Cifras que encandilan en el Ministerio de Ciencia y Tecnología

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITYC) ha conseguido, con sus ingentes presupuestos destinados a ayudas en materia de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y a la expansión de la Sociedad de la Información (SI), atraer una atención que solían acaparar otras carteras, como los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, Defensa y Economía y Hacienda. Eso sí, el MITYC deberá desplegar toda una serie de controles para detectar y actuar contra los ‘cazasubvenciones’, que presentan proyectos con objeto de que sean subvencionados, que son puro artificio.

Hay que reconocer que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITYC) pone en marcha iniciativas y fomenta ideas que logran adquirir, con el tiempo, el marchamo de pioneras en el universo de las Administraciones Públicas. Con el Plan Ayudatec, por ejemplo, que entró en vigor en febrero del pasado año –aprobando medidas para la transparencia, innovación y gestión telemática de las ayudas del MITYC, con el fin de instaurar un nuevo sistema de gestión de ayudas económicas que permitiera mejorar los procedimientos consiguiendo simplificar los trámites, reducir la documentación a presentar, y acortar plazos de tiempo en fases esenciales del proceso– se aportaron ventajas y beneficios para la petición y concesión de subvenciones y préstamos del MITYC que alcanzaron, en miles de euros, las siguientes cantidades: para las subvenciones, 839.032, y destinado a préstamos, 1.389.217. La cifra global de las ayudas –destinadas al fomento de la investigación técnica, de la competitividad empresarial, apoyo a la innovación de las pymes, acceso a la Sociedad de la Información (SI), la reindustrialización o la dinamización tecnológica para regenerar o crear tejido industrial, etc.– alcanzó 2.228.249. Pero es que el MITYC ha cumplido con la Orden ministerial que advertía que, en enero de este año, se publicarían las ayudas para 2007, y el 1 de febrero ha entrado en vigor el nuevo proceso de ayudas cuyas partidas, en miles de euros, son las siguientes: para subvenciones, 1.395.380, y la dotación para préstamos, 1.134.334. La suma total alcanza la cantidad de 2.529.714.

Haciendo cábalas
Lo que logra el MITYC con la difusión de sus ayudas –dando a conocer, además, el calendario de convocatorias para todo 2007 y fecha de publicación en el BOE– es llenar de satisfacción a quienes aspiran a conseguir un trozo del maná y motivar a la gran mayoría a hacer cábalas sobre las magistrales dotes que tiene este organismo para distribuir aportaciones en totales que encandilan. Porque ha logrado polarizar una atención hacia los entornos de TIC y SI, que tradicionalmente acaparaban los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, Defensa, y Economía y Hacienda, por el volumen de sus presupuestos TIC. Las cifras del MITYC encandilan porque comparándolas, por ejemplo, con los Presupuestos TIC 2006, para toda la Administración General del Estado –que no llegaron a los 1.600 millones de euros– las hacen importantes. Ya que, abstrayendo las partidas dedicadas a préstamos –que serán devueltas– a las dotaciones que el ministerio dedica a subvenciones, habría que añadir la cantidad que el organismo tiene asignada en los Presupuestos TIC 2007 y, además, los 77 millones de euros que el MITYC conseguirá y aportará al proyecto del DNI-e para dotar a unas 300 comisarías del equipamiento informático imprescindible.

Golosas subvenciones
Ante tal abanico de oportunidades, el MITYC tendrá que desplegar un dispositivo especial para detectar y desenmascarar a los ‘cazasubvenciones’, singulares especímenes capaces de –con la imperiosa ayuda de sus imprescindibles contactos– presentar auténticas mandangas de proyectos que son puro artificio. Estos aprovechados necesitan control y seguimiento especial. Son inevitables.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers