"Apostamos por el desarrollo de software"

Manuel Pimentel, presidente del Grupo Arión

Arión Consultores, una empresa de consultoría que implantaba soluciones ERP de otros fabricantes, fue la semilla. Pero pronto dio el salto para constituirse en el Grupo Arión y desarrollar su propia herramienta ERP, Bas Software, con la que pretenden competir en el mercado nacional e internacional con los grandes como SAP, Oracle, y JD Edwards. Para ello, han suscrito alianzas con las grandes consultoras como Arthur Andersen, Accenture, Soluziona y KPMG.

Bas Software proviene de la consultoría, y de pronto presenta un desarrollo propio. ¿Cómo se produce este cambio?.
- Originalmente, los fundadores de esta compañía provienen de la consultoría en grandes multinacionales como Accenture, Peoplesoft y otras. Nuestro objetivo era dar todo tipo de soluciones, implantando soluciones de otras compañías como SAP, Peoplesoft, y en especial ERPs. Sin embargo, en parte nuestro objetivo fundacional también era hacer nuestro propio software estándar. Durante el proceso de implantación de productos de otras compañías nos dimos cuenta que tienes que adaptarlos a cada compañía, con distintas plataformas tecnológicas, funciones, objetivos, etc. Poco a poco fuimos formando una plantilla de unas 25 o 30 personas que tenían un “background” importante como para plantearnos acometer nuestro propio desarrollo.
Pero rápidamente nos dimos cuenta que no es lo mismo ser consultor que ser fabricante de software, y nos planteamos una experiencia piloto que consistía en detectar un nicho de mercado entonces incipiente en los años 94 y 95 como era las empresas de trabajo temporal, donde no había ninguna solución y ni siquiera legislación al respecto, y nos planteamos desarrollar un producto estándar para ese tipo de compañía. Esto nos sirvió como banco de pruebas para ver las distintas facetas que tiene que tener en cuenta un fabricante de software. Entonces no había apenas actividad comercial, sino que funcionaba prácticamente a través del boca a boca.
Así nace Bas Software, que poco a poco va expandiendo su actividad comercial hacia otros sectores, con una proyección tremenda con el software Fígaro, que en poco tiempo nos llevó a realizar unas 50 instalaciones en las casi 400 ETT que había. Luego, en el año 95 nos lanzamos a desarrollar Bas, una ERP completa, con la que pretendíamos superar los puntos fuertes de la competencia, con mayor adaptación a la empresa española. De esta forma, llegó un momento (año 96) en que el 60% de los recursos humanos de la compañía estaban dedicados al desarrollo de Bas, sin generar ingresos. Fue un esfuerzo tremendo.

Todo este proceso culmina con la entrada de Ahorro Corporación en el capital social de la compañía para su expansión, hace unos cinco meses. ¿Cómo queda repartido ahora?
- Hay un salto en la compañía, que lleva inviertiendo 400.000 horas/hombre y se financia por los beneficios que daba la propia consultoría, hacia una proyección más internacional. Entonces se estructura el Consejo de Administración con los socios fundadores y la llegada de otros nuevos. Así, se encuentran Juan Manuel Rufino, Fernando Pontijas, Antonio Retamero, Agustín Ramos, y desde hace seis meses se produce la llegada de Ahorro Corporación, sociedad gestora de capital riesgo, con un 20% del capital. Esto nos permite reforzar nuestra posición en el mercado.

¿Tienen intención de salir a Bolsa?
- Sí, pero no tenemos ninguna prisa. Por ahora no tenemos problemas de financiación, tenemos un buen producto y buena penetración del mercado. Nuestro interés ahora es seguir creciendo, pero de momento no contemplamos esa posibilidad, aunque no la descartamos.

¿Cuál es su estrategia para llevar a cabo ese crecimiento?
- Nuestra estrategia de crecimiento se basa en nuestros propios productos. Somos fabricantes de software, donde la consultoría ha pasado a otro plano, y por lo tanto vamos a crecer con la venta de nuestro software. Una vez vista nuestra estrategia de expansión, se basa en la colaboración con partners como son las grandes consultoras, que ya conocen nuestro producto, y son quienes llevan a cabo la implantación y de alguna forma actúan como red comercial. Lógicamente mantenemos la fábrica de software en Sevilla, aunque nuestra presencia comercial más fuerte se centra en las oficinas de Madrid y Barcelona.
Además, a partir del año 2002 pretendemos salir al mercado exterior a través de partners y grandes consultoras, cada una con gran presencia en cada tipo de sector. Para ello, hemos ido llevando a cabo un proceso de formación de consultores y demostraciones de nuestro producto para llegar a grandes clientes.

Ustedes pretenden competir en soluciones ERP con los gigantes SAP y Oracle. ¿Cuáles son las ventajas y diferencias competitivas de su solución frente a la competencia?
- La gran ventaja está en el núcleo, que ha sido desarrollado con el 90% del tiempo invertido en su desarrollo. Aquí es donde se produce la interacción con todo el entorno tecnológico, en materia de seguridad, de comunicaciones, etc, de tal manera que las aplicaciones de negocio quedan reducidas a un pequeño esfuerzo de desarrollo, donde cada aplicación contempla la totalidad del modelo de negocio. Además, sobre el núcleo se añaden las capas o aplicaciones de negocio. Esta modularidad trae consigo una mayor flexibilidad a la hora de explotar la aplicación, y flexibilidad a la hora de su adaptabilidad a lo que son las distintas problemáticas de negocio. La aplicación Bas no requiere procesos de adaptación.
Otra ventaja competitiva es su potencia, como capacidad de soporte de grandes volúmenes de transacciones, y su adaptación a sistemas multiplataformas. Bas es capaz de soportar un Oracle, Informix, Adabas, NT Server.
Además, hoy por hoy es la única aplicación cien por cien compatible Internet. No hay que hacer nada especial, sino que ya incorpora todo orientado a HTML.

¿Cuál es la relación entre el coste de licencia y los servicios posteriores de mantenimiento, consultoría y actualización?
- En la implantación estándar de otros ERP es un 20% de implantación y un 80% de consultoría. En Bas, el porcentaje es de un 30 o 35% de implantación y el resto de consultoría. Por tanto, siendo el coste de licencia igual que otras inversiones, la relación entre el coste y la consultoría se reduce.

¿Ser tecnología española tiene algún valor añadido para sus clientes?
- Nuestros clientes tienen la ventaja de contar con una buena tecnología, una herramienta potente. Cada vez más se valora este factor, y la comunidad empresarial en Europa, ha pasado a valorar la tecnología española, no sólo nuestra herramienta, sino en un concepto más general, siempre que sea buena.

¿Cuáles son sus principales clientes?
- Algunas empresas que ya han confiado en nosotros son el Grupo Barceló, la empresa de trabajo temporal People, la constructora San José, Globalia, Caja Sur, Heineken, ...

¿Qué cuota de mercado tienen y cuáles son sus previsiones de facturación?
- Estamos en una fase de lanzamiento y todavía es prematuro hablar de cuota, pero nuestro objetivo es llegar a tener un 20% de cuota de mercado de aquí a tres años, con especial relevancia en el área de gestión de Recursos Humanos, donde queremos llegar al 40%. Y e

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes
Microsoft Evento cloud os 1 PUBLIRREPORTAJE

Microsoft muestra las posibilidades de la nube

Computerworld

Con la celebración del evento Disfrute de la experiencia Cloud OS, Microsoft ha mostrado su visión de la nube como una plataforma unificada para las empresas modernas que necesitan conciliar las principales ...