Actualidad
Formación/Empleo

De CIO a CEO

Los Directores de TI escalan a la cúspide de la empresa

Los Directores de Tecnologías de la Información o CIO (Chief Information Officers) en su terminología americana, se están convirtiendo —por fin— en CEOs (Chief Executive Officers) presidentes ejecutivos de compañías, al ser contratados por empresas caracterizadas por una fuerte utilización de la tecnología. He aquí lo que hace falta para conseguirlo.

Los directores de Tecnologías de la Información han estado adquiriendo capacidad y conocimientos comerciales durante años, y ahora unos cuantos de ellos han recorrido el camino hasta lo más alto, convirtiéndose en presidentes de compañías tecnológicas y empresas e-business. Dada esta posición adquirida, es probable que suceda lo mismo en las grandes corporaciones.
Como la mayoría de estos nuevos presidentes ejecutivos miden su permanencia en meses, es demasiado pronto para evaluar su éxito, pero los inversores de capital de riesgo están apostando por su experiencia tecnológica y por su énfasis y atención innata a los clientes. La opción tiene mucho sentido: Uniendo las capacidades y conocimientos de los CIOs con una atención realmente diligente al cliente y al mercado se obtiene una excelente combinación.
Personas que habían sido directores de TI han sido presidentes de empresas en el pasado, pero han sido considerados como la excepción que confirma la regla de que los CIOs son demasiado técnicos, demasiado tácticos y demasiado idealistas para actuar en el área comercial. Sin embargo, al ir adquiriendo los negocios una mayor intensidad tecnológica, los directores de Tecnologías de la Información se están pareciendo cada vez más a sus equivalentes en el sector comercial, y viceversa. Las características que hacen excelente a un CIO son probablemente muy similares a las que hacen excelente a un CEO; cuando se asiste a una reunión del Comité Directivo, resulta difícil no hablar de tecnología y de sus implicaciones para el negocio.
Algunos eventos han dado lugar a que el CIO sea observado bajo una luz más favorable. El problema de la transición al año 2000 ha elevado al director de TI a una posición de gran responsabilidad estratégica ante el Consejo de Administración. Disponen así de un escenario en el que demostrar sus capacidades. Sin embargo, no todo el mundo prevé una marcha rápida de los CIOs al área de los negocios. Para algunos analistas, los verdaderos agentes del cambio en una compañía son los CEOs, mientras que los directores de Tecnologías de la Información son arquitectos del cambio. No son especialistas en implementación.
Esto es más la consecuencia de un modelo de negocios anticuado que de limitaciones de los CIOs. Las empresas han creado un entorno en el que se ha obligado a muchos directores de TI a permanecer confinados en ese rol.
Para ser un CEO, hay que ser un visionario, un agente del cambio y un planificador estratégico, pero también hay que comprender a los clientes y el torbellino diario de los negocios. Hay que haber pasado por ello. Hoy, el CIO está en el centro del universo de los negocios. Es el cargo, además del CEO, en el que hay que tener una visión integrada de la compañía. Si a esto se añade la perspectiva tecnológica, se obtiene como resultado un presidente ejecutivo que comprende realmente la situación; que comprende que Internet ha abierto nuevas oportunidades y que comprende en qué consisten estos cambios.

Más allá de la Tecnología
La visión tecnológica es el punto fuerte de un director de Tecnologías de la Información, pero tiene que estar respaldada por una buena capacidad comercial. Los CIOs convertidos en CEOs comparten una variedad de experiencias sobre el mundo de los negocios.
Los antiguos CIOs comprueban que su experiencia anterior caracteriza a sus estilos de trabajo como presidentes ejecutivos. El hecho de que “saben de qué va” significa que pueden afrontar el reto. Está claro que el perfil comercial del CIO aumentará incluso en importancia en los próximos años. Internet ha entrado en una enorme fase de consolidación, y la tarea de integrar las compañías recaerá precisamente en los hombros de los directores de Tecnologías de la Información.
La primera ola se ha establecido ya, demostrando que los nuevos tiempos requieren personas nuevas. Si se toman cincuenta CEOs del viejo estilo y se les pide que dirijan una compañía como Amazon, ¿piensa alguien que podrían hacerlo? Está claro que no; pero los CIOs de alto nivel sí podrían hacerlo. El perfil del CEO está cambiando definitivamente.


Así que quiere usted ser presidente...
------------------------------------------------------
Estas son algunas sugerencias para allanar el camino de director de Tecnologías de la Información a presidente:
• Sea excelente en tecnología. Es fundamental.
• Cultive buenas relaciones con ejecutivos de las unidades comerciales y asegúrese de que los miembros de su departamento están escuchando, y no dictando órdenes, a sus respectivos empleados.
• Apréndalo todo sobre otras partes del negocio, desde las finanzas y la actividad de marketing hasta los recursos humanos.
• Sepa qué es lo que preocupa a los CEOs. Comprenda las presiones externas sobre su compañía y las tendencias vigentes en su sector.
• Cuando examine una oferta de Tecnologías de la Información, actúe pensando como presidente. Considere los enfoques y el tipo de lenguaje que traerán el interés del presidente. Si no llega a un resultado en ninguna de ambas cosas, posiblemente se trata de un mal proyecto.
• Esté dispuesto a decir, “No creo que necesitemos invertir dinero en eso ahora mismo.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes