Ballmer admite el fracaso de Windows Phone 7

Steve Ballmer, CEO de Microsoft y máximo responsable de la empresa tras la retirada de Bill Gates, ha reconocido durante una conferencia con partners en Los Ángeles que las ventas de smartphones equipados con el nuevo sistema operativo Windows Phone 7 han sido menores de lo esperado. En ese sentido, Ballmer no ha dudado en afirmar que sus ventas han pasado “en un año de ser muy pequeñas a… muy pequeñas”.

Durante ese evento, Ballmer celebró algunos de los éxitos que ha tenido la empresa durante el año pasado, como el buen ritmo de ventas de Microsoft Office y Windows 7, pero no pudo dar una alegría a los 12.000 asistentes en cuanto al sector móvil se refiere. De hecho, una encuesta realizada por Nielsen en junio muestra que tan sólo un 1% de los smartphones en Estados Unidos va equipado con el sistema de Microsoft.

A pesar de todo ello, Steve Ballmer mantiene entera su confianza en que esta tendencia se invertirá en los próximos meses y Windows Phone 7, Steve Ballmeraños, haciendo llegar Windows Phone a un mayor número de usuarios y progresando en el desarrollo del sistema operativo. En ese sentido, Microsoft firmó recientemente un importante acuerdo con Nokia por el que los smartphones de la firma finlandesa abandonarían Symbian para incorporar Windows Phone como sistema operativo.

Windows Phone 7 se lanzó hace ya un año y desde entonces ha recibido diversas críticas, tanto positivas como negativas, pero no ha conseguido hacerse un hueco en el difícil mercado de los smartphones. Además, Microsoft todavía no ha lanzado una versión específica para tablets, con lo que se está quedando retrasado con respecto a sus dos principales competidores, el iOS de Apple y Android de Google.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers