El salario de los directivos españoles crecerá un 5,69% en 1993. Aquellos maravillosos años.

Conforme a las previsiones de ICSA para 1993 sobre remuneraciones salariales, el sueldo medio de los trabajadores españoles crecerá en este año un 5,7%, cifra que contrasta con los incrementos experimentados en años anteriores. Esta recesión económica, parece fruto del 92, año que iba a suponer el despegue para España, que iba a marcar un antes y un después. Sin embargo, todo parece indicar que ahora, en las vacas flacas, vamos a sufrir el esplendor de 1992, traducido en una moderación salarial y un IPC del 5,4% que cada vez se acerca más. Se acabaron aquellos maravillosos años.

En un año como 1993, dónde la integración económica europea para nuestro país parece lejana, dónde la tasa de desempleo se prevé crecerá hasta un 19,5%, siendo la mayor que hemos experimentado, el futuro económico augura una situación difícil para España, siendo imprescindible, en opiniòn del Estado y la patronal, una moderación salarial con el fin de que las depreciaciones de la peseta no se traduzcan en un incremento de la tasa de inflación, que en estos momentos se haya en el 5'5, un punto por encima de la europea.

Como en años anteriores, el grupo ICSA, Ingenieros y Consultores S.A, ha realizado una serie de encuestas a 400 empresas entre finales de Diciembre y principios de Enero, con el fin de analizar las previsiones de incremento salarial para este año.

El estudio presentado, establece una serie de conceptos básicos para determinar las diferencias sobre remuneraciones, según: puesto de trabajo, áreas geográficas, sector de pertenencia y tamaño de la empresa.

DISTINTAS CATEGORIAS

Con independencia del sector al que pertenezcan las empresas encuestadas, se han recogido tres categorías diferentes para realizar el promedio de incremento salarial de los trabajadores españoles: Directivos, Jefes y mandos y resto de personal.

De este modo, el estudio muestra que el incremento medio decidido para los directivos españoles en 1993 será del 5,69%, y del 5,75% el probable; lo que supone un descenso respecto al año 1992 en que éste fue del 8,26%; y respecto a años anteriores en que el incremento aplicado a los altos ejecutivos en nuestro país estaba próximo al 10 por ciento.

Al mismo tiempo, este porcentaje contrasta con las cifras presentadas por el área de Recursos Humanos del Instituto Summa que, en un estudio sobre remuneraciones salariales para 1993, publicado recientemente; establece este crecimiento en un 7,4%.

Si desglosamos la cifra presentada por ICSA (5,69%), observamos que tan sólo el 10 por ciento de los directivos no experimentará un ascenso en su salario, mientras que una cifra bastante inferior al 5% incorporará un crecimiento salarial superior al 8 por ciento.

Asimismo, el promedio decidido de incremento salarial para los jefes y mandos es del 5,82%, siendo del 5,69% el probable, lo que supone algo más de dos puntos de descenso (7,96%) respecto a 1992, observándose también en esta categoría una diferencia en relación con el estudio de Summa (7,3%).

Además, señalar que un poco más del 5% no experimentará ninguna subida salarial, mientras que alrededor del 25% tendrá un incremento salarial del 5% al 7%.

En lo que respecta al resto del personal, el promedio decidido se sitúa entorno al 5,78% (5,63% el probable), siendo dos puntos inferior al crecimiento experimentado en 1992 (7,64%).

Estudiando este incremento salarial por comunidades autónomas, observamos que ninguna de ellas supera al 6 por ciento. Así, el País Vasco se sitúa a la cabeza con un 6%, siendo su índice de precios al consumo (IPC) del 5,3%, mientras que Cataluña se queda en un 5,8% (IPC 5,4%) y Madrid con el 5,4% (IPC 4,7%). Todo esto nos indica un cambio relativo de papeles, ya que en 1992 la capital española encabezaba el ranking de remuneraciones, con una tasa de crecimiento del 8,88%, mientras que el País Vasco no superaba el 7,30% y Cataluña el 8,31%.

Por otro lado, si atendemos al tercer criterio, es decir por sectores de pertenencia de las empresas, podemos observar que el promedio ponderado de incremento superior es para el sector químico situándose en el 6,51%, seguido inmediatamente por el sector farmacéutico con el 6,5% y por los servicios profesionales con un 6,4%. El resto de sectores, como mecánico, consumo duradero, gran consumo, materias primas, alta tecnología e ingeniería y construcción, no ha superado el 6 por ciento de incremento salarial. Hay que destacar, además, que este último es el que ha experimentado el menor crecimiento (4,9%), como consecuencia de la finalización de las obras de los eventos del 92.

Estas cifras suponen un cambio considerable respecto a las previsiones existentes en 1992, dónde el sector de la Alta Tecnología experimentaba uno de los mayores incrementos (7,73%), porcentaje que contrasta con el 5,44% de incremento salarial esperado para este año 1993. Mientras que, en el 1992 éste estaba únicamente precedido por el sector farmacéutico con un 7,77%, para este año se espera que el sector Alta Tecnología ocupe uno de los últimos lugares junto con otros servicios.

EL SECTOR INFORMATICO

En lo referente al sector de la Informática, durante el pasado año se situó por encima del cremiento medio establecido por ICSA para 1992, pudiendo destacar dentro de los puestos informáticos, nueve áreas de trabajo diferentes, 4 encuadrables dentro de la Dirección y otras 5 correspondientes a personal técnico cualificado.

Entre los puestos de Dirección y como máximo responsable del diseño y funcionamiento de los circuitos, sistemas y procedimientos se encuentra el Director de Sistemas de Información con una remuneración total por encima de los 8 millones y medio.

Le siguen, el Jefe de Proceso de Datos y el Jefe de Proyectos Informáticos, con remuneraciones similares para los dos, superiores a los 6 millones y medio al año. Por último, el jefe de explotación presenta unos ingresos anuales superiores a los 5 millones de pesetas.

En cuanto a los puestos informáticos que recoge el estudio, como personal técnico cualificado de la empresa, presentan retribuciones totales que van desde los 2,5 millones para un operador hasta un poco menos de 5 millones para un técnico de sistemas. Entre ambos se sitúan los programadores de informática (3,31 millones), los analistas-programadores (3,88 millones) y los analistas de informática con 4,5 millones al año.

Asimismo, señalar que este comportamiento del sector tanto en 1992 como en años anteriores, se prevé cambiara en 1993, dando lugar a un efecto de rebote o frenado, lo que supondrá que el sector informático no crecerá por encima de la media estimada por el Grupo ICSA.

Al margen de esto, si analizamos los puestos por sectores de actividad para este año 1993, basándonos en el estudio realizado por el área de Recursos Humanos del Instituto Summa, observamos que el químico es el que otorga mayores retribuciones a los puestos de alta dirección y direcciones funcionales, de forma que se sitúa por encima de la media del mercado salarial nacional, que oscila entre los 12 y los 18 millones de pesetas dependiendo del cargo. El sector del automóvil es el que paga menos a los puestos de alta dirección y el de entidades financieras el que menos retribuciones asigna a los directores funcionales, excepto al director financiero.

En lo que respecta al cuarto criterio, el tamaño, del estudio se desprende que el incremento salarial mayor para 1993, lo experimentarán las medianas empresas con un 6,08% de crecimiento, seguidas de las pequeñas con un 5,56% y un 5,23% en las grandes.

ESPAÑA Y EUROPA

Al mismo tiempo, el Grupo ICSA, junto con sus asociados de European Remuneration Network, ha publicado un informe sobre retribuciones salariales en Europa correspondiente al año 1992, que analiza 29 Cargos Ejecutivos típicos pertenecientes a 11 áreas funcionales de la empres

Revista Digital

Impresión profesional

Pymes

HP Impresion Móvil

Un estudio de IDC asegura que en 2015 el 37 por ciento de la fuerza laboral a nivel mundial será móvil. Una de las principales consecuencias, tal y como asegura el informe de IDC, es el incremento de la impresión móvil. Y es que la movilidad también beneficiará a otros sectores e impulsará su crecimiento.

Microsoft Evento cloud os 1 PUBLIRREPORTAJE

Microsoft muestra las posibilidades de la nube

Con la celebración del evento Disfrute de la experiencia Cloud OS, Microsoft ha mostrado su visión de la nube como una plataforma unificada para las empresas modernas que necesitan conciliar las principales tendencias tecnológicas que mueven el mercado TI actual, esto es, movilidad, Big Data y análisis de datos, aplicaciones y, por ...



$sitioweb.getBlueKaiTag()