Actualidad
Estrategias
Formación/Empleo

"El mercado español es muy dinámico y muy agresivo"

Jean Francois Favard, responsable de Thales IS España

Jean Francois Favard es director general de la filial española de Thales Information Systems, empresa centrada en consultoría, integración y outsourcing perteneciente al grupo Thales, antes conocido como Thomson-CSF. Además del cambio de nombre, la compañía ha reorientado su estrategia, antes con fuerte presencia en el sector de Defensa, hacia las tecnologías de la información y los servicios. Son muchos los que conocen el nombre de Thomson-CSF, pero pocos los que lo relacionan con el nuevo nombre de Thales. ¿A qué se debe este cambio de nombre? - Es el resultado de la compra de Racall por parte de Thomson CSF, y este nuevo nombre representa esta fusión. Thales es el nombre de un filósofo matemático griego de la antigüedad que es conocido internacionalmente, y esta es un poco la idea. La de presentar a un grupo tecnológico con presencia mundial, en más de 50 países, con más de 5.000 personas, que opera en tres sectores: defensa, aeroespacial, y tecnologías de la información y servicios. Pero el cambio de nombre implica un esfuerzo en comunicación ... - Exacto, la intención es aportar una nueva imagen como símbolo de la integración de los dos grupos de origen francés e inglés (Thomson-CSF y Racall) y desarrollar toda la comunicación necesaria para reflejar este cambio. Además, es importante saber que el grupo Thomson-CSF era principalmente conocido por sus actividades en Defensa. Ahora, en el nuevo grupo, el área de Defensa solamente representa el 50% de las actividades, y las actividades más importantes en términos de potencial de desarrollo son de la rama de las tecnologías de la información y servicios. Por esto se produce el cambio de imagen que responde a un cambio de estrategia, y que requiere efectivamente un esfuerzo de comunicación. El próximo mes de septiembre cumplirá un año al frente de la filial española. ¿Cuáles son sus objetivos estratégicos y previsiones de negocio? ¿En qué áreas apuestan más fuerte? - Los objetivos estratégicos son básicamente dos. Primero mantener el crecimiento en España, que ya llevamos desde hace varios años en torno al 25 por ciento. Este crecimiento es superior a la media europea, con un mercado de TIC muy agresivo y muy dinámico, y nosotros queremos estar por encima de la media del crecimiento del país. Para ello, hemos ampliado nuestra oferta. Hasta ahora se basaba en servicios profesionales, que es la base de nuestras actividades, y hemos decidido empujar a nivel de toda Europa la oferta de consultoría tecnológica para ayudar a los clientes a definir sus objetivos de uso de TIC dentro de su negocio, y potenciar la oferta de outsourcing para que los clientes puedan externalizar partes de sus actividades alrededor de los sistemas de información. No pretendemos desarrollar un outsourcing global, sino en las áreas que necesite distraer para poder enfocarse más en su negocio. La otra parte de la pregunta eran las previsiones de negocio para este año... - Para este año preveemos 7.500 millones de pesetas (el pasado año se llegó a los 5.600 millones de pesetas) con presencia en el sector de las telecomunicaciones, administración pública, industria y servicios y el sector bancario. En este sentido, recientemente organizamos un evento en el museo Thyssen para aumentar nuestra presencia en el sector bancario, principalmente en outsourcing y CRM. Antes de venir a España, estuvo cinco años al frente de la filial francesa. ¿Qué diferencias encuentra entre los mercados español y francés? - El mercado español es muy dinámico, mientras que en Francia la evolución tecnológica era más prudente, más contínua. Aquí en España, muchos ingenieros y empresas han saltado en este campo para tratar de aprovechar rápidamente las ventajas de las TIC, y el riesgo tecnológico y personal de los técnicos quizás es mayor en España que en Francia. ¿Y en crecimientos? - En Francia están en un 15 por ciento y aquí en un 25 por ciento. Hay por tanto un 10 por ciento de diferencia. ¿Qué ventajas aporta Thales frente a la competencia, a la hora de integrar, por ejemplo, una solución CRM? - La ventaja principal es la cultura que tenemos en Thales, que es de atención al cliente. Que todos los ingenieros, todos los consultores, tomen en cuenta este valor no es tan fácil de conseguir. La primera condición es escuchar al cliente. Es decir, no ir al cliente con la idea de que sabemos mejor que él lo que necesita. Esto se lo enseñamos a todos nuestros consultores, comerciales, etc. El cliente sabe lo que quiere y tiene sus ideas, y nosotros estamos aquí para ayudarle a definir lo que necesita y para implantar la solución. Para eso tenemos un programa para ver la satisfacción del cliente, donde a través de alrededor de 25 preguntas básicas tratamos de ver cómo nuestra organización, desde el consultor de base a la fuerza comercial o el nivel de directivos, está enfocado a escuchar al cliente, a aportar valor a los servicios, iniciativa, para satisfacer mejor las peticiones del cliente. Esto es básico por ejemplo a nivel de CRM bancario. Otra ventaja es aprovechar al máximo la potencia tecnológica de nuestro grupo, que no olvidemos que tiene su origen en el desarrollo de tecnología. Últimamente se habla de ERP de segunda generación, e-CRM, ¿No se confunde al mercado? - Nuestros clientes son empresas con negocios tradicionales, como el sector bancario, la industria, etc. Estos clientes han visto salir el fenómeno de las nuevas tecnologías, y se han preguntado si van a perdurar o cómo van a perdurar. Pero poco a poco se han dado cuenta de lo que puede aportar Intenet a su negocio, como nuevo canal de venta. Qué es un CRM o un ERP, pues una forma de gestionar este nuevo canal que debe ser integrado con los canales tradicionales. Tenemos una oferta muy buena en e-services que trata de dar respuesta a este tipo de necesidades, especialmente en cuanto a e-CRM para el sector bancario, etc. Entonces, ¿Hay que estar en Internet, o es sólo un boom, una moda pasajera? Evidentemente hay que estar. Como he dicho antes, es un nuevo canal, que hay que saber aprovechar e integrarlo en los canales tradicionales ... Entonces, ¿no existe la nueva economía, sino que es la economía tradicional a la que se añade un nuevo canal? - Claro. Lo más preocupante para nuestro sector de las TIC es el daño que en Estados Unidos está haciendo el desinflado de la “Nueva Economía”, donde empresas como Accenture, Cap Gemini, etc, han anunciado recortes de personal que nunca habían conocido en su vida. Y dónde, pues en dos sectores, el mundo americano, Europa del norte e Inglaterra, y en las telecomunicaciones. Además una visión de desarrollo en esos países tan fuerte, con la sobrevaloración de la Bolsa que hemos conocido, que ha generado una desproporción de presencia, y esas empresas están tocadas. ¿Cree que habrá crisis en los próximos meses? - Yo no creo que haya crisis, sino un crecimiento menor en los próximos meses. La inversión de las empresas tradicionales en Internet como nuevo canal va a continuar a largo plazo, pero lo creo que no va a seguir es la inflación de nuevas empresas que solamente trabajan con Internet acortando la cadena de valor. Por tanto, no creo que estemos en una situación que apunte a una crisis como la que se vivió en Europa a principios de los años noventa

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers