España abandona la lista negra de los principales países emisores de spam

España pasa del noveno puesto al vigésimo cuarto debido al ascenso de las naciones asiáticas como mayores emisoras de spam. Reino Unido y Francia también se benefician de este fenómeno.

España abandona por primera vez en los últimos doce meses la lista negra, de los mayores países en cuanto a emisión de spam, según un informe presentado por Sophos y al que ha tenido acceso ComputerWorld. En ese mismo estudio, España llegó a ocupar la novena posición, cosechando un porcentaje del 2,8% del spam mundial durante el primer trimestre de 2011. En el nuevo informe se detalla un significativo descenso, con un porcentaje español del 0,85% del spam generado a nivel mundial, lo que la hace descender hasta el vigésimo cuarto puesto como nación emisora.

Asimismo, otros países vinculados tradicionalmente a esta desafortunada lista, como Reino Unido o Francia, han cedido también posiciones principalmente a naciones asiáticas. Esta tendencia ha propiciado el descenso conjunto de Europa como continente emisor, que en el último año ha pasado de generar un 33,1% del spam mundial a emitir un 21,4% del mismo.

Otro dato a tener en cuenta es que, si bien Estados Unidos continúa a la cabeza spam por países con un 11,3%, son las naciones asiáticas las que más han visto crecer su nivel de spam respecto al mismo periodo del año anterior. Corea del Sur ha ascendido cinco posiciones colocándose como el segundo país emisor (con un 9,6%), mientras que otras naciones vecinas como Indonesia, Pakistán, Taiwan y Vietnam han entrado a formar parte de la lista negra en este trimestre.

Spam y bots

La mayor parte del spam actual es distribuido por botnets o redes de bots, es decir, grupos de ordenadores denominados zombies que se hallan infectados y bajo el control de los spammers. Los usuarios corren el riesgo de formar parte de estas redes si dejan caducar sus antivirus o no realizan las actualizaciones o parches necesarios.

Los métodos más típicos de infección llegan al clickear en los links o al abrir los archivos adjuntos de los mensajes de correo basura. Pero el problema no sólo se limita al e-mail, sino que las redes sociales son cada vez más explotadas por los spammers para el envío de mensajes fraudulentos. Asimismo, las redes de bots son también usadas por los cibercriminales para el lanzamiento de ataques Distribuidos de Denegación de Servicio (DDoS), en los cuales miles de ordenadores zombies son utilizados para conectarse a sitios webs que se vuelven inaccesibles (sin servicio) por la sobrecarga de la red.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes