Barcelona crea BCNet, una red ciudadana

Comienza como un experimento, pero pretende ser una auténtica red ciudadana que podría acabar abarcando toda Catalunya. El pasado 1 de mayo se puso en funcionamiento BCNet (Barcelona Civic Network), una red que facilitará a la comunidad universitaria, en una primera fase, y al público en general, el acceso a las comunicaciones a bajo coste a través de Internet. Además de conseguir la participación ciudadana, potenciará la creación de nuevos puestos de trabajo y empresas.

El objetivo de las redes ciudadanas (o freenets) es fomentar la creatividad y el dinamismo de la sociedad civil. "No pretendemos vender accesos a Internet, pero sí promover los contenidos sociales en la red", asegura Leandro Navarro, de BCNet. Es decir, democratizar las comunicaciones. Hasta ahora, en Catalunya existían dos redes ciudadanas: Tinet, en Tarragona, y VallesNet, en Granollers. Con ellas y las que se creen en el futuro colaborará BCNet con vistas a crear un espacio común.

En el caso de BCNet se proveerá información sobre los servicios de la ciudad y sus actividades, forums de discusión, organización y trabajo sobre temas de interés ciudadano. También se pretende educar a la comunidad en el manejo de las comunicaciones electrónicas.

En la organización participan la UPC (Universidad Politécnica de Catalunya), el Capítulo local de Internet Society y el Instituto Municipal de Informática, pero está abierta a otras entidades ciudadanas. En los proyectos pilotos iniciales destacan el BCN Teletrabajo, destinado a dinamizar la creación de empresas y luchar contra la exclusión social. Además de la UPC, colaboran el proyecto Epitelio de Pangea y los distritos de la ciudad. El proyecto Barcelona Solidaria, iniciado con el conflicto de Bosnia, también se ocupará de la problemática de los barrios. Otros proyectos incluidos en la red serán Barcelona 2001 y BCN-I*EARN, este último destinado a las escuelas.

Jóvenes y estudiantes

La National Capital Freenet de Canadá cuenta con 50.000 miembros. Es sólo una de las numerosas redes ciudadanas que aparecen día a día en todo el mundo. A diferencia de Estados Unidos, más abiertas a la participación ciudadana, en Europa conviven con el modelo de las telecities, promovidas por municipios, como en Bolonia (Italia).

Un estudio realizado por la freenet de Cleveland, la primera que apareció, indica que los jóvenes son la población mayoritaria que utiliza este tipo de redes (entre 19 y 34 años), la mitad han finalizado una carrera y una tercera parte son estudiantes universitarios. La búsqueda de información y de conocimiento (87%), de relaciones interpersonales (40%) y de entretenimiento (36%) son las principales motivaciones de uso. Cada semana se conectan 3 ó 4 veces, con una duración total de 5 horas. Leer correo electrónico y conferencias (85%), introducir mensajes en las conferencias (52%) o participar en sesiones chat (22%) son las funciones más utilizadas. Un panorama parecido al de Barcelona, según los responsables de BCNet.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes