Gestión del riesgo: una asignatura pendiente de las entidades financieras

SAS y el Club de Gestión de Riesgos de España han presentado el estudio "Reconstruyendo la confianza: próximos pasos para la gestión del riesgo en servicios financieros", realizado por The Economist Intelligence Unit, del que se extrae que las entidades financieras han recuperado la confianza pero aun se mantienen las barreras para la gestión del riesgo.

Los bancos y compañías de seguros son cada vez más optimistas y han progresado mucho fortaleciendo su gestión del riesgo. Sin embargo, el cumplimiento regulatorio puede distraer la atención de los riesgos emergentes mientras la prevalencia de un enfoque basado en silos departamentales en numerosas organizaciones dificulta la gestión del riesgo a nivel de toda la organización. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen de la encuesta realizada a 346 altos directivos de gestión de riesgos del sector de servicios financieros de todo el mundo por The Economist Intelligence Unit para SAS. “La vuelta de la confianza es un buen dato, pero eso no significa que los problemas se hayan ido”, apunta Abhik Sen, managing editor, industry and management research de The Econimist Intelligence Unit. Y es que, “aunque de 2009 a 2010 la confianza ha mejorado, más de la mitad de los encuestados declaran tener interés por expandirse en mercados internacionales y muchos de ellos en mercados emergentes, con el mayor riesgo que conlleva”, señala.

Con un 75% de los encuestados que confían en el crecimiento de los ingresos y un 68% que son optimistas respecto a las perspectivas de rentabilidad, los niveles de confianza se han doblado desde el estudio realizado el año pasado. Pero la autocomplacencia es todavía un riesgo. Así, los encuestados citan la incertidumbre sobre la futura regulación como la principal barrera para la gestión efectiva del riesgo.

Aunque el 60% de los entrevistados tienen una clara estrategia de riesgos, muchos de ellos ven lagunas en la especialización en gestión de riesgos. Esto es especialmente cierto para los miembros del Consejo de Administración que necesitan suficiente información sobre riesgos para cuestionar a la dirección el nivel general de apetito de riesgo que imprimen en su gestión.

En definitiva, y según el estudio, aun queda mucho camino por recorrer en gestión del riesgo empresarial en los sectores asegurador y bancario. Así, sólo el 60% ha declarado que en su compañía hay una sólida estrategia de gestión de riesgos, y uno de los principales retos a los que se enfrentan es la calidad y la disponibilidad de los datos. Así, sólo el 39% cree que son lo suficientemente efectivos recopilando, almacenando y agregando datos. Para Alastair Sim, director de marketing global de EMEA, Global Risk de SAS, "nuestra compañía proporciona la capacidad de tomar mejores decisiones sobre riesgos en base a estos".

Papel del CRO

Uno de los jugadores cuyo papel está cobrando mayor importancia es el Chief Risk Officer (CRO) que, según Sim, “cada vez tiene mayor importancia dentro de la organización reportando directamente al CEO”. Así, el 65% de las entidades consultadas ya dispone de esta figura dentro de su organización y el 57% reporta directamente al comité de dirección.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes