El reto de las TIC en Sanidad

Cierto es que estamos inmersos en una crisis presupuestaria que afecta a todas las organizaciones públicas y privadas. La situación es grave, sobre todo en lo que respecta al gasto de las Administraciones Públicas, ya que desde siempre se han concebido como uno de los motores fundamentales en la evolución del mercado tecnológico. El panorama actual es, sin embargo, bastante decepcionante ya que los recortes presupuestarios se han impuesto y han dejado mermados muchos de los proyectos estrella de la Administración Pública en nuestro país. Aun así, a pesar de que se presenta este escenario nada positivo sí existen todavía segmentos que por necesidad y obligatoriedad tienen que seguir invirtiendo, como por ejemplo, sanidad. Y así, nos encontramos con las líneas de actuación previstas para las TIC en el Sistema Nacional de salud (SNS) recogidas en el Plan Avanza. En este sentido, para los próximos tres años, las actuaciones en materia sanitaria se pueden resumir en dos: impulsar la interoperabilidad de la historia clínica electrónica y la receta electrónica del SNS y continuar apoyando las estrategias de las comunidades autónomas para extender sus sistemas de historia clínica electrónica y receta electrónica. Cuando lo leí, la verdad es que no daba crédito. La Interoperabilidad se ha convertido en algo así como “el dorado” de la Sanidad. Casi 20 años hablando del mismo concepto y parece que poco o muy poco se ha avanzado. Pero parece no importar mucho ya que sigue protagonizando desde hace ya muchos años todos y cada uno de los planes presentados por los Gobiernos correspondientes. A lo mejor lo que se debería asumir es que disponemos de una Sanidad, mejor dicho 17 sanidades, y la interoperabilidad más que un objetivo y un reto es un sueño. Lo bueno es que se sigue invirtiendo en alcanzarlo. Quizás deberían pensar en trasladar ese presupuesto dedicado a la interoperabilidad a otros proyectos más realistas.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers