El índice de satisfacción global de SIMO 2001 cae un punto y medio respecto a la edición anterior

Parece que el clima de desconcierto y desconfianza en el que está sumido en sector de TI se ha contagiado en la presente edición de SIMO. Así lo reflejan los datos recabados por la encuesta que realiza cada año ComputerWorld entre los expositores presentes en la feria, que ha puesto de manifiesto un notable descenso –un punto y medio- en lo que se refiere a la satisfacción global que se ha situado con una puntuación de 6,4 lejos del notable alto (8,2) alcanzado el pasado año. Además, la calificación obtenida por la muestra en la presente edición constituye la más baja de las registradas en los últimos años.

En relación a estos datos, Santiago Quiroga, director general de SIMO, ha comentado a ComputerWorld que “una vez cerradas las puertas de SIMO 2001 la organización de la muestra está muy satisfecha con el resultado de la muestra”.
En la valoración de los expositores y junto a la opinión sobre la globalidad de la feria caen también, aunque en menor medida, las cuotas de satisfacción relativas a la organización del certamen y a los servicios por IFEMA. El 82% de los participantes manifiestan sentirse satisfechos este año con la organización (frente al 86% que lo estaban en 2000), mientras que el 72% se muestra complacido con los servicios ofrecidos por IFEMA (frente al 76% del pasado año). Estos índices reflejan la opinión media sobre la campaña promocional de SIMO 2001 que ha sido calificada como “aceptable” por el 66% de las compañías participantes.
Aunque la tónica general a la hora de valorar el evento ha sido “a la baja”, el 67% de los expositores ratifican su intención de tomar parte en la próxima convocatoria, la que tendrá lugar en el año 2002, un dato que se sitúa también por debajo de precedente edición en la que fueron el 71% los que aseguraron repetir. En cuanto a las razones que aducen las compañías para contratar espacio en SIMO, hay que señalar que se mantienen a la cabeza los siguientes aspectos: contactar con los clientes, reforzar la imagen de la empresa y presentar novedades. Finalmente, en lo que respecta a la calidad y cantidad del público asistente –la falta de profesionales ha sido uno de los puntos más criticados entre los corrillos del sector- hay que señalar que los expositores lo refrendan al otorgar a ambos aspectos con un simple seis. Esta ha sido otra de las puntuaciones que más han caído respecto a la pasada edición de SIMO, en la que la calidad del público asistente fue calificada con un ocho mientras que la cantidad lo era con un 7,9.


Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers