El lanzamiento de Galileo se retrasa al menos 24 horas

La Unión Europea lanzará los dos primeros satélites del sistema europeo de navegación Galileo con el objetivo de lograr que Europa sea independiente en navegación por satélite en 2014.

Dos nuevos satélites serán lanzados a una órbita de 23.600 kilómetros de altura para formar parte del sistema de navegación civil abierta Galileo, impulsado por la Unión Europea. El lanzamiento se producirá desde el puerto espacial europeo en Kourou, situado en la Guayana francesa, si bien ha sido retrasado al menos 24 horas por problemas técnicos durante la preparaciónd e las naves Soyuz que acompañan a los satélites.

Los dos satélites, cuyo lanzamiento estaba previsto para este 20 de octubre, son los primeros de todo un conglomerado de ellos que permitirá ofrecer un servicio de navegación más potente y preciso que el actual GPS norteamericano. Una vez en funcionamiento, Galileo será utilizado en operaciones de transporte, búsqueda y rescate, obras públicas, prospección de petróleo, en la agricultura, o en la vida cotidiana, por ejemplo, en la navegación para automóviles o en los teléfonos móviles a través de aplicaciones de geolocalización y mapas.

Galileo: 30 satélites para vencer al GPS

La red de 30 satélites del Galileo estará controlada por dos estaciones base en Tierra, ubicadas en Alemania e Italia. Habrá una tercera estación, más superflua, que estará en España.

Galileo, no obstante, irá un paso más allá, más avanzado, fiable y más eficiente que el actual sistema de posicionamiento global de los Estados Unidos (GPS), según han señalado sus diseñadores. Respecto a los puestos de trabajo que podría generar Galileo, los responsables han comentado Galileoque las aplicaciones de posicionamiento avanzan día a día y que Galileo podría movilizar unos 400.000 millones de euros antes de 2025.

Entre los usos que se dará a Galileo, se puede hablar de telefonía, televisión, redes informáticas, aviación y transporte naval, con un abanico de rentables aplicaciones desplegadas en torno a Galileo. Permitirá también desarrollar aplicaciones completamente novedosas como gestión de situaciones de crisis y emergencias, aplicaciones en sectores comerciales como la agricultura de precisión, seguridad en las transacciones financieras, transferencia óptima de electricidad.

Con este proyecto, la UE quiere ganar independencia respecto a EE.UU. propietario de la red GPS, compuesta por 24 satélites que controlan sus fuerzas armadas. De hecho, se teme que, en caso de conflicto armado, Estados Unidos pueda “apagar” la señal GPS.

Si se cumplen los plazos previstos, Galileo podría estar operativo en 2014 y pretende ofrecer una mejor señal que la que envía GPS, si bien el proyecto en su totalidad no se finalizará hasta 2020.

La industria TIC y Galileo

GMV se está encargando de desarrollar los elementos responsables de las prestaciones finales del sistema. Galileo se ha dividido en dos fases, la primera, denominada IOV (In-Orbit Validation), y la segunda, que comenzó el año pasado, designada FOC (Full Operational Capability), la cual tiene como objetivo completar la infraestructura terrena y espacial desarrolladas durante la primera fase.

Galileo FOC arranca con una fase intermedia, de aproximadamente cuatro años, que constará de 18 satélites (en la fase final, habrá entre 24 y 30), 24 estaciones de referencia (en la fase final habrá entre 30 y 40), 2 centros de control y proporcionará inicialmente 3 servicios: servicio abierto, servicio público regulado y servicio de búsqueda y salvamento. Los otros 2 servicios planificados para más adelante son un servicio comercial y un servicio con información de integridad.

No es la única empresa TIC que participa en esta iniciativa científica, ya que otros proveedores como T-Systems, Abertis o BT también están involucradas en este proyecto.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes