Cuando la tecnología sí importa

Las TI siguen siendo claves para mejorar la competitividad

Después de la crisis y los esfuerzos por contener los presupuestos destinados a las Tecnologías de la Información (TI) las organizaciones vuelven a ser conscientes de que la inversión en este ámbito sigue siendo esencial si se quiere mejorar la competitividad y la gestión del cliente en el caso de las corporaciones y del ciudadano en el de la Administración. En definitiva: la tecnología sigue siendo importante.

Las Tecnologías de la Información (TI) continúan siendo piezas clave para la mejora del negocio en las empresas y de la eficiencia en el ámbito de la Administración Pública. Así se puso de manifiesto en una mesa redonda celebrada en el marco del Foro de Tecnologías de la Información para las Grandes Organizaciones, evento organizado por HP, Microsoft y ComputerWorld en Santiago de Compostela (Galicia). “Los usuarios vuelven a gastar, aunque no como en la época del boom tecnológico. Por eso, una de las tendencias claras es la consolidación de los sistemas de información”, aseguró Noel Goicoechea, director Comercial de servidores estándares de HP. Una afirmación apoyada por José Valiño, director de Sistemas de Caixa Galicia, que aseveró que parece que “la consolidación no sólo disminuye los costes informáticos, sino que también facilita la gestión de éstos”.
Otro punto destacado en la jornada fue el del talento y su potenciación. Según Jesús Pintado, director de Marketing para el área Enterprise en Microsoft Ibérica, “se aprecia una evolución hacia los proyectos relacionados con la gestión de capital humano, el conocimiento y la información y de la optimización del talento. Tanto la consolidación de sistemas como la gestión del talento son dos áreas claves en el mundo tecnológico para los próximos tiempos”. Pintado señaló que las herramientas de productividad que existen como sus propios productos de ofimática, de correo electrónico, etc. ayudan a mejorar los procesos de negocio y a optimizar la misma cultura organizativa en las empresas. Asimismo, Valiño destacó el valor del papel del CIO, que es fundamental y se ha visto potenciado por los cambios culturales que se están dando en las empresas. “Como asegura un experto de HP –recordó Valiño– la tecnología importa un 10%, los procesos un 20% y los cambios culturales un 70%”.

El ROI
Uno de los cambios que se ha producido en los últimos tiempos en la actitud de las empresas respecto a la inversión tecnológica es que mientras antes apenas dedicaban tiempo a medir los resultados de esta inversión, en la actualidad intentan saber, antes de invertir, en qué medida recuperarán el montante invertido. Según Pedro Vila, jefe del Servicio de Informática de la Consellería de Medio Ambiente, “el problema es que hay veces que el ROI no está claro desde un primer momento y la inversión no se recupera en breve. De todas formas, es necesario actualizar los sistemas, pues muchas veces la ventaja para las empresas no es recuperar el dinero, sino mejorar su eficiencia”.

Apoyo político
Un aspecto esencial en el desarrollo e implantación de las TI en la Administración Pública es contar con el apoyo político necesario. “Nuestro proyecto para almacenamiento y gestión documental forestal ha salido adelante gracias a que ha contado con el beneplácito y el apoyo de los responsables políticos de la Xunta”, señaló Vila.
Por su parte, Alberto Tizón, director general de Tecnología en la Xunta de Galicia, manifestó la mayor dificultad que existe en los organismos públicos a la hora de implantar las TI: “La Administración tiene resistencias propias que, hasta ahora, la empresa privada y los fabricantes de TI han ignorado. Los modelos de adopción tecnológica creados no son apropiados para las instituciones públicas, pues ignoran conceptos jurídicos indeterminados muy presentes en la Administración, como son el bien público y el interés social, entre otros. Además, otros procesos tecnológicos no han funcionado bien, simplemente porque la Administración es diferente”.

Binomio tecnología y negocio
Uno de los aspectos que se ha mejorado en los últimos dos años en lo que respecta a las TI es la flexibilidad de los sistemas. Como apuntaba Goicoechea “es básico alinear tecnología y negocio y para ello, en HP hemos desarrollado la iniciativa Adaptive Enterprise, para ayudar a las empresas a adaptarse a los cambios que se producen en su negocio gracias a la tecnología”. Gracias a este tipo de iniciativas y a la estandarización de los sistemas de información, según el responsable de HP, es mucho más fácil hacer planificaciones. Valiño apoyó estas ideas: “Lo que las empresas buscan son tecnologías adaptables que permitan cumplir el objetivo de alinear tecnología y negocio”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers