Comunicaciones

El gobierno destinará más de 100.000 millones de pesetas para formación continua en 2005. La medida incluye por primera vez el e-learning

Dentro del marco de la celebración del Primer Encuentro sobre e-learning organizado por la Asociación de e-learning y formación online (AEFOL) celebrado en Barcelona, el director general de la Fundación para la Formación Continua (Forcem), Antonio Aragón, ha mostrado su satisfacción ante la medida aprobada por el gobierno que prevé destinar más de 100.000 millones de pesetas a la formación continua. La novedad contempla la inclusión por primera vez de asignar parte de estos fondos a la educación online. Ante el paulatino crecimiento que está experimentando la formación a través de medios electrónicos, especialmente de Internet, la necesidad de los empresarios de recibir ayudas para cubrir parte de la inversión que ello supone se ha convertido en una pieza clave. Sin embargo, el anuncio de subvencionar parte de este gasto por el gobierno abre un hilo de esperanza para que la enseñanza online en nuestro país crezca y se sitúe al nivel de otros países europeos. Así lo ha destacado Antonio Aragón en el transcurso de esta jornada organizada por AEFOL y en la que se han reunido más de 190 profesionales del e-learning para analizar la situación de este método de enseñanza en nuestro país. En opinión del director general de Forcem “vamos a intentar ganar cuota de mercado para la subvención del e-learning de tal manera que no suponga un gasto extraordinario para el empresario y que sólo le reporte beneficios”. Asimismo, y aunque este tipo de formación en España aún se encuentra en un estado incipiente, se prevé que en el año 2005, el 60 por ciento de las empresas españolas ofrecerán cursos de formación utilizando alguno de los medios online existentes. Actualmente en nuestro país, sólo el 5 por ciento de las empresas utiliza este método de enseñanza representando un 1 por ciento de la cifra total de negocio que genera la formación, si bien se espera que en 2005 la cifra ascienda a un 30 por ciento del total de la formación. Sin embargo, las diferencias con respecto a otros países europeos aún son considerables, más aún si se mira la situación en Estados Unidos, donde la formación online está implementada en entre un 60 y un 70 por ciento de las empresas. Una situación que, en opinión de Albert Sangrà, director general de Educalab, departamento de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), se debe principalmente a que “la formación online en Norteamérica se basa en la iniciativa privada mientras que en Europa está más institucionalizado”. Conferencias En el Primer Encuentro sobre e-learning, que también sirvió para presentar de manera oficial AEFOL, creada el pasado mes de abril, y que ya cuenta con más de 60 asociados entre compañías y profesionales, los representantes de universidades y empresas del sector pudieron tomar nota sobre las ventajas, y posibles desventajas, de este método de formación a la vez que se les ha proporcionado algunas claves a tener en cuenta a la hora de implantar con éxito un plan de formación online. En este sentido Francesc Pedró, delegado del Rector para la Innovación Docente de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), ha querido resaltar las ventajas que conlleva un modelo mixto de enseñanza universitaria. En opinión de Pedró, se trata de reformular el concepto de educación universitaria aunando las posibilidades de un campus tradicional con las que ofrece el e-learning. De esta forma el delegado señala que “las posibilidades ofrecidas por el campus tradicional y por el campus virtual deben combinarse para extraer el máximo partido de cada una de ellas, teniendo presente que el eje fundamental sobre el que deben girar estas posibilidades es la actividad del estudiante en un contexto de trabajo cooperativo”. Sin embargo, durante su alocución Pedró también hace alusión sobre el aprovechamiento que las universidades a distancia han obtenido de las nuevas tecnologías, más que el realizado por las universidades presenciales tradicionales, aunque los beneficios han sido sin duda para ambos tipos de instituciones. No obstante, Francesc Pedró señala que estas nuevas tecnologías han tropezado en la práctica con algunos problemas como la falta o insuficiencia de inversiones en parques informáticos dentro de los recintos universitarios o por las propias infraestructuras tecnológicas. Al hilo del planteamiento de estas cuestiones, Jaime Oyarzo, Business Manager de Luvit, destaca una serie de premisas a tener en cuenta a la hora de escoger una plataforma para el e-learning y sacar rentabilidad, ante lo que ha hecho especial hincapié en la importancia de “la enseñanza como aspecto a tener en cuenta por encima de la tecnología”. En cuanto a la hora de escoger una plataforma, Oyarzo ha destacado que lo primero que hay que realizar es la definición de los requerimientos y distribuirlos a los proveedores seleccionados para, posteriormente, revisar y evaluar las propuestas presentadas por los mismos proveedores antes de seleccionar una de ellas y firmar el contrato. Con ello, el proyecto de implementación, según el directivo de Luvit, tiene que contemplar “una definición del área de aplicación, una integración con la cultura de la empresa, una integración con las formas tradicionales de enseñanza y una evaluación”. La importancia del e-learning Si bien todos los ponentes ofrecieron soluciones para implantar con éxito plataformas de e-learning, también todos ellos destacaron la importancia de este método de aprendizaje que aprovecha la tecnología de Internet y la necesidad de adoptarlo. Jesús Artés, director de la división de formación de Insert Sistemas de Smartforce, apoyaba esta consideración teniendo en cuenta que “los cambios en las empresas requieren una gestión del conocimiento que propicia el e-learning , lo que a su vez ayuda a culturizar a la empresa en el modelo de compartir experiencias”. Artés añade que hoy, “las organizaciones de éxito son aquellas que son capaces de adquirir, asimilar, gestionar y distribuir el conocimiento interno de la manera más eficaz, rápida y económica posible”. Un éxito del que muchas empresas en nuestro país ya disfrutan. Algunos ejemplos han sido presentados en las diferentes mesas redondas que han tenido lugar en el Primer Encuentro de e-learning organizado por AEFOL. En ellas, representantes de entidades como el Banco Santander Central Hispano (BSCH) y La Caixa han expuesto sus casos en los que han conseguido implantar con éxito el e-learning para la formación de empleados.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers