Comunicaciones

El INSS accede a la información on-line de las jubilaciones

La actualización de los si y la implantación de 16 nuevos estará lista en 2002

La Seguridad Social paga las pensiones a los jubilados a través del INSS, que para poder concederlas debe gestionar gran cantidad de expedientes. Gracias a la informatización de la gestión en 1989, la entidad ha conseguido recudir el tiempo de su concesión en meses.
Ahora, con la modernización de los sistemas se quiere facilitar la difusión y el acceso a la información.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) adscrito al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, es una entidad gestora que tiene encomendada la gestión y administración de las prestaciones económicas del sistema de la Seguridad Social, tales como la jubilación y las incapacidades. Hasta 1989, todas las gestiones necesarias para la concesión de estas pensiones se realizaba “a mano”, de forma que un jubilado podía tardar meses en empezar a cobrar el dinero correspondiente a su jubilación. Entonces, durante el último año de la década de los 80, el INSS inició un proceso de informatización que le llevó a implantar 40 sistemas de disco óptico tanto en su sede central de Madrid como en diferentes delegaciones provinciales.
El 1 de octubre de 2000 se inicia el proyecto SARTIDO (Sistema de Almacenamiento Relacional y Tratamiento de Imágenes Documentales Ofimáticas) que conlleva la modernización y actualización de los 40 sistemas de gestión documental del INSS, incluyendo la completa sustitución del disco óptico por el disco magnético, y la instalación de nuevos sistemas de gestión en las 16 delegaciones provinciales de la entidad que estaban sin informatizar. Además, se establece la unificación de todos los software utilizados y la integración de todos los sistemas aunque de momento no está contemplada la posibilidad de comunicación entre delegaciones. Actualmente, “creemos que nuestro centro de documentación es el más grande de Europa con 14 terabytes de información, equivalentes a 400 millones de documentos. Era obvio que necesitábamos realizar una nueva implantación con la última tecnología del mercado que informatizara además las delegaciones provinciales que permitiese gestionar las imágenes, la información de los afiliados a la Seguridad Social empadronados en esas provincias, de una manera más eficaz”, explica Juan Carlos Bello, coordinador del proyecto SARTIDO.

IECISA ofrece una solución llave en mano
Todo esta implantación será realizada por Informática El Corte Inglés (IECISA), que ganó el concurso público en su día. Esta empresa ofrece al INSS una solución “llave en mano” que incluye la instalación de sus software especialmente concebidos para la gestión documental y que se denominan Invesdoc, Invesicres e Invesflow.
“La decisión de escoger la solución que proponía Informática El Corte Inglés estuvo apoyada por varios factores, entre ellos, el haber trabajado anteriormente con ellos con excelentes resultados, el ser una empresa española que apuesta fuerte por la gestión documental, actividad apoyada en su I+D. Además, a lo largo de los años que hemos trabajado con esta empresa siempre han tenido muy en cuenta las sugerencias que les hemos hecho sobre el producto o el sistema de trabajo y se han puesto manos la obra”, explica Juan Carlos Bello.

Una inversión de 1.700 millones de pesetas
En total, el INSS gastará 1.700 millones de pesetas en este proyecto de informatización y modernización de sus sistemas de gestión documental, incluyendo la compra del hardware y el software necesarios y la realización de la migración de la información contenido en los discos ópticos que ya tiene el Instituto, a los discos magnéticos que contendrán la información a partir de junio de 2000. A pesar de esta inversión, los responsables del INSS creen que “cuando esté acabado, el sistema supondrá un ahorro para el INSS de 100 millones pesetas anuales en mantenimiento fundamentalmente por uso estándares de mercado”, según Bello.
El objetivo que persigue el INSS con esta solución de Informática El Corte Inglés es dar un mejor servicio a los beneficiarios de las pensiones. Antes de 1989, los jubilados podían esperar meses hasta que se arreglaban todos los papeles y pudieran percibir su sueldo correspondiente a su cotización durante su vida laboral en activo. Los trabajadores que se han jubilado en la década de los 90 han visto reducido este proceso a menos de 30 días.

Formación a medida
El equipo que está adaptando las soluciones al INSS prevé que el proyecto esté acabado para el 30 de junio de 2002. De él se beneficiarán unos 10.000 empleados que accederán de manera on-line a través de una intranet. Para que puedan utilizar el sistema en toda su amplitud, la Seguridad Social tendrán que impartir una formación adecuada para el manejo de los sistemas. De momento, el responsable en la Delegación Central del INSS, Juan Carlos Bello, está visitando a los responsables de las delegaciones provinciales explicándoles qué es exactamente el sistema que se les va a implantar, que beneficios les reportará y como va a afectar a su trabajo. Después, habrá que organizar los cursos de formación que serán impartidos por los expertos de Informática El Corte Inglés.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers