"El futuro del sector está en los dispositivos conectados con banda ancha móvil"

Luis Ríos, director de movilidad de Microsoft

En los últimos meses, el área de movilidad de Microsoft ha experimentado grandes cambios con los que la compañía espera obtener una posición destacada en un sector muy dinámico y con muchos jugadores repartiéndose el pastel. Según IDC, el mercado de la movilidad ha crecido en el primer trimestre de 2010 un 21,7% y se prevé que siga esta tendencia. Para Luis Ríos, director del área de movilidad de Microsoft, “la movilidad, y particularmente la parte de smartphones, tiene una componente importante en cuanto a valor. Un terminal es percibido como un elemento de productividad del que no puedes prescindir si eres un profesional. Y a nivel de consumidor final es un dispositivo que te mantiene constantemente conectado con tu mundo, con las redes sociales… Se está apalancando en el valor, por lo que no sufre como otros sectores. Hemos visto crecimientos de doble dígito en los últimos años y hay pocos sectores industriales que tengan crecimientos así, por lo que es muy positivo”. En este sentido, para Ríos, el factor que diferencia al mercado de la movilidad es el valor.

Windows Phone
En este contexto, hace unos meses Microsoft cambió su plataforma Windows Mobile por Windows Phone, una estrategia que generó cierta confusión y dudas sobre un posible abandono del mercado profesional. “No nos alejamos, al revés, Windows Phone 6.5 continúa con su desarrollo y hay productos muy potentes en el mercado. Además, Windows Phone 7 sigue ofreciendo funcionalidades profesionales muy potentes como la integración del correo electrónico con múltiples buzones de correo, la posibilidad de compartir ficheros con Sharepoint, el entorno Office 2010 completo… Es una combinación profesional-consumidor muy potente”, apunta.
Windows Phone es el nombre comercial que agrupa la tres grandes plataformas, Windows Phone 6.5, Windows Phone Kin y Windows Phone 7”. Sin embargo, las últimas noticias apuntan a que Microsoft ha decidido que Kin, muy enfocado a las redes sociales, finalmente no llegue a Europa. La compañía integrará su tecnología en futuros desarrollos de Windows Phone.
Por su parte, de acuerdo con el director de movilidad, Windows Phone 6.5 es la trayectoria tradicional en cuanto a movilización de funcionalidades de PDA, es decir “un concepto de smartphone tradicional”, apunta. “Pero, desde el Mobile World Congress hemos traído al mercado dos conceptos nuevos y complementarios. Es decir, mantenemos Windows Phone 6.5 como una plataforma de conectividad, de correo electrónico y de productividad, y a su vez lanzamos dos plataformas enfocadas a un segmento más dedicado a consumo. Así, por ejemplo, Windows Phone 7 tiene un diseño que parte de las indicaciones y del feedback del consumidor y su uso es completamente diferente. Y todo ello complementado con un entorno de productividad como es Windows Phone 6.5. Es una evolución natural con vocación al consumidor y apoyada por la estrategia de la compañía”.

Objetivo
Con este giro de tuerca, y anclado en una cuota de mercado por detrás de Symbian, Blackberry y Apple, el objetivo para este año, según Ríos, “es crecer más que el mercado, por lo que esa posición la vamos a mejorar sin problemas. El tiempo nos dará la razón. Aunque no es la mejor posición, ahora mismo nos enfrentamos a un reto más importante: ser capaces de alinear esos 500.000 desarrolladores, ser capaces de alinear a los millones de publishers de juegos y alinear esfuerzos con los desarrolladores. Nuestro trabajo ahora mismo es más cualitativo, pero ese completo ecosistema notará todo este trabajo y se reflejará en los números en un futuro”. Para conseguir estos objetivos, hay que destacar que la compañía invierte 1.000 millones de dólares anuales en I+D para movilidad a escala global.

Competencia
En los últimos años, este sector ha abierto sus puertas a nuevos jugadores como Apple o Google, lo que ha generado una competencia mayor. “La competencia es sana y nos mantiene a todos muy despiertos”, admite Ríos. “Es un mercado de alto valor, el consumidor lo percibe así, no ve el producto como un teléfono sino como un dispositivo conectado que te acompaña a todas horas, que te define, que tiene tu información personal, que te permite conectarte socialmente con tu gente…”. Por ello, Ríos está convencido de que el mercado de los smartphones irá creciendo sobre el mercado tradicional móvil ya que irá captando clientes de telefonía más convencional. “El futuro está en los smart-phones y en los dispositivos conectados con banda ancha móvil”, concluye.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers