Programación

¿Cuál es la situación actual de la tecnología XML?

Un nuevo giro al antiguo problema del almacenamiento de datos

Los clientes dicen que las quieren, los vendedores se esfuerzan y se apresuran por suministrarlas, y hay opiniones diversas sobre cómo establecerlas correctamente. Son las bases de datos XML, una forma de almacenar, buscar y obtener todos esos datos comerciales críticos que están encontrando expresión en formato XML. Actualmente, XML rivaliza con HTTP, HTML y SQL como uno de los grandes éxitos en la lista de los 10 principales estándares de gestión de la información.

Sin embargo, el punto fuerte de XML, su gran capacidad de facilitar el flujo de datos semiestructurados entre aplicaciones y sistemas heterogéneos, también introduce algunos nuevos problemas. Uno de los más acuciantes es cómo almacenar y gestionar datos XML. En realidad, hay tres formas en que puede hacerse esto: Puede almacenarse XML en una base de datos diseñada especialmente para XML, en una base de datos de objetos modificada, o en una base de datos relacional. En lo que se refiere al almacenamiento XML, la mayoría de la gente querrá permanecer con sus bases de datos relacionales; sin embargo, XML ha aportado cierta nueva vida al mercado ´nicho´ de las bases de datos especializadas.

¿Una segunda oportunidad?
Cualquiera que tenga más de 25 años recordará que hace sólo unos pocos años las bases de datos de objetos eran consideradas el nuevo gran éxito en el almacenamiento de datos. Sin embargo, fuera de algunos mercados muy especializados –aplicaciones de investigación científica de alto nivel, por ejemplo– la base de datos de objetos nunca tuvo éxito en realidad.
El motivo, según Gartner Group, era la complejidad. Una base de datos de objetos requiere aprender todo un nuevo lenguaje. Ese es uno de los motivos por los que las bases de datos de objetos comenzaron a desaparecer a finales de 1995. Una base de datos de objetos almacena datos en forma jerárquica, lo cual le permite manejar todas las clases y las propiedades de herencia de los objetos. Ahora, los documentos XML son ellos mismos jerárquicos, por lo que encajan muy bien entre sí. El problema de la complejidad no es ya una barrera de entrada. XML es más flexible que el intercambio electrónico de datos (EDI) y más económico, porque puede, a través de Internet, circunvalar las redes de valor añadido o VANs privadas, que son más caras.

Los sospechosos usuales
Como hemos señalado, las grandes empresas del almacenamiento de datos no han permanecido inactivas. Oracle, IBM y Microsoft han añadido extensiones XML a sus ofertas relacionales. Las empresas de bases de datos de objetos pensaban que XML les darían un poco más de vida, pero no ha sido así. En IBM, por ejemplo, XML es parte de la infraestructura de comercio electrónico Websphere, lo mismo que lo es también la base de datos DB2. El principal competidor de Websphere es el BizTalk Server de Microsoft. Y el SQL Server con extensiones XML es un importante componente de la arquitectura BizTalk.
Aunque este tipo de acción por parte de las grandes empresas podría ser suficiente para intimidar incluso a las empresas recién llegadas más optimistas, hay otro gigante de las bases de datos que está participando en la acción. Software AG posee una cuota sustancial del mercado de bases de datos mundial con su producto Adabas. Y ahora esta compañía considera que tiene una ventaja en el espacio del almacenamiento XML con Tamino, un producto que no es una base de datos relacional, ni es una base de datos de objetos modificada para XML, sino más bien una base de datos creada desde abajo específicamente para XML.
Mientras que las preocupaciones sobre el almacenamiento son reales y cada vez más importantes, la mayoría de los usuarios se siguen preguntando cómo comenzar a trabajar con XML. Esta es la clave para migrar a XML. Instalar algo que soporte a la plataforma comercial actual mientras se realiza la conversión a y desde XML.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers