CeBIT 2005 marca la recuperación del sector tecnológico

Aumenta la presencia de empresas asiáticas

Después de varios años de retroceso en el número de expositores, CeBIT 2005 ha obtenido una presencia similar a la de hace cuatro años debido, fundamentalmente, a la gran participación de empresas asiáticas, la mayor de su historia. En esta edición, centrada en la electrónica de consumo, telefonía móvil de Tercera Generación y software empresarial, la feria ha querido confirmar la recuperación del sector tecnológico.

(Hannover, Alemania).- La presente edición de CeBIT celebrada entre los días 10 y 16 de marzo en Hannover (Alemania), reunió a más de 6.270 empresas de 69 países y contó con más de 500.000 visitantes. La feria, que giró en torno a tres grandes áreas: electrónica de consumo, telefonía móvil de Tercera Generación (UMTS y WLAN) y software empresarial, ha querido dejar atrás la crisis que ha afectado al sector desde que en 2000 se produjera la desaparición de un gran número de empresas de Internet, creando una situación de inestabilidad que hizo que importantes empresas dejaran de participar en la mayor feria europea de electrónica, informática y telecomunicaciones. Sin embargo, la superficie de CeBIT 2005 ha sido de 309.000 metros cuadrados, frente a los 312.000 de 2004, algunas compañías han reducido las dimensiones de sus stands de exposición y se ha notado la ausencia de firmas como Hewlett-Packard (HP) y Phillips.
Jaime García, director de análisis de IDC, apunta en este sentido a que tras la vorágine experimentada por las ferias tecnológicas hasta el año 2000, cuando las compañías contaban con stands enormes, grandes presupuestos, invitaban a las ferias a muchos clientes, etc., llegó la recesión del mercado. “Aunque la recuperación del sector es una realidad en este momento, se produce lentamente y no parece que los presupuestos de las compañías para este tipo de eventos vayan a aumentar, ya que las grandes cuentas han cambiado la manera en que gestionan sus presupuestos.
La recuperación del mercado se dejará notar, pero no creo que nada vuelva a ser como en los primeros años de las ferias”, señala. Que las ferias tecnológicas han experimentado cambios en los últimos años no es un misterio. Su evolución se aprecia en que ahora tienen un sentido distinto; si bien tradicionalmente se centraban mucho en el mercado corporativo, en los últimos años el mercado de consumo ha tomado más fuerza y el sector corporativo ha perdido interés en este tipo de ferias.
Según García, el mensaje de estas ferias está ahora menos dirigido al sector corporativo: “están tomando un nuevo camino centrándose más en el consumo y, concretamente, en la electrónica de consumo: cámaras digitales, teléfonos móviles, pantallas de plasma, DVD, etc.”.
Una de las razones de este nuevo giro es la necesidad de contar con un mayor número de asistentes cada año para superar la cifra de visitantes de la edición anterior, lo que lleva a los organizadores de las muestras a abrir más el abanico del público al que se dirigen, así como a ser menos selectivos. “Es muy difícil dar un paso atrás y contar con menos asistentes que en otros años, por tanto, tienen un compromiso de cantidad y no de calidad”, añade.
Al mercado corporativo español, paradigmático en este sentido, que acude a una feria a ver lo último en aplicaciones profesionales le molesta estar rodeado de cientos de jóvenes probando lo último en aplicaciones de consumo. Por ello, y con el objetivo de no perder la asistencia del sector corporativo, muchas ferias están llevando a cabo sesiones en paralelo con un alto contenido profesional. No obstante, y a pesar de la existencia de una mayor tendencia hacia el consumo, CeBIT sigue contando con un gran número de asistentes profesionales. Sin embargo, Jaime García cree que en el futuro será necesaria una separación entre el mercado corporativo y el de consumo en este tipo de eventos.

Asia predomina en Hannover
Si por algo ha destacado la edición de este año ha sido por la fuerte presencia de empresas asiáticas, la mayor desde que CeBIT abriera sus puertas en 1986. Más de la cuarta parte de las empresas participantes, o lo que es lo mismo, 1.677 de ellas, procedían del continente asiático, principalmente de Taiwán, país con mayor número de expositores (677), China (330) y Corea del Sur (202).
Para Jaime García, la creciente participación de las empresas asiáticas en la feria se debe a que “tienen que darse a conocer y CeBIT es un buen escaparate para ello”.
Como era de esperar, la presencia estadounidense también se ha hecho notar, con un total de 209 empresas. España, por su parte, ha contado con la presencia de 36 firmas, cifra inferior a la de Rusia, Turquía, Austria o Rumania.
En más de 1.000 metros cuadrados distribuidos en doce pabellones -área de exposición un 31% superior al de 2004-, las empresas españolas, casi todas Pymes, mostraron sus novedades de productos, desarrollos y tecnologías. Algunas de las firmas presentes fueron Dialcom, ADL, Infinity System y Panda Software, que presentó soluciones para usuarios domésticos, profesionales y pequeños negocios como SambaSecure, la protección para servidores de ficheros Samba Linux.
“Este año Cebit ha sido todo un reflejo de la situación económica mundial. Por tanto, ha habido menos presencia en la feria de empresas europeas y estadounidenses y, sin embargo, la presencia asiática ha sido mucho mayor que en otras ediciones, triplicándose incluso”, comenta Edmundo Fernández, director de electrónica y medio ambiente de AETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España), que ha seguido manteniendo el pabellón habitual, con ayuda del ICEX (Instituto de Comercio Exterior) al que esta vez han acudido unas 36 empresas españolas, un 10% más que el pasado año.

La electrónica de consumo pisa fuerte
La telefonía por Internet, las tecnologías inalámbricas y la digitalización del hogar han sido los grandes protagonistas de la feria, además de la seguridad en la informática y en la red de Internet de banda ancha y la televisión de alta definición.
En este sentido, Sony presentó más de 20 modelos de televisores de cristal líquido (LCD) y plasma, la mayoría de ellos compatibles con la televisión de alta resolución (HDTV), y Sharp, su rival, una completa oferta de dispositivos de cristal líquido con el sello de calidad “HD ready”, que garantiza su compatibilidad con esta tecnología. Hitachi mostró televisores de plasma y LCD, cámaras DVD, grabadores multiformato de DVD/Disco Duro, proyectores 3LCD y soluciones externas de almacenamiento.
Los fabricantes de teléfonos móviles presentaron sus nuevas líneas de terminales UMTS. Así, Samsung dio a conocer su modelo SCH-V770, con una cámara de siete megapixels; Siemens su modelo FXG75, disponible a partir del tercer trimestre de este año; Sony Ericsson el W800, terminal que incluye una cámara fotográfica de dos megapixels y capacidad para reproducir música digital; Nokia un teléfono con cámara de un megapixel, el 6230i, así como varios productos con capacidad para recibir y reproducir música; y Motorola el terminal E1120

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers