Tecnologías de la Información para ganar la guerra al cáncer

En el centro oncológico MD Anderson

Implantado en España desde 2001 como una de las primeras filiales del prestigioso MD Anderson Cancer Center de Houston, el MD Anderson Internacional España se ha convertido en un referente para el tratamiento de una enfermedad que está considerada como la segunda causa de muerte en los países industrializados. En su trabajo diario, tanto en la parte clínica como del control de la gestión de un centro médico, las Tecnologías de la Información se han convertido no sólo en un elemento estratégico para su funcionamiento sino diferenciador de cara a los pacientes.

La creación del centro médico MD Anderson en España supuso la puesta en marcha de dos sistemas de información bien diferenciados, “Cuando comenzamos nuestra actividad, –comenta José Luis Fernández Caballero, responsable de sistemas de información y procedimientos de MD Anderson–, nuestra principal preocupación era contar con unos sistemas médicos que facilitarán ofrecer una asistencia de alta calidad a nuestros pacientes, y que además nos permitieran trabajar con los protocolos, ensayos clínicos y tratamientos que traíamos desde Houston”.

Sistema troncal de gestión
Una vez que este aspecto estuvo perfectamente perfilado, comenzó la definición de los sistemas de Tecnologías de la Información relativos al resto de las actividades del hospital y, especialmente, la parte administrativa y de gestión. “Al empezar la definición de nuestro sistema buscamos en el mercado uno que se adaptara a nuestras necesidades, pero no encontramos nada que respondiera a los requerimientos que en ese momento tenía el hospital, por lo que decidimos ser nosotros los que desarrolláramos un software propio”.
Los requerimientos que debía cubrir pasaban por permitir una gestión automatizada de las citas hospitalarias, pero también de dos aspectos críticos del hospital. “Por un lado el sistema debía ser capaz de llevar a cabo un control administrativo de la facturación que realizamos a las sociedades médicas y a las aseguradoras con las que trabajamos, –afirma José Luis Fernández Caballero–, y de otro que pudiera controlar los tratamientos médicos personalizados, la sesiones de quimioterapia y radioterapia a las que deben someterse nuestros pacientes, las pruebas que les piden los médicos”.
El desarrollo de este sistema se inicia en mayo de 2002 y desde ese momento ha estado evolucionando para adaptarse a nuevos requerimientos que han ido surgiendo a medida que el propio hospital crecía.

Arquitectura tecnológica de gestión
Si bien MD Anderson se decanta por el desarrollo propio en cuanto al software, se basan en un entorno IBM para poner en marcha todo su sistema y con una arquitectura cliente-servidor. En la parte servidor, disponen de un servidor de aplicaciones que reside en un entorno IBM Netfinity NT Cluster Servers, al que se añade un IBM Netfinity NT Proxy como servidor de correo. Esta infraestructura se completa con equipos de Compaq, Dell y Sun. En la parte cliente se conectan todos los servidores que se encuentran en los diferentes departamentos del hospital, tanto los que permiten realizar su trabajo a los equipos médicos y de enfermería, como a la administración, y también toda la parte de radiología y los escáneres médicos así como los sistemas de radioterapia y medicina nuclear.
Sin embargo, el gran crecimiento y desarrollo que ha sufrido el hospital ha llevado a sus responsables a plantearse un cambio de estructura. “Este sistema que implantamos en el 2002 tiene un problema, que hemos ido solucionando a medida que hemos crecido, y es que no era una plataforma especialmente robusta por lo que en los próximos meses nos veremos obligados a migrar hacia un nuevo sistema pero ahora ya sí, teniendo muy claras todas nuestras nuevas necesidades, –asegura Fernández Caballero–, sobre todo porque hemos pasado de ser un hospital con 40 camas a contar a finales de este año con 140 camas con todo lo que ello supone de rotación de pacientes, de altas y nuevos ingresos, y supone un crecimiento muy grande que debe ser soportado por nuestros sistemas”.
Cuando en la actividad de una empresa se refleja directamente en las personas, los sistemas de información y las tecnologías deben tener muy en cuenta esta realidad, además la evolución de los tratamientos médicos ha llevado a los responsables del centro médico a definir nuevas áreas de actuación.

Historia clínica electrónica y citación
2005 es el año elegido para llevar a cabo la migración de sistemas a la que antes se refería Jose Luis Fernández. Para ello han definido nuevas utilidades que debe cubrir el sistema. “Nos hemos dado cuenta que hay parte de nuestro trabajo diario ahora se han convertido en estratégico, por ejemplo todo lo que tiene que ver con la citación y atención a los pacientes, con admisión. Es muy importante contar con un buen sistema que nos permita automatizar toda esta parte” pero Fernández Caballero va más allá, “necesitamos también que sea una solución capaz de integrase plenamente con todos nuestros sistemas departamentales y entre ellos uno de los más críticos es el de farmacia, ya que todos los tratamientos están absolutamente personalizados. Además, ya contamos con un software que controla toda nuestra farmacia, los medicamentos y las sustancias que utilizamos para los tratamientos que deben estar controlados al milímetro, así como todo lo que se refiere a la gestión oncológica y dietética, pues la parte de alimentación es fundamental para el paciente oncológico”.
En la parte de gestión propia del hospital lo más crítico es el control de la facturación que desde el MD Anderson deben realizar a las aseguradoras, porque, además, cada una de ellas tiene su propio sistema de pagos y cobros “y es necesario controlarlo al máximo”.
Por todo esto, Fernández Caballero afirma que están estudiando con mucho detenimiento el mercado, buscando proveedores y soluciones que puedan hacer frente a toda esta situación. “entre todos los que hemos analizado tenemos una preselección de cuatro proveedores que cuentan con sistemas que se podrían ajustar a nuestras necesidades”. La decisión se tomará este año y el proveedor deberá probar su eficacia en los entornos sanitarios.

Conexiones vía satélite
Una parte bastante innovadora de la actividad de MD Anderson son las videoconferencias que realiza con su centro matriz en Houston, tanto para consultas de tratamiento como para el envío de imágenes. “Contamos con una red de 1 GB de fibra óptica que nos da el ancho de banda suficiente para la transmisión de imágenes, algo que es muy importante para nosotros pues continuamente estamos en comunicación con nuestro centro principal para consultar tratamientos, envío de resultados y pruebas desde nuestros departamentos de radiología, etc.”, comenta Fernández. Uno de los proyectos en marcha es la realización de videoconferencias formativas, no sólo con los propios médicos y el personal del MD Anderson, sino con la participación de otros centros y facultativos.
“En principio estamos utilizando Internet para esto –señala el responsable de sistemas del hospital–, pero tenemos una oferta muy interesante de establecer una conexión a t

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers