El código de barras de la información financiera

XBRL contribuye a la transparencia exigida por la nueva normativa

Información y gestión financiera transparente, flexible y rápida son las principales exigencias del Acuerdo de Basilea II y las Normas Internacionales de Contabilidad. Para facilitar el cumplimiento de estos requisitos se está imponiendo poco a poco el estándar XBRL. Éste, una especie de código de barras de la información financiera, empezará a usarse en proyectos del Banco de España y la CNMV este año.

BRL (eXtensible Business Reporting Language) nació en 1998 a iniciativa de Charles Hoffman, experto contable y auditor, quien lo creó para simplificar la automatización del intercambio de información financiera mediante el uso del estándar XML (eXtensible Markup Language), en aquella época un lenguaje incipiente y del que deriva el primero. Desde entonces, el uso de este formato en el ámbito financiero se ha extendido como la pólvora, especialmente a raíz de la firma del Acuerdo de Basilea II, que entra en vigor en 2006, y las Normas Internacionales de Contabilidad, que lo han hecho este año, y sus exigencias de mayor transparencia, flexibilidad, integridad y rapidez en la transmisión de la información financiera.
En realidad ningún ente regulador obliga a su uso, pero no cabe duda de que sus ventajas son evidentes. Uno de los arquitectos que ha diseñado este estándar, Walter Hamscher, miembro del Comité Ejecutivo Mundial de XBRL y experto mundial en la materia, además de consultor de PricewaterhouseCoopers, deja entrever que, aunque el proceso de reporting de información financiera en las empresas, bancos, etc. ya está automatizado, aún queda mucho por avanzar al respecto y la clave para ello está en un estándar de carácter global como es éste: “Al igual que la industria de productos de consumo no podría existir sin el código de barras, el sector financiero no podrá hacerlo sin XBRL. Éste es el código de barras de la información financiera”. Hamscher apunta que este estándar no se dirige sólo a entidades bancarias, sino a cualquier empresa que tenga que reportar información a reguladores o a otras empresas. “Los métodos actuales de reporting ya no son suficientes. XBRL permitirá tener un mayor control sobre la transmisión de los datos y de la información”

Involucración española
Hamscher asegura que es necesario que los actores del ámbito financiero y empresarial en general se involucren en la implantación de este estándar, que por otra parte, ya está muy extendido en Japón, Reino Unido y EE.UU., y en el que España se empieza a volcar de forma especial. De hecho, en nuestro país se creó en abril de 2004 la Asociación XBRL España, dependiente del consorcio XBRL Internacional, y cuyo objetivo es la implantación, adopción y desarrollo de este lenguaje. Su principal promotor es Banco de España, aunque también son miembros activos empresas de consultoría como PricewaterhouseCoopers, entidades financieras como el Grupo Santander, el BBVA y Caja Madrid, entre otras, y compañías de informática como Microsoft, HP, Software AG, Informática El Corte Inglés o Telefónica.
Para Federico Flórez, director de sistemas de información de Banco de España: “XBRL contribuye a la transparencia de los datos, facilita su extracción automática y disminuye la manipulación de la información por parte de intermediarios, lo que aminora también los riesgos derivados de ello y posibilita un ahorro de costes. Es un lenguaje universal necesario en nuestro camino a los marcos internacionales reglados por acuerdos como Basilea II”.
La apuesta del Banco de España es tal que este año ya presentará proyectos en este sentido. “Lanzaremos diversas taxonomías (diccionarios que contienen los términos que se van a utilizar en los documentos XBRL) como es la referente al reporting financiero que realizan las demás entidades financieras al Banco de España”. Además, ya se ha iniciado el desarrollo de la taxonomía internacional para el sector financiero (IFRS-FS), que servirá también para el entorno nacional. “Entre 2005 y 2006 XBRL se consolidará”.
El hecho de que los reguladores estén tan involucrados en su extensión supone un impulso para su uso, como asegura José Luís López, socio de consultoría para el sector financiero de PricewaterhouseCoopers. “No hay ninguna ley para adoptar este formato y aun así se está haciendo con rapidez”.

Esfuerzo necesario
Obviamente, la adopción de XBRL y, en general de la nueva regulación, por parte de las empresas conlleva un esfuerzo desde el punto de vista tecnológico y económico que, como indica López “depende del tipo de empresa y los proyectos en los que quiere usar este estándar”. Según Hamscher, el gasto económico no es excesivo: “El Fondo de Garantía de Depósitos de EE.UU. estimó que con la implantación de XBRL conseguiría unos ahorros de 27 millones de dólares en diez años”. Por su parte, López añade que, aunque desde el punto de vista de negocio no requiere grandes transformaciones, sí tiene implicaciones tecnológicas. “Por ejemplo, es necesario que las empresas dispongan de un datamart de riesgos y aplicaciones para realizar el cálculo regulatorio, etc. XBRL afecta a los sistemas informacionales, pero tampoco es necesario modificar todo el software de una empresa. Además, los beneficios que supone la estandarización de los procesos son enormes”.
Esta estandarización es un aspecto que destaca Ignacio Hernández-Ros, responsable del área XBRL en Software AG, una de las empresas que es miembro de la asociación española que impulsa este formato y que, como otras empresas de tecnología está preparada para responder a las demandas que surjan de este goloso negocio. “XBRL es un estándar de verdad, caracterizado, eso sí, por estar promovido por el mundo del negocio y no del de la tecnología. El impacto de este formato en la empresa será similar al del HTML en el mundo Internet”.


Intercambio fácil y transparente de datos financieros
-------------------------------------------------------------------------
El formato XBRL (eXtensible Business Reporting Language), derivado del estándar XML (eXtensible Markup Language), permite simplificar la transmisión de información financiera y empresarial, facilitando su procesamiento y difusión vía Internet. Gracias a su uso generalizado, que llegará entre éste y el próximo año, todas las empresas transmitirán sus datos financieros con el mismo formato.
XBRL ha sido desarrollado por un consorcio internacional de empresas y organizaciones, patrocinado por el AICPA (American Institute of Certified Public Accountants) y en el que participan compañías e instituciones como el IASB (Internacional Accounting Standars Board) o el IMA (Institute of Management Accountants). Sin embargo, para actuar e impulsar XBRL de forma local, la asociación XBRL Internacional se ha dividido en jurisdicciones de ámbito nacional, como es en el caso de nuestro país la Asociación XBRL España, liderada por el Banco de España e integrada por otras entidades bancarias y compañías de software.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers