El gasto sanitario español en TI alcanzó 225 millones de en 2004

El historial médico electrónico es un prioridad para el sector

El sector sanitario en Europa Occidental es complejo, según un informe de la consultora IDC, que asegura que sus organizaciones necesitan modernizar sus procesos para mejorar su atención al paciente y controlar el gasto. Para ello, las TI son indispensables, especialmente en la relación con el paciente, los cuidados clínicos y la administración del back office, siendo prioridad la implantación del historial médico electrónico. En España, el gasto sanitario en TI alcanzó 225 millones de euros en 2004 e IDC espera que llegue a 343 millones en 2008.

Los cambios sociales y demográficos que se han producido en los últimos tiempos en la sociedad occidental exigen mayor atención médica. La población envejece, como lo muestra el dato de que al menos el 15% de la población de Europa Occidental supera los 65 años de edad, y cada vez hay más enfermos ancianos que viven solos y demandan más servicios sanitarios. Ante esta problemática y la nueva actitud de los pacientes, ahora más informados y preparados para interactuar con los médicos, el sector sanitario debe plantearse modificar y agilizar sus procesos, respondiendo, por otra parte, al imperativo de ahorro de costes que prima en el mercado, a los que se suman retos como reducir los errores médicos y el tiempo de espera de los pacientes, mejorar el acceso a la educación sanitaria de los enfermos paciente y un largo etcétera, en el que también se contemplan los cambios derivados de las investigaciones en genética y proteómica que llegarán entre los próximos 10 y 20 años.
Qué duda cabe que en todo este complejo escenario las Tecnologías de la Información (TI) ostentan un papel fundamental y así lo entienden sus responsables, como lo demuestra un estudio de IDC que refleja que más de un 25% de sus encuestados cree que es imposible realizar el trabajo en el ámbito sanitario sin las TI y casi un 75% señala que las operaciones de TI tienen mayor impacto en su actividad. Asimismo, el estudio apunta que este sector sobresale en gasto TIC por encima del resto y vaticina que éste, en los países de Europa Occidental, crecerá de 6.600 millones de euros en 2004 a 9.100 millones en 2008.

Un crecimiento del 8,5% en el gasto en TI del sector sanitario de Europa Occidental
El gasto previsto para este año 2005 en TI por el sector sanitario de Europa Occidental es de 7.172 millones de euros, de los cuales 2.015 millones se destinarán a hardware, 1.519 a software y 3.638 a servicios, alcanzando la cifra total un crecimiento del 8,5%. Para IDC, de los países de este ámbito europeo, Reino Unido sobresale con creces en cuanto a avances sanitarios relacionados con las TI.
En cuanto a España, el gasto en TI realizado entre 2003 y 2004 ha crecido en torno a un 6,5%, alcanzando el último año 225 millones de euros (81 en hardware, 32 en software y 110 en servicios), de los cuales 54,3 millones provienen del sector privado y 170,8 del público. IDC espera que esta cifra se incremente hasta 343 millones de euros en 2008. La consultora resalta el modelo español de sanidad, caracterizado por la transferencia de las competencias a las administraciones autónomas, algunas de las cuales destacan por su gran labor en la adopción de las TI para optimizar sus procesos, y predice una mayor coordinación en los planes.

La historia electrónica como prioridad
El desarrollo de la historia única y electrónica del paciente es la gran prioridad y reto para el sector sanitario. Éste conlleva modificaciones en la infraestructura de TI, que tendrá que soportar complejas aplicaciones y almacenar un mayor volumen de información, por lo que será necesario incrementar la inversión en hardware, almacenamiento y de conectividad.
Por otra parte, proliferarán las soluciones basadas en tecnología inalámbrica, que se convertirá cada vez más en el núcleo de esta modernización, pues permiten a los profesionales médicos acceder a información en cualquier momento y desde cualquier lugar. Finalmente, entre otras conclusiones, el estudio de IDC apunta que no espera que emerjan nuevas killer applications, aunque sí se irán superando, por otra parte, los problemas de integración que plantea la compatibilidad de la tecnología que soporta la historia clínica electrónica con formatos y estándares del mercado. En este sentido, el informe apunta otras tendencias: la exigencia de que los proveedores de TI sigan una metodología de procesos y de calidad y la necesidad de mejorar la seguridad de los datos en un entorno tan crítico como es la sanidad.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers