Actualidad
Servicios

De Windows NT a Windows 2000

Una migración no sólo técnica

Ninguna migración es sencilla, pero en el caso del paso de Windows NT a Windows 2000, además de una importante cantidad de trabajo técnico, es necesario un replanteamiento de muchos aspectos que tienen que ver más con aspectos políticos y organizativos que con lo puramente tecnológico.

Los directores de Tecnologías de la Información (TI) podrían quedar sorprendidos de la gran cantidad de trabajo necesario para que una compañía grande realice la actualización a Windows 2000. Incluso después de haber llevado a cabo este importante salto tecnológico, será necesario superar problemas de política de empresa aún mayores.
El motivo es que, a diferencia de Windows NT 4.0, que está orientado a ser utilizado a nivel de departamentos, Windows 2000 promueve un modelo de empresa gestionada centralmente en lo que se refiere a las Tecnologías de la Información. En aquellas implementaciones en las que se obtienen los máximos beneficios de Windows 2000, los usuarios departamentales o remotos más oscuros e ignorados tendrán que confiar en el departamento informático central para que les guíe en su experiencia informática.
Pasar de decenas o incluso centenares de dominios Windows NT ad hoc a la jerarquía unificada de Active Directory es como pasar del feudalismo a la república moderna. Sin embargo, en opinión de diversos usuarios y analistas, mediante una planificación, estudio y análisis previo de amplio alcance, no se requerirá tanto tiempo como para aquel cambio histórico, aunque sí serán necesarios al menos varios meses. Si se consigue realizar la migración a Active Directory, será mucho más fácil cosechar los otros beneficios de Windows 2000, como una mayor fiabilidad, escalabilidad, seguridad y facilidad en la gestión de sistemas. Y, aunque quienes adoptan por primera vez Windows 2000 lo abordan por lo general de formas diferentes, hay varios pasos en el proceso que parecen dar resultado. En primer lugar, hay que crear un equipo de mando que se haga responsable de la migración. En segundo lugar, conseguir la aprobación de los otros departamentos. Y, por último, es necesario diseñar un modelo de la empresa de acuerdo con Active Directory y probarlo.
Una vez en la fase de migración, es importante realizar un test piloto de la implementación y no precipitarse en la velocidad de cambio, no avanzando con mayor rapidez de lo necesario.
Si una compañía es capaz de afrontar con éxito Active Directory, podrá implementar Windows 2000. De hecho, según la consultora Aberdeen Group, el directorio es el talón de Aquiles de todo el proceso de migración a Windows 2000n. La finalidad de Active Directory es agrupar todos los dominios, usuarios, ordenadores, impresoras, aplicaciones y bases de datos en un universo digital paralelo formado por la empresa, o al menos por la porción de la empresa que utiliza Windows como base.
Mientras que en el mejor de los casos NT agrupaba estos objetos formando una confederación dispersa y poco unida, Active Directory los agrupa formando una estructura jerárquica.
Para una implementación con éxito de Active Directory se requiere que los implementadores establezcan un modelo de la totalidad de la empresa, incluyendo incluso los privilegios de acceso a la red del último de los usuarios.

Equipo de mando
Una de las mejores formas de gestionar el proceso de migración es formar equipos multidisciplinares que ejerzan el mando sobre dicho proceso.
En opinión de diversos usuarios, conseguir la aceptación de los directores de nivel superior y de los usuarios finales es de importancia crítica para que el equipo pueda obtener resultados. Cuando se aborda un cambio tecnológico de esta naturaleza, lo que verdaderamente garantiza el éxito es mantener la necesaria disciplina en el proyecto. Así, en ocasiones hay que convencer a los directores de departamento de que una gestión de TI centralizada no tiene que significar una menor seguridad de los datos.
Si los usuarios comprenden cómo está estructurada jerárquicamente su compañía, sus dominios de TI podrán ser consolidados en forma de una jerarquía Active Directory. Se trata de un proceso complicado.

Realizar un test
Naturalmente, los tests no sólo deberán aplicarse a los conceptos y modelos, sino también para comprobar la implementación y puesta en funcionamiento propiamente dichas. Por último, es importante no intentar hacerlo todo de una sola vez. Las compañías pueden realizar la actualización de servidores Windows NT 4.0 a Windows 2000 simplemente para obtener los beneficios de fiabilidad y rendimiento, sin necesidad de introducir cambios en su estructura de dominios. Una vez realizada la actualización de determinadas máquinas, como los controladores de dominio primario y secundario, la compañía puede migrar la infraestructura de empresa a Active Directory.
Una cuestión importante es si los usuarios deben pasar rápidamente a Windows 2000 o esperar. Hay empresas que han preferido dejar un espacio entre estos cambios en el área de Tecnologías de la Información, mientras otras han optado por esperar la llegada de uno o dos paquetes de servicio que garantizaran un producto más estable. Un tercer grupo ha realizado la migración de manera inmediata en el área cliente y, por último, no faltan organizaciones que prefieren que Windows 2000 vaya penetrando poco a poco en la empresa, en hardware cliente recién adquirido.
Los clientes no necesitan ser clientes Windows 2000 para trabajar con Active Directory y servidores Windows 2000 de Microsoft.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers