"Con un crecimiento orgánico es complicado cumplir con la cifra de negocio en tres años"

Recientemente nombrado socio responsable del Área de Consultoría de Ernst & Young, Manuel Giralt explica a Computerworld los pilares sobre los que se apoyará la estrategia de esta área de la compañía.

Tras los escándalos financieros de Enron, WorldCom o Parmalat, varias auditoras se vieron obligadas a desprenderse de sus áreas de consultoría. La primera que adoptó esta decisión fue Ernst & Young, cuando en mayo de 2000 vendió su negocio de consultoría a Capgemini. A pesar de esta venta no todos los profesionales que trabajaban en esta área decidieron marcharse. De hecho, los que se quedaron asumieron una responsabilidad de soporte de sistemas de información en los clientes auditados por la compañía. Este departamento fue paulatinamente creciendo y actualmente en España está formado por unos 400 profesionales que ofrecen servicios de auditoría y seguridad informática. Toda una propuesta de servicio que deja bien claro que Ernst & Young “está apostando mucho más por realizar trabajos de consultoría”, según explica Manuel Giralt, un profesional con más de 13 años de experiencia en la firma y que recientemente ha sido nombrado socio responsable del área de consultoría de la firma en nuestro país. Pero éste no ha sido el único refuerzo que la firma ha realizado para su área de consultoría ya que ha incorporado a tres profesionales procedentes de Accenture e IBM: Sergio Garrido y Ana Cardona, como socios; y Rafael Valenzuela, como director. Preguntado sobre la decisión de recurrir a la competencia frente a la promoción interna para reforzar el área de consultoría, Giralt asegura que “contratar a profesionales de otras compañías siempre te ayuda a aprender cómo se trabaja en otros sitios y, además, la plurialidad siempre es positiva”.



- En 2009, los ingresos del sector ascendieron a 9.572 millones de euros, lo que supuso una leve progresión del 0,7% respecto al año anterior (9.504 millones), según los datos de la Asociación Española de Empresas de Consultoría. No parece que sea éste el mejor momento para apostar por un negocio caracterizado, en los últimos años, por un ritmo de crecimiento en el entorno de los dos dígitos.

Es cierto que antes de llegar a la crisis la consultoría había crecido mucho en España. No obstante, a pesar de su estancamiento es un negocio sólido que goza de buena salud. Prueba de ello es que si echamos un vistazo a la recesión que vive el mercado, la consultoría debía haber registrado caídas entre el 20% y el 30% similares a las sufridas por otros sectores. Si algo hay que hacer con urgencia en el sector es mejorar el ratio euro-hora del profesional español para que las empresas podamos generar valor cuando los envíamos al extranjero.



- ¿Qué peso tiene actualmente la consultoría en Ernst & Young España?


La cifra de negocio estaría entre los 35 y 40 millones de euros, lo que supone un 20% del total de facturación de la filial. El área de consultoría está formada por tres áreas: auditoría y seguridad informática, que genera la mitad de la facturación; auditoría interna, que sería un 25%; y, una tercera, denominada business consulting, que es el área que más está creciendo. A su vez esta área se desglosa en tres: CRM, gestión de rendimientos financieros y operaciones.



- ¿Contempla la firma incrementar su negocio de consultoría en el corto plazo?

Se ha diseñado un plan estratégico para los próximos tres años con el que aspiramos duplicar nuestra cifra actual de negocio. Este crecimiento podrá realizarse de manera orgánica o a través de la vía de la adquisición.



- ¿Es imprescindible comprar para duplicar la cifra de negocio en tres años?

Orgánicamente resulta muy complicado alcanzar el reto previsto para 2013.



- ¿Qué tipo de empresa están buscando?

Exceptuando la integración de sistemas, que es un negocio que la compañía decidió abandonar, nuestro interés estaría en áreas donde nuestro posicionamiento es muy destacado como son aplicaciones de gestión de clientes, gestión de rendimientos financieros y auditoría informática.



- Teniendo en cuenta que la regulación española establece que no se puede auditar la información financiera de una empresa que se ha contribuido a crear a través de la consultoría, ¿no se limita mucho el campo de actuación del equipo de consultoría, al ser Ernst & Young una firma que audita a gran parte de las empresas de nuestro país?

Ernst & Young opera de manera única. Tenemos distintas líneas de servicio pero existe una gran interrelación entre cada una ellas. De hecho, nuestros equipos de auditoría informática trabajan directamente con los de auditoría financiera. Con todo ello las posibilidades de negocio para la unidad de consultoría son infinitas.



- ¿Sobre qué sectores se apoya la estrategia de consultoría?

Hace unos años oganizamos la compañía con un enfoque sectorial ya que los clientes valoran mucho el conocimiento que los profesionales tienen del sector. En esta línea, destacaría como nuestros principales focos de actividad los sectores de oil&gas, construcción y, principalmente, el sector público en el que vislumbro un gran potencial para los próximos años. De hecho, nuestro mejor cliente en España es la Generalitat de Cataluña.



- A pesar de la reducción presupuestaria acometida por la Administración…

Es justo ahora cuando los organismos públicos necesitan el asesoramiento necesario para proyectos de optimización y reducción de costes de TI.



- ¿No han adquirido mucha ventaja PwC o Deloitte en consultoría?

PwC o Deloitte tienen más volumen de negocio que nosotros pero hay nichos de mercado donde la calidad de nuestros servicios es sobresaliente en temas como soluciones de CRM, consolidación de infraestructura y auditoría informática. Nunca abandonaremos nuestros nichos de mercado por volumen. No me obsesiona lo que hace nuestra competencia sino lo que hacemos nosotros.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers