en posicionamiento de marca, especialmente de las últimas empresas adquiridas. Tenemos soluciones únicas y mi objetivo es continuar reforzando nuestro posicionamiento en el mercado español. La situación económica del mercado es complicada, pues la crisis afecta a todos los sectores y hace que los clientes sean cautelosos a la hora de invertir. Pero EMC ha hecho los deberes. Además, desde que llegó Joe Tucci la compañía ha seguido una estrategia muy coherente, basada en el desarrollo e integración de productos que nos permitieran llegar a tener soluciones únicas que giraran en torno a la infraestructura de la información: gestión de información no estructurada, backup y archivado, virtualización y seguridad de los datos, etc. Además, en tiempos de crisis la tecnología es clave para que mejore la eficiencia y productividad de la economía, así que no debería reducirse la inversión en ésta. EMC, con su tecnología, puede ayudar a los clientes a optimizar su eficiencia.

Estará satisfecho de contar tener a Solla en un puesto europeo, lo que conllevará ventajas para España…
- Su nombramiento ha sido un reconocimiento a su labor y es importante porque da a España una visibilidad mayor en la corporación. En EMEA ya hay más representantes españoles en el área de servicios, y cada vez y nos da menos miedo formar parte de las operaciones globales. España cada vez tiene más peso, siendo ahora el cuarto país en facturación en EMEA, tras Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.

La corporación acaba de dar a conocer excelentes resultados en 2008 [14.880 millones de dólares, un 12% más que el año anterior]. ¿Cuál es su valoración? ¿Cuál ha sido el comportamiento de su filial?
- Los resultados han sido muy buenos, aunque habrían sido mejores de no ser por los costes que conlleva la reestructuración que se está acometiendo. Aun así, 2008 ha sido el sexto año consecutivo de crecimiento a doble dígito. En cuanto a la España, no puedo concretar cifras, aunque el crecimiento de la filial está alineado con el experimentado por la corporación.

Pero, a pesar de los buenos resultados, EMC ha anunciado 2.400 despidos… ¿Afectan a España?
- Es una cifra pequeña, teniendo en cuenta que somos más de 40.000 empleados en todo el mundo. Además, esta reestructuración es fruto de las múltiples compañías que hemos absorbido en los últimos años, lo que exige una optimización en determinadas áreas. En España, antes de finalizar el año, se realizaron unos mínimos ajustes motivados no tanto por este aspecto como por las necesidades del negocio.

¿En qué áreas esperan crecer en este difícil 2009?
- En aquéllas que favorecen la optimización de costes, la gestión de eficiencias y la reducción del consumo de energía en los centros de datos, como la virtualización y la consolidación. También crecerá la tecnología de gestión de estos entornos, como las plataformas de backup, de deduplicación de la información, de optimización de la gestión de la recuperación de los datos, el archivado… y la tecnología relacionada con la gestión de la información no estructurada, sin olvidar la relevancia que están adquiriendo las áreas de seguridad y compliance.

Aunque comenzó siendo una empresa de hardware de almacenamiento, EMC ha ido adquiriendo compañías de software hasta el punto de que éste ya supone una parte importante de sus ingresos. ¿Cómo se divide actualmente su negocio?
- Un 40% proviene del hardware, otro 40% del software y el 20% restante de los servicios. Pero el software es el área que más crece, en línea con las perspectivas de IDC que prevé para el almacenamiento que el hardware decrezca y crezca el software.

Un decrecimiento [el del hardware] provocado por la permanente caída de los precios...
- Sí, cada vez hay mayor necesidad de almacenamiento, pero los precios siguen bajando. Aunque, por otro lado, esta mayor cantidad de información demanda software que permita su gestión. Lo bueno de nuestra oferta de hardware y software es que está muy relacionada entre sí. No vendemos productos, sino soluciones a una problemática, que integran también servicios. A través de nuestros partners les ofrecemos al cliente desde servicios gestionados hasta outtasking de la gestión de la información.

Han adquirido muchas compañías en los últimos años, ¿cómo se han integrado en su filial?
- Los departamentos de innovación y desarrollo de EMC integran muy bien las soluciones de las empresas que se van adquiriendo y España es un modelo en integración para la corporación. Aquí tenemos un equipo único que tiene una visión global del cliente. Además, todas las tecnologías que se han ido integrando están relacionadas entre sí y giran en torno a la información.

¿EMC seguirá comprando al mismo ritmo?
- Todas las compras realizadas están muy bien orientadas. EMC no compra para ganar cuota de mercado, sino para complementar sus soluciones. Así que se seguirá comprando en ciertas áreas que veamos que aportan valor. Por ejemplo, continuaremos haciendo adquisiciones en cloud computing y en todo lo relacionado con el servicio al cliente y al ciudadano. Las compras del proveedor de backup on-line Mozy y de Iomega van en esta línea.

Con la compra de Iomega esperan posicionarse no sólo en consumo, sino también en las pymes. ¿Cómo llevan este objetivo?
- Hoy, un 10-15% de nuestro negocio proviene de las pymes, aunque queremos que alcance el 20-25%. También queremos posicionarnos en ayuntamientos, diputaciones, universidades… Llevamos tiempo trabajando con nuestros partners para mejorar nuestra cuota en este segmento, potenciando el canal y la certificación.

En gran cuenta, ¿cómo se distribuye su negocio?
- Un tercio proviene de la Administración, otro tercio de la banca y otro del sector ‘telco’ e industria.

Son sectores que están reduciendo sus inversiones TIC. Incluso las AA.PP...
- Sí, la Administración está recortando inversiones y debe recordar la necesidad de invertir en TI para que aumente la productividad.

EMC compró VMware en 2007. Es curioso cómo sigue siendo una compañía independiente con la que incluso acaban de firmar un acuerdo para el despliegue de servicios.
- Las licencias de VMware las venden los fabricantes de servidores. Fue para mantener una buena relación con éstos por l

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes