El Fórum de las Culturas 2004 supera el reto tecnológico

La flexibilidad caracteriza su infraestructura

Han sido 141 días a lo largo de los cuales, el evento ha precisado de los últimos avances técnicos para un correcto desarrollo del mismo. El despliegue de una infraestructura donde conviven distintas plataformas siguiendo los principios de ubicuidad, flexibilidad, convergencia tecnológica e intercomunicación, ha dejado constancia de cómo pueden “dialogar” las diferentes tecnologías entre sí aprovechando lo mejor de cada una.

Celebrar el Fórum de las Culturas y no el de las tecnologías era uno de los objetivos que los responsables del departamento de tecnología del Fórum se marcaron y que, finalizado el acontecimiento, puede decirse que se ha conseguido. La gestión de un parque de más de 1.100 PCs, más de 3.400 puntos de red Wi-Fi, dos centros de cálculo con 53 servidores, 40 nodos y 620 kilómetros de fibra desplegada son algunas de las cifras más relevantes que deja la organización de este evento a nivel tecnológico y que, como apunta Andreu Manich, director de tecnología del Forum Universal de las Culturas, “exigía encontrar herramientas que nos dieran flexibilidad de operaciones”.
Partiendo de esta base, las premisas de accesibilidad vía web, uniformidad de la tecnología base o disponer de herramientas fáciles de utilizar por el usuario, rigieron la toma de decisiones a la hora de configurar la infraestructura tecnológica. 620 kilómetros de pares de fibra óptica desplegados y circundados por dos anillos de fibra para acceder a servicios externos desde diferentes puntos de Barcelona, se complementan con los 258 kilómetros de cableado de cobre que conectan con los 3.512 puntos de conexión de terminales y que tienen su origen en alguno de los 40 nodos establecidos. Junto a esto, el acuerdo alcanzado con las tres operadoras móviles españolas para dar cobertura GSM, GRPS, e incluso UMTS, para los cerca de 32.000 visitantes en momentos punta, o la red Wi-Fi con tecnología switching LAN utilizando los servicios Gigabit de Telefónica y que ahora resultan el área de Barcelona más amplia con cobertura Wi-Fi, son otros de los hitos tecnológicos alcanzados. Según el responsable, este despliegue tecnológico ha supuesto una inversión que, sólo en la fase operacional, ha alcanzado los 9 millones de euros.

Apuesta por el “código justo”
Aunque todos los sistemas están accesibles empleando el navegador Explorer de Microsoft, los 58 servidores repartidos en los dos centros de cálculo combinan un modelo mixto entre Windows y Linux. Como explica este responsable, “la mitad de estos servidores son Windows para temas de archivos, intranet, correo electrónico u otras aplicaciones, mientras que la otra mitad son Linux”. Las ventajas de ambas plataformas para los diferentes usos a los que estaban destinadas motivaron que se apostara por las dos. Aunque se planteó la posibilidad de disponer de estaciones de trabajo para usuario final con Linux, “nos decantamos por Windows ya que el ciudadano está más familiarizado con esta plataforma y sus programas de Office”, explica Manich.
Francisco Monteverde, director de la unidad de negocio de servidores y plataformas de Microsoft Ibérica, señalaba que “la percepción y la realidad no siempre van de la mano y desde Microsoft apostamos por una plataforma de valor en función del éxito con los clientes”. El responsable ha señalado algunas percepciones que se tienen sobre el código abierto, como la gratuidad de Linux, o la mayor seguridad que aporta frente al software propietario. Más allá de estas cuestiones, Andreu Manich manifiesta que la combinación que ha escogido para la infraestructura tecnológica del Fórum con ambas plataformas va “más allá de una apuesta por el código libre o el código propietario. Lo importante es optar por el código justo de acuerdo a las necesidades que requieran en cada momento y aquí hemos demostrado que puede haber una convivencia de plataformas”.

El legado
Finalizado el evento, Andreu Manich reconoce que el próximo reto al que se enfrenta ahora el Fórum es la gestión de toda la información que se ha generado a lo largo de estos meses. “Existen documentos, imágenes o discursos que hay que dejar bien depositados, indexados y accesibles”, apunta el responsable. Asimismo, Manich admite que se trata de una ardua tarea teniendo en cuenta el volumen de información del que se trata y, como ya se ha visto a lo largo de todo el evento, “el servidor de datos ha crecido mucho y en ocasiones incluso se ha producido duplicación de la información con todas las dificultades para el posterior acceso que eso implica, lo que nos llevó a la introducción de un buscador de información por punto libre”. En este sentido, Manich apunta que habrá que estudiar la forma de proceder a toda esta gestión de la que, por el momento, ya disponen de 1.800 horas de diálogos digitalizados en alta calidad. El responsable concluye que esperan que la fase de desmantelación de las infraestructuras tenga un mes aproximado de duración si bien se dará por concluida de forma definitiva a finales de año.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers