Actualidad
Formación/Empleo

El liderazgo del CIO

Una artículo de Warren Bennis (*)

En esta era Internet, en la que está teniendo lugar un cambio profundo y sin precedentes, es el Director de Tecnologías de la Información el que puede controlar y dirigir el crecimiento. EL CIO está mejor provisto que nadie para integrar las complejas iniciativas estratégicas de las diversas unidades comerciales de la empresa. Así, puede ser tanto el nexo de unión como el lubricante que mantenga agrupadas estas actividades y las haga progresar al mismo tiempo.

Puede pronosticarse que la próxima generación de líderes de empresa serán ejecutivos que comprendan las oportunidades y los riesgos de la transformación de las Tecnologías de la Información. Sin embargo, sus objetivos serán diferentes. A los jefes de ayer les preocupaban tres objetivos: control, orden y predictibilidad. Hoy, se necesitan líderes capaces de inspirar, aportar poder y dirigir a sus compañías en un ejercicio permanente de adaptabilidad.
A causa del carácter integral del cargo que ocupan, los CIOs no pueden alcanzar el éxito por sí solos. Necesitan el apoyo y el asesoramiento de otros ejecutivos, en particular del presidente de la compañía, que sepan apreciar el papel crítico desempeñado por el director de Tecnologías de la Información. El presidente debe reclutar y utilizar los mejores equipos de personas, con el CIO como jugador estrella.
Entonces, si ha llegado para el director de TI la hora de correr con el balón, ¿por qué tantos de ellos permanecen a la espera de que alguien se lo ceda? La verdad es que muchos CIOs se sienten infravalorados, y dudan en afirmarse como líderes en la empresa. Podrían estar condicionados por haber permanecido durante años en el back-office, fuera de la vista y de la atención de los demás directivos. O la causa podría estar en el tipo de personalidad de quienes desarrollan su actividad en el área de la tecnología. O también podría deberse a indiferencia por parte de una empresa poco informada.
Cualesquiera que sean los obstáculos, es necesario superarlos. Quien no pueda o no esté dispuesto a cumplir con esta obligación, deberá dejar de ocupar ese cargo. Y quienes lo estén intentando deberán mantenerse en el esfuerzo.


Influencias externas
¿Qué influye más en la percepción de las TI del CEO?
-------------------------------------------------------------------------
Otros directivos del sector 37%
El CIO de su empresa 23%
Interacción social de tipo general 17%
Lectura de publicaciones especializadas 15%
Otras (Las mencionadas con
más frecuencia: experiencia anterior,
otros directores de unidades comerciales) 24%


Grandes expectativas
Los CEOs tienen expectativas razonables
respecto a las Tecnologías de la Información
--------------------------------------------------------------
Generalmente realistas 60%
En ocasiones poco realistas 23%
Generalmente poco realistas 10%
Otras 7%


Warreb Bennis
---------------------
Warren Bennis es profesor de administración de empresas en la Marshall School of Business, presidente fundador de The Leadership Institute en la Universidad del Sur de California y consultor para compañías multinacionales y gobiernos de todo el mundo. Ha sido autor y co-autor de libros sobre liderazgo tan fundamentales como: Leaders: Strategies for Taking Charge, Why Leaders Can´t Lead, On Becoming a Leader y Organizing Genius: The Secrets of Creative Collaboration. Su libro más reciente, en co-autoría con David Heenan, es Co-Leaders: The Power of Great Partnerships


¿Qué piensan los CIOs de sus Presidentes?
Evaluando al jefe
--------------------------------------------------------------
Son muchos los Directores de Tecnologías de la Información o CIOs, que ha sufrido las quejas del presidente de la compañía afirmando que los ejecutivos del área de Tecnologías de la Información no comprenden las cuestiones comerciales con suficiente amplitud o no saben trabajar en equipo. Recientemente, algunos ejecutivos TI han contraatacado a través de una encuesta por escrito corta pero muy expresiva realizada por la consultora John J. Davis & Associates.
En realidad, la mayoría de los CIOs que respondieron a la encuesta concedieron calificaciones de “aprobado” a sus presidentes en la mayoría de las preguntas. Un sesenta y uno por ciento, por ejemplo, dijeron que sus Presidentes apoyan en gran medida la función de TI, y un 68 por ciento afirmaron que la Alta Dirección de sus empresas está dispuesta a dedicar los recursos necesarios a la organización de Tecnología de la Información. Un setenta y seis por ciento manifestaron que su Presidente comprende al menos de forma satisfactoria el papel a desempeñar por las Tecnologías de la Información, y un 71 por ciento dijeron que su CEO es capaz de realizar una evaluación bien informada de su rendimiento. Sin embargo, un 72 por ciento de los encuestados señalaron también que su Presidente obstaculiza su actuación y rendimiento de una u otra forma. Y los consultados no tuvieron reparo en explicar (anónimamente, por supuesto) cómo sus jefes se convierten a sí mismos en un obstáculo.
“Piensa que la tecnología es una fórmula mágica”. “No cree en la necesidad de un cambio en el proceso comercial que acompaña con frecuencia a una solución técnica”. “El presidente ejecutivo de mi compañía no tiene el tiempo o el interés necesarios por las Tecnología de la Información”. “Sigue considerando a las Tecnologías de la Información como una cuestión accesoria para la empresa”. Fueron algunas de las críticas más frecuentes que los CIOs vertieron sobre sus CEOs.
El resto de las respuestas por escrito a la cuestión de “Cómo obstaculiza?” encajan en uno u otro de seis temas de tipo general: El presidente no comprende el papel de las Tecnologías de la Información en la estrategia comercial; No participa en cuestiones de TI. No comprende la función de TI. Plantea demandas poco realistas al CIO. No asigna fondos suficientes para las TI; y, por último, no respalda al CIO cuando trata con otros directores funcionales.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers