Belleza monumental renovada por la tecnología

Paradores conjuga el mantenimiento histórico de monumentos con la modernización TIC

Desde que naciera a principios del siglo XX como un proyecto para crear una infraestructura hotelera en España que aprovechase entornos históricos y/o de gran belleza natural con el fin de impulsar el turismo en nuestro país, Paradores ha experimentado cambios de gran envergadura. Entre ellos, destaca su modernización tecnológica debida en gran parte a la explosión del uso de Internet en el ámbito del turismo, lo que ha revolucionado este sector.

Utilizar los sistemas informáticos para mejorar las instalaciones y procurar beneficios medioambientales, sin olvidar su papel en la mejora en la relación y comunicación con los clientes, así como la mejora del turismo en España. Este es el objetivo del departamento de informática de Paradores respecto a las nuevas tecnologías. Esta empresa de titularidad pública nació a principios del siglo XX cuando el gobierno de entonces encargó al Marqués de la Vega Inclán el proyecto de crear una estructura hotelera que diera hospedaje a excursionistas y mejorara la imagen internacional de España. Esta iniciativa, apoyada por el rey de entonces, Alfonso XIII, desembocaría en el nacimiento del primer parador, en la sierra de Gredos. A raíz de su éxito se constituyó una Junta de Paradores y Hosterías del Reino que impulsaría la apertura de otros nuevos, normalmente castillos, palacios y conventos restaurados que, gracias a este proyecto evitaban ser abandonados y deteriorados con el tiempo. Actualmente, el objetivo de la compañía, actualmente llamada Paradores de Turismo de España, S.A. y de titularidad pública al cien por cien, es conjugar el mantenimiento del sabor histórico de estos edificios o entornos naturales de gran belleza con la comodidad que brindan las nuevas tecnologías, modernizar su sistema de reservas a través de Internet, así como de las herramientas de gestión empresarial, para mejorar su eficacia. De hecho, la empresa no sólo explota la red de establecimientos e instalaciones turísticas del Estado (los edificios en sí son normalmente patrimonio del Estado), sino que también se encarga de realizar otras actividades encomendadas por el Instituto de Turismo de España (Turespaña).

Gestión renovada
Como explica Carlos Bragado, jefe de informática de Paradores, el proceso de informatización de la red de Paradores se inició a principios de 1991, aunque “hasta 1994 no se abordó con severidad la implantación global de un sistema de gestión”. Ésta finalizó en 1998 con la implantación de un programa que posibilitó la conexión total entre los paradores y los servicios centrales, que dotó a todos los establecimientos de una herramienta integrada que facilitaba las gestiones de front y back office.
En esta época también se emprendió la mejora de la plataforma tecnológica que disponía Paradores y se amplió la memoria y capacidad de los procesos en los equipos, se modificó el sistema de comunicación de datos, las propias bases de datos y se amplió la velocidad interna de los equipos instalados y se aumentó su número. “Entre los logros de esta primera fase, hay que destacar que empezamos a llevar a cabo una gestión on-line de reservas y de la disponibilidad de la oferta, implantamos una nueva red de comunicaciones con tecnología Frame-Relay, e integramos las centralitas digitales en el programa de gestión y mejoramos las aplicaciones cliente-servidor”.
En cuanto a los sistemas, señala Bragado, se pusieron en marcha programas de almacenes y dotaciones, de inmovilizado, de inventario artístico, de gestión integrada de datos (tanto presupuestario como de gestión estadística), así como la nómina centralizada. “El transcurrir de los años ha supuesto lógicas mejoras en estructuras y sistemas, destacando últimamente la renovación total de la web www.parador.es. con funciones de reservas por Internet para “amigos de Paradores” (como llaman a los socios de su tarjeta de fidelización de clientes), clientes particulares y agencias de viajes, integrando zona de consulta y actualización de datos para el primer colectivo”.
También se han mejorado algunas de las herramientas ya existentes en los sistemas de gestión informática, como una nueva funcionalidad de Check Out Express (liquidación rápida al dejar el parador) desde el módulo de gestión de establecimientos. Por otro lado, se ha trabajado duro en el desarrollo de sistemas de inventario artístico y se han enlazado con el sistema de inmovilizado. El departamento también ha incorporado un módulo de gestión de compras en seguimiento de inversiones, ha introducido la tarjeta de empleados Meta4, ha diseñado el nuevo sistema de fidelización (el citado Amigos de Paradores) y desarrollado un nuevo sistema de gestión de ventas. “En general –señala Bragado– las mejoras han supuesto la renovación de los sistemas de almacén, terminales punto de venta, de presupuestos, de morosos y atípicos, de la gestión comercial y de establecimientos e inmovilizado. En la actualidad y como novedad en el servicio a los clientes, procuramos mejorar la accesibilidad y las comunicaciones inalámbricas”.

Aumento de la demanda turística gracias a Internet
Bragado indica que la repercusión de las nuevas tecnologías y en especial Internet ha sido significativa en el sector turístico: “Gracias a éstas se ha incrementado la demanda turística, lo que genera una oportunidad magnífica para poner en valor los diferentes productos culturales y turísticos. Además, esta herramienta ha dotado al consumidor de la posibilidad de diseñar sus propios itinerarios, convirtiendo al cliente en interlocutor directo con las empresas de servicios turísticos”.
Las primeras páginas web de Paradores vieron la luz en 1995, aunque desde entonces han experimentado una evolución constante, pasando de una imagen estática a un verdadero portal que, mediante herramientas avanzadas, permite su actualización continua por parte de los usuarios de marketing. La gran cantidad de reservas realizadas por los clientes a través de Internet, que ya alcanza un 18% del número total de reservas realizadas en la compañía, convierten dicho sistema en crítico, según Bragado.
Asimismo, según Bragado, muchas de las ideas para mejorar la relación entre el turismo y un entorno en particular tienen en las innovaciones tecnológicas una excelente herramienta para su desarrollo. “Dentro del sector destaca la posición de los hoteles, ejemplo perfecto para la aplicación de estas tecnologías, tanto como servicio al cliente como herramienta de gestión”. En este sentido, como explica el director de TI, la gestión realizada en Paradores tiene una doble vertiente. “Por un lado, los sistemas informáticos redundan en la mejora de las instalaciones y procuran beneficios medioambientales a los paradores y, por otro, mejoran la comunicación con el cliente”. Respondiendo a la primera medida, Paradores ha emprendido medidas de optimización en los sistemas de climatización, controles de luminosidad o medición de consumo de agua y energía. “Estas mejoras redundan en el bienestar de los clientes y sitúan a la red de Paradores como escaparate y abanderada de la calidad turística actual, gracias a la canaliz

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers