Amazon mejora la gestión de su base de datos en la nube

Los administradores serán capaces de controlar el rendimiento de su base de datos gracias al servicio RDS, aun en fase de prueba.

Gracias a esta mejora, los usuarios del servicio Web Service´s Relational Database (RDS) podrán manejarlo utilizando la consola de gestión gratis Amazon Web Services (AWS). De esta forma, los administradores podrán utilizar un asistente gráfico en sus navegadores para iniciar o modificar cualquier petición de la base de datos, según Amazon. Otra de las características es que incluye la capacidad de tomar una instantánea de la base de datos para archivarla o analizar la latencia o la capacidad de almacenamiento.
Además de RDS, la consola de AWS puede ser usada para gestionar EC2 (Elastic Compute Cloud) y CloudFront, el servicio de Amazon para la entrega de contenido, tanto de audio como de vídeo.
En el futuro, Amazon también quiere permitir la gestión de S3 (Simple Storage Service), para que los administradores sean capaces de crear y eliminar paquetes de almacenamiento, así como del servicio SimpleDB.
Amazon RDS está basado en MySQL 5.1 y aun está en modo beta.
Esta es la segunda vez en una semana que Amazon mejora su base de datos en la nube. El pasado 18 de mayo la compañía también anunció una nueva característica de alta disponibilidad llamada Multi-Availability Zone (Multi-AZ), que mejora la fiabilidad configurando de forma automática una copia del almacenamiento de la base de datos en diferentes sitios físicos desde el original en la nube de Amazon.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes