Aportación de las TIC en el sector sanitario

Cuando se trata de hacer un análisis riguroso de la evolución del matrimonio TIC-sector sanitario durante la última década, poniendo un foco especial en el momento actual, inevitablemente conviene acudir a las ininterrumpidas actividades de la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) durante el mismo período de tiempo, por su gran contribución en los avances conseguidos ya que pueden clarificar, mediante enumeración de hechos, el qué, cómo, y el porqué de los objetivos alcanzados. Con el pragmatismo por bandera, han logrado convencer de sus inquietudes a quienes también trabajan en la misma dirección en las Administraciones Públicas conquistando, asimismo, sucesivos apoyos por parte de asociaciones profesionales sanitarias. El buen hacer de la SEIS, cuantificable, permite la incorporación, sin solución de continuidad, de adeptos que comprenden que, anexionando esfuerzos, se clarifican las ideas y se facilita la consecución de objetivos. La contemplación de esta realidad debería provocar en compañías proveedoras de nuestro sector –que están aún dubitativas respecto a las ventajas que les reportaría apostar por el sector de la salud– decisiones para brindar apoyos a la SEIS que, indudablemente, les reportaría, con el tiempo, beneficios en la gestión de ventas y en la materialización de operaciones.
Como el fin de la SEIS no es, precisamente, hacer negocios, su demostrada asepsia operativa debe motivar –a todos aquellos relacionados profesionalmente con el sector de la salud, incluyendo proveedores– a implicarse más y más en la optimización de la relación TIC con el sector sanitario. En este sentido es aconsejable recordar el excelente documento de la SEIS sobre “Líneas estratégicas en Tecnología de la Información y Comunicaciones para la Salud en España” del que, en un comentario anterior, decíamos lo siguiente: “El contenido de las líneas estratégicas –minucioso, detallado y muy completo– evidencia que la elaboración del documento, bajo la iniciativa de la Junta Directiva de la SEIS, se ha basado en un proceso abierto a la participación de los socios, así como de los entes colaboradores institucionales y tecnológicos. Recalcando, por su importancia, la necesidad de potenciar la profesionalización de las TIC para la salud, con programas formativos específicos dentro de la formación reglada de pre y post-grado y de la formación continuada, considerando los conocimientos en TIC para la salud como necesarios en las capacidades personales de todos los actores sanitarios”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers